fbpx

Norte America

Alvaro Bernardo Gomez and his sons became illegal immigrants who made it to America
Nos dejaron a 50 metros de la ciudad mexicana de Río Bravo en la frontera con Estados Unidos. Tuvimos que pasar por en medio de una hacienda o plantación. Caminamos unos pasos y mi corazón se aceleró. Vimos una cerca de alambre de púas y saltamos sobre ella y nos metimos al río. El miedo me inundó. Mi piel se erizó y mis manos continuaron sudando. A los dos minutos y medio de cruzar la frontera, las autoridades de inmigración de Estados Unidos nos detuvieron.
Una selección de fotografías de personas y lugares interesantes del suroeste de Estados Unidos.