fbpx

Los nietos de mi hermana en Gaza pidieron ayuda, pero yo me sentí impotente: sus voces deben alzarse por encima de los sonidos ensordecedores de la guerra.

Las lágrimas corrieron por mi rostro cuando vi destruido el lugar donde viví y crecí. Desearía que estas escenas vinieran de lugares lejanos y desconocidos, en lugar de las calles por donde caminaba y la casa que tenía el aroma de mi familia.

  • 7 meses ago
  • noviembre 23, 2023
5 min read
Representative image courtesy of Representative image courtesy of Jakob Rubner on Unsplash.
Bienvenido a la sección de opinión de Orato World Media, donde publicamos artículos de personas influyentes y de todo el mundo sobre temas de actualidad y de interés para nuestros lectores. La publicación de hoy es de Iyad Aburok, director de cine y escritor noruego-palestino. Iyad tiene una licenciatura en dirección y actuación. Dirige la empresa Rok Art Production y ha presentado documentales que arrojan luz sobre el aspecto humano de las cuestiones políticas, como «Still Alive» sobre los prisioneros palestinos y «Death Boats» sobre la inmigración ilegal. Iyad también es novelista y escribió el libro «El oráculo noruego».

OSLO, Noruega ꟷ Observé los restos de mi tierra natal en Gaza desde mi habitación en Noruega temprano en la mañana, a las 6:00 a.m. Se sentía como ver a una querida amiga siendo destruida. Una llamada telefónica de mi hermano me dejó preocupado, y rápidamente me explicó: “Tenemos que salir de casa inmediatamente”. El aumento de los bombardeos en la Franja de Gaza lo puso a él y a su familia en peligro. Antes de que pudiera terminar de hablar, la llamada se cortó.

Poco después supe de mi hermana. Sus nietos me pidieron ayuda, pero yo no podía hacer nada. Hoy mi familia se enfrenta a una guerra que no tiene nada que ver con ellos y el peligro no hace más que aumentar. No tuvieron otra opción que abandonar el hogar que había pertenecido a nuestra familia durante generaciones. Se alejaron de todos los maravillosos recuerdos de su infancia. Cada rincón de aquel hogar susurraba historias inolvidables. Mi madre estaba muy orgullosa de esa pequeña casa, donde la alegría y la risa marcaban el amor que compartíamos.

Las llamadas telefónicas de mis hermanos en Gaza me ahogan en un océano de dolor.

Con los ojos pegados a la pantalla del televisor, me di cuenta de que la situación en Gaza había escalado hasta convertirse en una catástrofe devastadora y que las víctimas inocentes pagarían el precio máximo. Desde entonces, muchos momentos me rompieron el corazón. Las lágrimas corrieron por mi rostro cuando vi destruido el lugar donde viví y crecí. Desearía que estas escenas vinieran de lugares lejanos y desconocidos, en lugar de las calles por donde caminaba y la casa que tenía el aroma de mi familia.

La guerra en Gaza me ha robado el sentido del tiempo y espacio y, en cambio, me ha ahogado en un océano de dolor ilimitado. Me siento indefenso e incapacitado. Es como estar muerto y ver cómo mi vida se desarrolla ante mí. No creo que ni siquiera un productor de cine talentoso pudiera imaginar o crear una escena como ésta.

El sobrino de Iyad le envió esta fotografía desde el interior de Gaza cuando comenzaron los bombardeos en octubre de 2023. | Foto cortesía de Iyad Aburok

Si bien ahora rara vez puedo comunicarme con mis hermanos, la voz de mi hermana rebosa tristeza cuando hablamos. Ella transmite el miedo que se apodera de ella y, la tristeza que invade cada rincón de Gaza. Los cortes de energía dejan las calles a oscuras y la oscuridad se intensifica. Ella me dice que tiene miedo y no puedo hacer nada para protegerla. Cuando mi hermana mayor llamó, pude escuchar los gritos de sus nietos de fondo diciendo: “¡Tío, haz algo por nosotros! Somos inocentes”.

Sus palabras explotaron como bombas en mis oídos, plantando otro nivel de dolor en mi corazón. Estas niñas inocentes suplican misericordia a la humanidad. Cuando contacto a mi hermano, normalmente está trabajando como médico en un hospital. Las llamadas breves e interrumpidas sólo aumentan mi ansiedad y miedo. Él y sus colegas hacen todo lo posible para salvar vidas en medio de la escasez de suministros, mientras los cuerpos abandonados se vuelven demasiado familiares.

Palestinos e israelíes que aborrecen la violencia deben unirse

Un día, llegó la devastadora noticia de que mi primo y otros ocho familiares habían muerto en el bombardeo. Estas personas inocentes, que nunca hicieron nada hostil hacia nadie, perdieron la vida. Surgió en mí el temor de que en cualquier momento pudiera morir otro ser querido. Mi mente quedó sumida en un estado de terror. Todo lo que puedo hacer ahora es aferrarme a la esperanza de que Dios conceda a las personas la paciencia y la fuerza necesarias para superar estos inmensos desafíos.

Al ser testigo del efecto trágico de la guerra en personas inocentes a través de mi propia familia, me doy cuenta de la extrema necesidad de paz. La guerra presenta una oscuridad que se cierne sobre nuestras vidas. Desafortunadamente, su efecto devastador a menudo aumenta la división y la violencia. No debemos caer en el ciclo de la venganza. Se vuelve maligno e interminable, donde quienes lo persiguen deben cavar dos tumbas. En última instancia, el perdón contiene la clave de la vida.

Iyad desde su casa en Noruega, donde ha observado cómo se desarrolla el conflicto palestino-israelí. | Foto cortesía de Iyad Aburok

Creo que es a través de la búsqueda de la paz que podemos encontrar una solución justa, garantizando que tanto los ciudadanos palestinos como los israelíes puedan fomentar la cooperación y el entendimiento mutuo. Este doloroso conflicto puede transformarse en una oportunidad para construir relaciones basadas en el respeto. Creo que para lograr la tolerancia y eventualmente pasar página en este momento, tendremos que centrarnos en dos cosas: igualdad y justicia..

El proceso debe ser equilibrado: todos participan por igual para construir un futuro de coexistencia pacífica. Todos los palestinos e israelíes que aborrecen la violencia deberían unirse en protesta para reflejar nuestro sincero deseo de poner fin a esto y trabajar juntos. Nuestra solidaridad y exigencia de un alto el fuego y la entrega de ayuda humanitaria también deben continuar.

Mientras observo cómo continúa esta guerra, los gritos de los nietos de mis hermanas suplicando al mundo me recuerdan que debo rechazar la violencia. Suplican clemencia y sus voces deben alzarse por encima de los sonidos ensordecedores de la guerra.

Lea más historias y artículos de opinión sobre el conflicto palestino-israelí.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS