fbpx

Los chicos que nunca duermen

Los niños del monasterio/escuela budista de Sagaing Hill en Myanmar son diferentes a los demás.

Los niños del monasterio/escuela budista de Sagaing Hill en Myanmar son diferentes a los demás.

Muchos son enviados al monasterio para estudiar y tener una vida mejor. Reciben una educación budista y, una vez que crecen, pueden decidir convertirse en verdaderos monjes o monjas.

Una noche, me desperté a las 3:30 a.m. y noté que los niños dormían en el suelo del patio.

Estaban demasiado cansados ​​para irse a dormir en sus camas después de tanto jugar y correr afuera.

En el monasterio, los niños llevan una vida sencilla.

No tienen teléfonos inteligentes, ni videojuegos, ni playstation, ni WIFI.

Ellos hacen lo mejor que pueden. Si no tienen una pelota para jugar al fútbol, ​​hacen una.

Comparten un mismo espacio y comida sin pretensiones, sin peleas, sin imponerse al otro. Son pequeñas piezas de un mosaico más grande.

Como una gran familia, se protegen y se apoyan mutuamente, mientras la noche los cuida en silencio.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Chiara es fotógrafa, escritora y una incansable viajera. Chiara, proveniente de Sicilia, Italia, ha vivido en el extranjero durante los últimos seis años. Con experiencia en cine y en fotografía, actualmente está completando su maestría en marketing digital con el objetivo de convertirse en directora de arte.