fbpx
Students at the Mercedes Calderón school taking classes on land lent for the last 11 years
Students of the Mercedes Calderón school, in the new classroom, built with their own funds. The land was recently donated by the mayor of Santa Cruz de Yojoa.

Sacerdote inaugura escuela para niños pobres en zonas rurales de Honduras

Los primeros alumnos en unirse a nuestras clases se sentaron en sillas de metal que un sobrino donó. Los colocamos debajo de los árboles para dar sombra, y los niños los usaron como mesas, arrodillándose en el suelo.

Father Víctor Manuel Cortés Calderón started a school for poor children in Honduras
Interview Subject
Víctor Manuel Cortés Calderón, is a Honduran priest, born in Tegucigalpa. He is the son of teachers. Father Calderón founded the Mercedes Calderón school in honor of his mother who, in 1968, was declared a teacher in the Honduran capital.

In his life as an educator, he often supported poor children during the December and January vacations in his home, an action that had a deep impact on Victor. The Mercedes Calderón school was founded 11 years ago and has a team of 6 volunteer teachers.
Background Information
The Honduran educational system is one of the worst in Central America, with only 32 out of 100 students managing to finish primary school without repeating grades, according to United Nations statistics. Data from the Development Program of the United Nations Organization (UNDP) reveal that 51 percent of those enrolled finish primary school with an average of just over nine years.

The levels of school dropouts are increasingly higher. The most acute problem is that the basic educational system only covers 86.5 percent of those who are of school age, while the remaining 13.5 percent cannot access education.

SANTA CRUZ DE YOJOA, Honduras ꟷ Cuando escuché los nombres de los ganadores del primer lugar en las olimpiadas de matemáticas de mi municipio en junio de 2022, mi cuerpo se desbordó de alegría y gratitud.

Keinor, de sexto grado, y Cristy, de noveno grado, compitieron contra estudiantes de secundaria y me demostraron que mi trabajo como maestro voluntaria valía la pena. ¡Siempre supe que podían ganar!

Escuela rural en Honduras da oportunidad de aprender a niños pobres

Keinor y Cristy representan el fruto de mi esfuerzo como maestra voluntaria de la Escuela no gubernamental Mercedes Calderón . Cada uno de los que enseñamos tenemos un historial de dedicación y cuidado de los niños más desfavorecidos de nuestra comunidad. Enseñamos con amor.

El trabajo nunca resulta fácil, pero cuando la pandemia de COVID-19 nos obligó a ponernos en cuarentena, tuvimos que encontrar una manera para seguir impartiendo clases presenciales. Nuestros alumnos no poseían ningún dispositivo electrónico en casa ni una buena conexión a Internet.

No aguantaba quedarme encerrada viendo pasar los días mientras los niños no aprendían nada. Obtuve un permiso para continuar la enseñanza presencial, incluso en contra de la voluntad de las autoridades locales. Logramos concluir el 2020 y 2021 con 300 días de clases, de lunes a sábado, sin que ningún alumno o docente se enferme.

Siempre apasionado por la enseñanza, me interesé en desarrollar un centro educativo para ayudar a mi comunidad en Honduras. Miré los ejemplos del padre español José María Arizmendiarrieta y el sacerdote salesiano de San Salvador José María Morataya, quienes dejaron un legado en la educación. Me inspiraron a hacer algo en mi país.

Sacerdote hondureño sigue su misión y encuentra recursos

Aunque carecía de recursos, creo que Dios puso en mi camino a la maestra Ana Lourdes Enamorado. Ana nos prestó un terreno para la escuela y nuestro sueño tomó forma. Buscamos ayudar a niños pobres en Santa Cruz de Yojoa.

Cuando llegué al municipio no teníamos escritorios, libros, servicio de salud, ni un cerco en condiciones. Empezamos desde cero. Al principio atendíamos a unos 13 niños y poco a poco fue aumentando el número.

Estudiantes plantan semillas en la tierra de la escuela Mercedes Calderón | Foto cortesía del Padre Víctor Manuel Cortés Calderón

Los primeros alumnos en unirse a nuestras clases se sentaron en sillas de metal que un sobrino donó. Los colocamos debajo de los árboles para dar sombra, y los niños los usaron como mesas, arrodillándose en el suelo. Los niños estaban rodeados por un jardín botánico, con alrededor de 70 variedades de plantas.

Queríamos que nuestro centro educativo fuera productivo por lo que desde el primer año pusimos en marcha una pequeña granja avícola. Creció a medida que incorporamos conejos, cerdos, ovejas y una variedad de cultivos.

Queríamos que nuestro centro educativo fuera productivo por lo que desde el primer año pusimos en marcha una pequeña granja avícola. Creció a medida que incorporamos conejos, cerdos, ovejas y una variedad de cultivos.

Para nuestros alumnos, la finca es el motor de todo. Aprenden matemáticas, ciencias naturales, lenguaje y medio ambiente. Se enfocan en temas como el reciclaje, que nos permite vincular el estudio con el trabajo.

Todos los días, los equipos se encargan de limpiar los cubículos donde viven los animales y recolectar las cosechas. En Honduras, la educación está en crisis. Las personas de bajos ingresos tienen poco acceso, pero mostramos al mundo que los niños pobres que experimentan mejores condiciones pueden tener éxito.

Un ex alumno, Ryan Castro, tenía una madre nicaragüense y un padre hondureño. Sus padres decidieron mudarse a California. Cuando llegaron a América del Norte, el sistema escolar evaluó a Ryan en español, matemáticas e inglés. Descubrieron que su hijo podía ser matriculado en un centro con un mayor nivel de aprendizaje donde podría desarrollarse como un excelente estudiante.

Todos los días avanzamos para brindarles a los estudiantes como Ryan la educación de calidad que los niños necesitan. Nuestros esfuerzos prosperan, a pesar de que somos solo seis maestros voluntarios sin trabajadores humanitarios permanentes. Cada vez son más las personas que se suman a nuestra causa y recientemente, el alcalde del municipio donó otro terreno.

Hoy, sueño con ver a los niños aspirar a convertirse en médicos e ingenieros. Mi misión no es solo enseñar, sino guiarlos hacia un futuro mejor.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Honduran journalist with more than 12 years of experience in the media. A communication and advertising sciences graduate of the University of San Pedro Sulha, Xochilth has worked on different radio and television channels and taught at the university level. She currently collaborates as an editor of a digital newspaper.