fbpx

Un arqueólogo israelí desentierra el mayor complejo de escondites de la antigüedad en Galilea: se compara con los «refugios de la época de la revuelta».

Cientos de cuevas y cavernas -algunas naturales, otras excavadas en la roca y otras como refugios en acantilados- permitieron a los judíos esconderse de las legiones romanas. Reconstruimos la historia de un pueblo que una vez llamó hogar a este lugar. Protegía a la comunidad mientras los soldados luchaban fuera.

  • 2 meses ago
  • abril 27, 2024
7 min read
Professor Yinon Shivtiel of the Zefat Academic College in Israel recently discovered an underground labyrinth dug in preparation for the Bar Kokhba Revolt (132-136 C.E.) in Galilee. | Photo courtesy of Professor Yinon Shivtiel of the Zefat Academic College in Israel recently discovered an underground labyrinth dug in preparation for the Bar Kokhba Revolt (132-136 C.E.) in Galilee. Here are tunnels connecting eight chambers beneath the homes that open at the surface. | Photo courtesy of Yinon Shivtiel
Professor Yinon Shivtiel of the Zefat Academic College in Israel recently discovered an underground labyrinth dug in preparation for the Bar Kokhba Revolt (132-136 C.E.) in Galilee. | Photo courtesy of Yinon Shivtiel
Journalist’s Notes
Interview Subject
Professor Yinon Shivtiel of the Zefat Academic College in Israel recently unearthed an impressive underground labyrinth dug in preparation for the Bar Kokhba Revolt (132-136 C.E.) against the Roman Empire. Professor Shivteil was one of the excavation directors under the project conducted by the Israel Antiquities Authority (IAA).
Background Information
For the past few months, hundreds of students, soldiers and residents of Israel have been excavating Huqoq, an archaeological site situated near the Sea of Galilee. The excavations, conducted by the Israel Antiquities Authority (IAA), have revealed an impressive underground labyrinth dug in preparation for the Bar Kokhba Revolt (132–136 C.E.). This discovery ended a debate about whether the revolt reached Galilee or remained confined to Judea and central Israel. According to the Times of Israel, the complex is akin to ancient, revolt-era safe rooms.

HUQOQ, Israel ꟷ Como arqueólogo, a menudo me encuentro inmerso en las profundidades del tiempo, buscando historias de civilizaciones pasadas. Cada excavación se siente como un nuevo viaje a algo oculto donde conecto con el patrimonio de la humanidad. Una reciente excavación en un antiguo yacimiento arqueológico de Huqoq, enclavado en las profundidades de la tierra, me pareció extraordinaria.

Situado en una zona remota de Galilea, el lugar permaneció cubierto de misterio durante siglos. Las Autoridades de Antigüedades de Israel (IAA) organizaron las excavaciones. Esta vez, las ruinas que descubrimos dejaban entrever un complejo antaño próspero. Dirigí un equipo de cientos de estudiantes y civiles para excavar el yacimiento. Armados de curiosidad, descubrimos los secretos ocultos bajo el suelo.

Lea más artículos sobre Israel en Orato World Media.

Un arqueólogo retrocede en el tiempo y explora las ocho cámaras del complejo Huqoq

Después de haber formado parte de equipos de excavación en Galilea durante años, este proyecto me pareció especialmente especial. Cada vez que avanzábamos, encontrábamos algún indicio del pasado. Creíamos que lo que estábamos encontrando apuntaba no sólo a una comunidad viva, sino a algo con un enorme papel en la historia. Cientos de cuevas y cavernas permitían a los judíos esconderse de las legiones romanas. Algunas eran cuevas naturales. Otras estaban talladas en la roca o en las paredes de los acantilados.

Reconstruimos la historia de un pueblo que una vez llamó hogar a este lugar. Protegía a la comunidad mientras los soldados luchaban fuera. Descubierta hace medio siglo por un miembro del kibbutz Huqoq, sólo ahora se está excavando adecuadamente. A pesar de escudriñar durante años lugares ocultos de Israel y Galilea, este lugar me sorprendió. Resultó ser mucho más de lo esperado.

Leer historias del conflicto Israel-Gaza.

Tuve la sensación de viajar en el tiempo al pasar por cada cueva. Mientras avanzaba, imaginaba a toda la gente escondida y muriendo dentro. Los acantilados y los alrededores me transportaron siglos atrás. Sentí dolor y conmoción al ver cómo sobrevivía la gente en aquellos días. Me hace pensar en cómo los israelíes están hoy en guerra.

Descubrimos más de 83 complejos de ocultación. Muchos, si no todos, datan al parecer de la primera guerra judeo-romana, conocida como la Gran Revuelta. Esa guerra terminó en ignominia para los judíos en el año 70 E.C. Creo, basándome en mis estudios, que los rebeldes lanzaron ataques contra los romanos desde guaridas ocultas en Judea. Además, creo que 16 de los complejos de escondites galileos están relacionados con la rebelión de Bar-Kochba. En el complejo subterráneo de Huqoq, los túneles conectan ocho cámaras. Se asientan bajo viviendas que se abren a la superficie como una joya en una corona.

Descubrimiento arqueológico señalado como el complejo de escondites más extenso hasta la fecha en Galilea

Excavar a través de capas de tierra y sedimentos requiere paciencia y resistencia, y nos enfrentamos a desafíos. Mientras desarrollábamos nuestra resistencia física para trabajar en el interior del yacimiento durante horas con un calor abrasador, también teníamos cuidado de no dañar ningún objeto que encontráramos en la tierra. Nos arrastramos por el lugar cubiertos de arena por todas partes, sin perder de vista los detalles. Siguieron muchos momentos de frustración cuando el progreso se ralentizaba, apenas nos movíamos mientras descubríamos la historia.

A pesar de estos retos, la recompensa ha sido inmensa. Cada día surgían nuevos descubrimientos. Al cabo de unos meses, surgió el primer indicio de casas de acogida en el complejo. Descubrimos muros construidos a toda prisa. Siguiendo avanzando, encontramos contornos de habitaciones pequeñas y estrechas con techos bajos. Algunas de las paredes revelaban escrituras que se remontaban al año 132 d.C. Surgió un sentimiento de admiración por estas gentes, que vivieron antes que nosotros y se enfrentaron a tantas dificultades.

En un momento conmovedor, descubrimos un enterramiento con restos óseos. Los huesos ofrecían pistas sobre la vida de los individuos: su edad, su salud y quizá su personalidad. Todos estos impresionantes descubrimientos hicieron del complejo de escondites de Huqoq el más extenso de Galilea hasta la fecha.

Una casa de baños revelaba túneles y cámaras ocultas, para escapar de los soldados romanos

A principios de la época romana, Huqoq era una ciudad judía. Mantuvo su estatus tras las rebeliones frustradas. Los Talmuds, o textos sagrados de Jerusalén y Babilonia, mencionan a los sabios de Huqoq – Pinhas y Ezequías – después de que los romanos echaran a los judíos de Jerusalén y el centro de la cultura judía se trasladara a Galilea.

La datación procede de hallazgos como cerámica, un bonito anillo, un cuchillo y otros objetos. Cada habitación y lugar del complejo contaba una historia. Eran historias de familias acurrucadas por el miedo y comunidades que se unían para salvarse en medio del conflicto. Vemos pruebas de las luchas a las que se enfrentaron dentro de los muros. Los maderos carbonizados insinúan incendios, tal vez provocados por la violencia exterior. De gran importancia, encontramos los restos óseos de un individuo que pereció dentro de las casas de acogida. Sirvió como testimonio de la guerra y el crimen.

Uno de nuestros descubrimientos -una mikve o baño utilizado en los rituales judíos- apareció en perfecto estado. Tenía escaleras que bajaban de ella y cisternas de agua en forma de campana. Sin embargo, parecía que los judíos de Huqoq preferían la supervivencia a la purificación ritual. Convirtieron la mikve y las cisternas en un gigantesco escondite, haciendo túneles y cámaras en la roca madre. El complejo se encuentra a unos cinco metros bajo la superficie. Hicieron la entrada oculta usando la mikve.

En esencia, destruyeron el sistema público de agua. Sin embargo, las cámaras permitían permanecer allí durante largos periodos. Dentro encontramos lámparas, ollas y otras cosas. Cientos de platos rotos de barro y cristal yacían esparcidos. Los túneles, excavados con ángulos de 90 grados, dificultarían la labor de los soldados romanos, fuertemente armados, que perseguían a los rebeldes.

El poder de la arqueología, para descubrir verdades ocultas

En medio de la tragedia del complejo de escondites de Huqoq, vimos pruebas de resistencia y esperanza entre los miembros de la comunidad. En un rincón del lugar había un tosco altar de superficie lisa. Incluso en los tiempos más oscuros, el pueblo encontró consuelo en la fe y la comunidad. La humilde experiencia de rastrear la historia que se remonta siglos atrás y ver sus maravillas me hizo humilde.

Estar en el sitio era como vivir los momentos emotivos y horribles de la guerra. Garantizar que sus historias se cuenten en los años venideros es como honrar su memoria. Mientras recogía mis herramientas y me preparaba para dejar atrás el yacimiento, sentí un gran aprecio por el poder de la arqueología. Tantas verdades permanecen ocultas bajo la superficie en este mundo.

Las casas refugio que excavamos eran algo más que paredes derruidas y artefactos descoloridos. Representaban las historias de las personas que vivieron las horas más oscuras de la guerra. Ahora sólo puedo apreciar la resistencia y el espíritu de esos seres humanos, especialmente al ver hoy de nuevo a Israel en guerra y a miles de inocentes muriendo.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado