fbpx

Un oficial de la marina india sufre un atentado terrorista en Cachemira y desafía a la muerte

De repente, los dos terroristas salieron del establo. Los tenía en la mira. No podían verme, aunque me encontraba a menos de cinco metros. Disparé y les di. Ambos cayeron, pero uno de los terroristas tenía la mano en el gatillo. Cuando cayó, una bala se disparó directamente hacia mí. 

  • 2 meses ago
  • noviembre 26, 2022
5 min read
Captain Varun Singh was awarded the Shaurya Chakra Captain Varun Singh was awarded the Shaurya Chakra |
Interview Subject
Varun Singh, Commodore in the Indian Navy, participated in a deadly operation in Jammu and Kashmir in 2000. As a special force Marine Commando of the Indian Navy, his responsibility included blocking the infiltration of terrorists through the lake. During the operation, he was severely injured but managed to recover after two years of hospitalization. He was awarded the Shaurya Chakra for his act of valor.
Background Information
The Marine Commandos, abbreviated to MARCOS and officially called the Marine Commando Force, are the Special Operations Forces unit of the Indian Navy. The unit is responsible for conducting special operations. The MARCOS was founded in February 1987. Owing to the constant situation of unrest in Jammu and Kashmir, the MARCOS regularly undertakes specialized maritime operations in the state, specifically through the Jhelum River and Wular Lake.

JAMMU Y KASHMIR, India – Hace 22 años, estuve a punto de morir en combate. A pesar de tener 75 astillas en el costado derecho, un brazo hecho pedazos, el húmero derecho destrozado y una astilla en el corazón, de alguna manera, aguanté.

Desde niño soñaba con ser un comando y llevar el uniforme de camuflaje. Me sentía destinado a ser un soldado. El horóscopo de mi carta natal predecía que moriría en el agua. Como soldado y oficial de la marina india, mi padre aceptó mi destino y dijo: «Enfrentémonos al destino de frente».

Así lo hice y me alisté en la Marina india. La decisión cambió el curso de mi vida. En esa época, la India vivía continuos enfrentamientos militares con Pakistán, en los que yo participaba.

La mortal operación de la fuerza especial de la marina india en Cachemira

En el año 2000, siendo un joven oficial, acepté un puesto en la región del lago Wular, en Cachemira. Con un destacamento de comandos marinos (MARCOS) altamente capacitados, nos entrenamos para operar en un entorno marino. Como se nos permitía conservar la barba, en Cachemira se nos conocía como «Daadhi Wali Fauj» (los militares con barba). Nuestra misión principal era bloquear la infiltración de terroristas a través del lago a cualquier precio.

En mayo, recibí información de que tres terroristas de Al-Badr se habían refugiado en una casa de un pueblo llamado Puttishahi, cerca de Bandipora, en Jammu y Cachemira. Yo era entonces capitán y estaba desplegado en una misión para hacer frente al aumento de los intentos de infiltración desde Pakistán.

Fuimos al lugar. Tiré una granada en el segundo piso y luego en el primero. No pasó nada. Recibí órdenes de derribar todo el edificio con bombas RDX. Vi el cuerpo de un terrorista que colgaba de la parte trasera del edificio a través de un dispositivo que lanzamos en el edificio. Desde donde estaba sentado, podía ver dónde se escondían los terroristas.

Un equipo de jawans del ejército se unió a mí para la operación. Los mandos saltaron un muro de metro y medio en la parte trasera del edificio. Uno de ellos fue a comprobar el interior de un establo cuando oímos una ráfaga de balas. No sabíamos de dónde procedía el sonido, pero intentamos ponernos a cubierto al otro lado del muro.

El fatídico incidente que cambió todo

Derribamos a dos terroristas con granadas y bombas RDX. Mientras algunos mandos se pusieron a cubierto detrás del muro, yo cubrí a otros dos. Parecían aturdidos por los repentinos disparos y se habían quedado congelados. Me senté frente a los dos soldados y me negué a dejarlos. Eran mi responsabilidad; no podía dejarlos morir.

De repente, los dos terroristas salieron del establo. Los tenía en la mira. No podían verme, aunque me encontraba a menos de cinco metros. Disparé y les di. Ambos cayeron, pero uno de los terroristas tenía la mano en el gatillo. Cuando cayó, una bala se disparó directamente hacia mí. 

Comodoro Varun Singh con su esposa | Foto cortesía del Comodoro Varun Singh (Armada India)

La bala impactó en la granada colocada en el lado derecho de mi pecho. No explotó. En cambio, se astilló y me abrió el pecho. No podía levantar mi lado derecho. Levanté el fusil con la mano izquierda. Lo siguiente que recuerdo es que empecé a perder el conocimiento. Mi compañero de comando me levantó y me llevó al hospital del ejército en Srinagar.

El médico dijo que no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir, pero me negué a rendirme. Los médicos me abrieron el corazón y extrajeron la metralla alojada en su interior. Me operaron, realizando una lobectomía del lóbulo medio del pulmón. Me injertaron un hueso de la cadera izquierda para tratar las lesiones del húmero derecho. Mi mano quedó paralizada. Me quedan más de 75 esquirlas en el pecho y el brazo derecho.

Desafiar al destino luchando dos veces contra la muerte

Pasé dos años en un hospital para la rehabilitación y nunca me rompí hasta que mi hija de tres años vino por fin a verme al hospital. Me cantó: «Mi papá es el más fuerte». Las emociones se desbordaron y lloré por primera vez.

A pesar de enfrentarme a retos tan intensos, en 2018 me enfrenté a otra batalla. Los médicos me diagnosticaron cáncer. Aunque las balas no lograron matarme, la enfermedad comenzó a extenderse por mi cuerpo. Volví al hospital. Acabé venciendo al cáncer también y ahora, 22 años después de ser Comodoro de la Armada India, siento una intensa gratitud por mi familia y mis amigos.

En 2001, recibí el Shaurya Chakra, una condecoración militar india por su valor, acción valiente o abnegación. A través de mi formación y servicio a la nación, aprendí algo importante. Cuando uno lleva el uniforme, lleva un sentido del deber hacia la nación. Esta virtud, debes llevarla contigo.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡nunca Te Pierdas Una Historia!

tu semanario, primera persona Noticias.

Piense en ello como periodismo literario con un toque de no ficción creativa.

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES
ÚNETENOS

Relacionado