fbpx

Punto-Contrapunto Parte II: Un partidario de Biden habla de la acusación a Trump y de las elecciones presidenciales de 2024

Antes vivía en Arlington y trabajaba en Washington D.C. Tengo muchos amigos, conocidos y antiguos colegas que viven en el área metropolitana de la capital estadounidense. El día de la asunción de Donald Trump como presidente, algunas amigas mías tuvieron miedo de salir de casa. Trump había dicho cosas increíblemente vulgares sobre agarrar las partes íntimas de las mujeres. Cuando ganó la presidencia, la gente, envalentonada por su conducta, se reunió en la capital para su asunción.

  • 11 meses ago
  • agosto 19, 2023
8 min read
Photo courtesy of Manny Becerra on Unsplash Photo courtesy of Manny Becerra on Unsplash
Benjamin Keller Biden voter
Interview Subject
Benjamin Keller is a product manager working with secondary school world language programs, holding a Master of Arts from the University of Illinois Urbana-Champaign. He’s worked in various capacities in the publishing and educational technology industries for over 20 years. Respecting the challenge to be the change he wants to see in the world, in his personal life he focuses on reducing his carbon footprint and promoting the environmental and health benefits of permaculture in the hope of creating a more sustainable future.
Background Information
Former United States President Donald J. Trump currently faces 91 criminal charges in four jurisdictions including Georgia, Florida, New York, and the District of Columbia. The first indictment came in March 2023 in New York in which prosecutors allege Trump falsified business records to cover up hush money payments to pornographic film star Stormy Daniels. Three months later, in June, the federal indictment in Florida arose, pointing to Trump’s alleged mishandling of sensitive documents and a conspiracy to obstruct the government.

Two more indictments arose in August 2023. The first in the District of Columbia alleges Trump conspired to defraud the government and disenfranchise voters, and that he corruptly obstructed an official proceeding. Finally, in Georgia, Trump and 18 other individuals face criminal counts related to alleged attempts to overturn Joe Biden’s victory in the state. All of this looms as candidates, including former President Trump and current President Joe Biden, campaign for their party’s nomination for the 2024 presidential election.

SHENANDOAH VALLEY, Virginia ꟷ El día de las elecciones de 2020, desafié mi leve fobia a llamar a desconocidos y me inscribí en un banco de llamadas «Get Out The Vote» para la Presidencia de Estados Unidos. Me levanté una o dos horas antes, me senté en el despacho de mi casa y llamé a los números de la lista. Necesitaba contribuir de algún modo al resultado más allá de presentarme en las urnas y depositar mi voto. Cuanto más graves sean las consecuencias de la inacción, más nos debemos a nosotros mismos y a todos los demás el hacer algo.

Leer Punto-Contrapunto Parte I: Un partidario de Trump habla de la acusación y de las elecciones presidenciales de 2024

Probablemente volveré a hacerlo en 2024. Ese martes, después de hacer mis llamadas, seguramente estaré trabajando. Intentaré por todos los medios no prestar atención a nada hasta que se cierren las urnas. Sobre las 7:00 u 8:00 empezaré a sintonizar los resultados. La democracia es una cuestión de comunidad, y yo disfruto compartiendo la experiencia de la noche electoral con personas que piensan como yo, ganen o pierdan. Teniendo esto en cuenta, puede que organice una pequeña reunión electoral, como ya he hecho en el pasado.

La vulgaridad y la falta de moral hacen que muchos se sientan inseguros

Antes vivía en Arlington y trabajaba en Washington D.C. Tengo muchos amigos, conocidos y antiguos colegas que viven en el área metropolitana de la capital estadounidense. El día de la asunción de Donald Trump como presidente, algunas amigas mías tuvieron miedo de salir de casa. Trump había dicho cosas increíblemente vulgares sobre agarrar las partes íntimas de las mujeres. Cuando ganó la presidencia, la gente, envalentonada por su conducta, se reunió en la capital para su asunción.

Los problemas a los que nos enfrentamos hoy en Estados Unidos reflejan una simetría y una asimetría. La simetría es que el índice de aprobación de ningún político es ya muy alto, gane quien gane. Nuestro país se enfrenta desde hace décadas a problemas relacionados con la salud pública, la justicia racial, la economía y la equidad para las personas LGBTQ. Cuando el gobierno no puede intervenir de forma significativa para mejorar la vida de la gente, los ciudadanos se desilusionan.

La asimetría a la que se enfrenta Estados Unidos es la devoción personal y el apego que le muestran los seguidores de Trump. No existe en ninguna otra parte del espectro político. Cuando paso tiempo en comunidades online de tendencia izquierdista, rara vez alguien expresa amor o devoción por Biden. No veo a la gente llevando gorras de Biden y exhibiendo banderas de Biden en sus patios delanteros. Esa diferencia no se debe a que Trump sea más popular. Biden derrotó a Trump en el voto popular y electoral.

La diferencia es que algunas personas apoyarán a su hombre pase lo que pase. Trump tiene bloqueado al grupo de «pase lo que pase». El apego de la gente hacia él parece tener menos que ver con el sistema de valores que aportó al cargo de presidente y más con algún tipo de identificación personal. Les gusta su actitud. Les gusta que cabree a la gente a la que quieren cabrear, que tenga dinero y lleve un estilo de vida lujoso, y esperan compartirlo de alguna manera mostrando su lealtad.

Racismo, antisemitismo y violencia, y aun así crece la popularidad de Trump

Resulta que estaba de visita con gente cercana a mí cuando tuvo lugar la concentración supremacista blanca Unite the Right en Charlottesville en agosto de 2017, no muy lejos de nosotros. Aunque soy independiente de izquierdas, la mayoría de las personas con las que estaba ese día eran republicanas acérrimas. Cuando oímos las noticias sobre los disturbios, sentí conmoción e incredulidad.

[En la concentración participaron miembros de la alt-right, neoconfederados, neofascistas, nacionalistas blancos, neonazis, KIansmen y milicias de extrema derecha con el objetivo de unificar el movimiento nacionalista blanco estadounidense. Algunos coreaban consignas racistas y antisemitas y portaban armas. Durante la segunda jornada se produjeron enfrentamientos entre supremacistas blancos y manifestantes contrarios. El supremacista blanco James Alex Fields Jr. embistió deliberadamente con su coche a una multitud de manifestantes. Mató a uno e hirió a 35].

En las calles de Charlottesville, la gente coreaba: «Los judíos no nos reemplazarán». Sin embargo, Trump afirmó que había gente buena en ambos bandos. Lo que más me sorprendió fue que algunas de las personas con las que hablé negaban rotundamente que esto pudiera estar ocurriendo. Algún tiempo después me di cuenta de que algunas personas que dicen ser cristianas seguían apoyando a un presidente que envalentonaba el odio al no estar dispuesto a condenarlo. Los días y semanas posteriores a los disturbios fueron sobrecogedores a muchos niveles. Pensé: «Estás dispuesto a dejar que se salga con la suya porque es tu hombre. Es como si fuera tu equipo de fútbol. Es a vida o muerte para ti.»

Fuimos testigos de algo similar el 6 de enero de 2021, cuando Trump exhortó activamente a la gente a asaltar el Capitolio, y aun así el partido lo respalda. A menudo me pregunto: «¿Qué podría hacer este candidato para perder el apoyo de la gente que aún le respalda, después de todo lo que ha pasado? ¿Qué hacemos con el votante que no tiene línea roja?».

Todavía existen muchos caminos hacia unas elecciones no competitivas

El día de las elecciones de 2024, si se enfrentan Trump y Biden, mis sentimientos dependerán de los detalles. Ninguna ley que yo conozca impide a Trump presentarse a unas elecciones aunque sea condenado por los cargos de delito grave a los que se enfrenta actualmente. Sin embargo, recientemente he oído que algunos miembros de la Federalist Society, una organización conservadora, han declarado públicamente que Trump podría ser inelegible en virtud de las cláusulas de la 14ª Enmienda que prohíben presentarse a cualquiera que haya participado en una insurrección contra el gobierno.

[Trump currently faces 91 criminal charges in indictments across four jurisdictions.] Algunos estados indecisos podrían hacer que su nombre no fuera incluido en la papeleta electoral. Si eso ocurre, la noche de las elecciones, puede que no me esté mordiendo las uñas.

Por otro lado, si Trump es elegido de alguna manera en enero de 2025, creo que todos los que no son blancos, cristianos masculinos o aquellos que eligen proteger sufrirán. Los hombres blancos, heterosexuales y cisgénero como yo podemos permitirnos el lujo de ser racionales sobre lo que podría ocurrir. Eso no significa que no tenga miedo. A casi 15 meses de la jornada electoral, intento tener presente que aún existen muchos caminos para unas elecciones que no sean competitivas. Pero siento miedo por todas las personas de mi vida que podrían verse afectadas negativamente.

Para mí, estas elecciones tienen menos que ver con mis propias ansiedades que con las de las personas que me rodean, que probablemente sufrirán peor en un segundo mandato de Trump

Cuando oigo a los votantes de derechas decir que «los presidentes republicanos son buenos para la economía», sea cierto o no, me parece que su apoyo tiene más que ver con su propio bienestar financiero que con lo que es bueno para el país en su conjunto. ¿Quiero que mi plan 401(k) vaya lo suficientemente bien como para poder jubilarme cómodamente algún día? Por supuesto, pero también quiero un modelo sostenible para el futuro, para que a las generaciones que vengan después de la mía también les vaya bien.

Personalmente, no creo que las administraciones republicanas sean mejores para la economía que las demócratas, pero para mí también se trata menos de los márgenes de beneficio de las empresas individuales que de garantizar una prosperidad futura de la que todos puedan participar, y estaré encantado de votar a alguien que creo que tiene una visión para conseguirlo.

Lo más probable es que gente como yo siguiera en un segundo mandato de Trump. Claro, yo probablemente estaría peor de alguna manera como resultado de las políticas de Trump, pero ¿qué pasa con las personas que me importan que son mujeres, personas de color, LGBTQ+, judías? El peso de una presidencia llena de odio les afectará mucho más, y tienen motivos para estar aterrorizados. Y estoy aterrorizada por ellos.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado