fbpx
Doris Suárez lives at La Casa de la Paz in Bogotá, where she and other ex-combatants brew beer and work for peace.
Doris Suárez lives at La Casa de la Paz in

De tomar las armas a hacer cerveza: ex guerrillera apuesta por la paz en Colombia

Estuve presa durante el proceso de paz, y la verdad no lo creía posible. Pero hoy estoy convencida de que la paz es un ejercicio diario, que se construye día a día.

Doris Suárez
Interview Subject
Doris Suárez is perhaps the most visible face of La Trocha and was a member of the former FARC guerrilla for nearly 30 years, imprisoned for 14 of them.
Background Information
At the end of 2016, the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC), the oldest guerrilla group on the American continent, and the Colombian government of President Juan Manuel Santos signed the peace agreement that ended more than five decades of conflict between this insurgent group and the Colombian State.

The agreement aims to end the armed conflict and build a stable and lasting peace through six pillars: comprehensive rural reform; political participation; the end of the conflict; the solution to the illicit drug problem; the rights of victims; and the verification and implementation of the agreement. Reintegration of former FARC militants was also a priority.

However, implementation of the agreement has not been easy. One of the slogans of the current president, Iván Duque, and of his political party while campaigning for the presidency was “we will tear the peace agreement to shreds.”

To date, since the agreement was signed, more than 300 peace signatories have been assassinated. There are also serious delays and breaches regarding political participation and rural reform and reliance on the illegal drug trade.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: la siguiente entrevista contiene varios casos de blasfemias/lenguaje fuerte.

BOGOTÁ, COLOMBIA—Mi trayectoria en la guerrilla comenzó hace más de treinta años.

En ese entonces yo pertenecía a la Unión Patriótica (UP), el brazo político de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Nací en el departamento del Tolima, pero en ese momento vivía en Medellín. Como dice la canción, “no importa donde naces, ni donde mueres, sino donde luchas”, por eso me considero “Paisa” (nombre que se usa para referirse a la gente de esta zona del país).

Ya estaba trabajando clandestinamente con la guerrilla. Eran tiempos muy difíciles; paramilitares estaban asesinando a miles de miembros de la UP. Para mí, el colmo fue el asesinato de unos muchachos que pertenecían a la Juventud Comunista (JUCO). Ahí decidí irme al monte.

La vida en la guerrilla: mi llegada a las Farc

La vida en la guerrilla no fue fácil. Tuvimos que cargar pesados equipajes y soportar el frío, el sol y la lluvia, además del acoso del ejército contra el que combatimos. Aún así, fui feliz, hice lo que creía correcto y trabajé junto a personas que lucharon por los mismos ideales.

Pasé 15 años en el monte y 14 años en prisión, pero siempre los cuento como 29 años en la militancia, incluso cuando estaba en prisión, todavía era miembro de las FARC. En la guerrilla yo hacía de todo, yo era “todera”, o polifacética. Cumplí varios roles y viajé mucho. Creo que confiaban en mi.

De mi vida en la guerrilla, extraño la fraternidad, la camaradería; éramos una familia, o al menos así lo sentía yo. Me gustaba caminar por las montañas y hablar con los campesinos.

Los civiles nos querían. De lo contrario, no hubiéramos aguantado más de 50 años en medio del acoso militar. Como grupo las FARC cometimos errores y hemos pedido perdón por ciertos hechos de violencia. Sin embargo, estábamos en guerra y creo que la gente debería considerar esos actos en ese contexto.

La Trocha: hija del acuerdo de paz

Estuve presa durante el proceso de paz de 2012 a 2016, y la verdad que me importaba un carajo ese acuerdo. No pensé que fuera posible. Pero una vez que se firmó la paz, me convencí de que tenemos que arriesgarlo todo para que los acuerdos se puedan cumplir.

Los medios destacan que el acuerdo de paz solo beneficia a los desmovilizados y que es un acuerdo hecho por los ex guerrilleros, pero allí se plantean el 80% para reformas sociales y económicas.

La Trocha es un proyecto conformado por 10 excombatientes en proceso de reincorporación. Soy la única mujer. En 2019 iniciamos como corporación y hasta enero de 2020 recibimos dinero del Fondo de Paz.

Inicialmente planeábamos dedicarnos a hacer jabones y aceites esenciales. Sin embargo, un día recibimos una invitación para colaborar, por parte de productores de cerveza La Popular del municipio de Ubaté. Cambiamos nuestros jabones por cerveza en febrero de 2021, y hemos tenido mucho apoyo.

Esta es una construcción colectiva, no solo con los compañeros que son parte del proyecto sino también con la sociedad civil. Llegamos a esta casa con cuatro mesas y 16 sillas. Poco a poco hemos ido amueblando este espacio con la ayuda de grupos de artistas compañeros. Eso era lo que buscábamos: construir un espacio de reconciliación y reencuentro.

Quienes vienen aquí son personas convencidas de que simplemente no podemos volver a la guerra y que implementar el acuerdo de paz es el único camino a seguir.

Aquí no solo vendemos La Trocha. También apoyamos otros emprendimientos de compañeros y periódicamente organizamos mercados por la paz con productos elaborados por víctimas del conflicto.

Mirando hacia el futuro

La Casa de la Paz quiere convertirse en un referente y eventualmente adaptar una parte para un museo de  memorias de las FARC y también del paro nacional. Queremos dar a conocer todos los productos creados por excombatientes y víctimas de zonas remotas, y que la gente siga apropiándose de la casa y que siga viniendo, que no nos dejen solos.

Nuestra organización quiere gestionar las franquicias de cerveza, llevarlas a otras regiones y otros países. Queremos que nos abracen en lugar de matarnos.

Estoy convencida de que la paz es un ejercicio diario, construido día a día. La guerra es una hija de puta, y nunca podemos volver a ella.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Freelance journalist interested in investigative journalism, migration, armed conflict, political violence, peacebuilding, transitional justice, human rights and development. I have experience working in the field with communities affected by the armed conflict in Colombia, in the reconstruction of the memories of victims and survivors. Political scientist and doctor in Social Sciences. I live in Bogota.

marianadelgadobaron.com