Iliana Hernández está bajo arresto domiciliario por protestar contra el gobierno cubano.
Iliana Hernández está bajo arresto domiciliario por protestar contra el gobierno cubano.

Iliana Hernández, prisionera de la policía cubana

Lucho contra la dictadura para que mi pueblo sea libre.

Iliana Hernandez, who is on house arrest for protesting the Cuban government, is pictured waving a Cuban flag.
Interview Subject
Journalist Iliana Hernandez is a writer for the Cuban news website CiberCuba and is a known activist opposed to the communist regime governing Cuba.

Since gaining influence as a dissident and protester, the Cuban government has campaigned against her. In the past her home has been raided and she was charged with illegally possessing journalism equipment. She has been imprisoned and is currently under house arrest for the most recent protests.

Through her social networks, she denounces abuses of power and shines on a light on the sacrifices of the Cuban people. She became an influencer and has encouraged others to use the internet to share their suffering.
Background
Since December 3, 1976, the Communist Party of Cuba has governed with the appointment of Fidel Castro to power. He was in charge of the country for 32 years until the day of his death and was succeeded by Raúl Castro, his brother, and vice president, who continued his legacy for 10 more years. His term ended in 2018 when Miguel Diaz-Canel took command.

According to Amnesty International, three primary issues plague Cuba today. They are the dictatorship’s repression of dissent, limiting freedom of expression, and sanctions that limit food and medical supplies for the people.

The Committee to Protect Journalists reports Cuba in today’s top 10 list worldwide for “most censored countries.”

Human Rights Watch reports that the current regime in Cuba continues tactics of repression and commits human rights violations citing beatings, public shaming, travel restrictions, short-term detention, fines, online harassment, surveillance, and termination of employment. HRW outlines myriad examples. As of August 2020, there were likely 136 citizens being held as political prisoners, under house arrest, or being held for their beliefs in Cuba. That number has likely gone up throughout the Pandemic.

LA HABANA, Cuba – Soy una periodista que lucha contra la dictadura en Cuba para que mi pueblo sea libre. Como resultado, he estado encerrada en mi casa durante más de cuatro meses.

El gobierno cubano me puso bajo arresto domiciliario el 9 de abril. Los agentes de policía montan guardia afuera para que no pueda salir. Quieren impedir que asista a las manifestaciones que tienen lugar en La Habana.

No sé de qué tienen miedo. No tengo armas ni bombas. Todo lo que tengo es un teléfono y mi verdad. Eso les molesta, y es por eso que me mantienen así.

Estoy encerrada en mi casa sin juicio y ni cargos en mi contra.

El gobierno cubano reprime las voces de los influencers que hablan

En Cuba, el partido comunista ha gobernado durante 62 años. Siempre estuve en desacuerdo con el régimen, pero en 2011 me convertí en activista.

Desde hace tres años, el gobierno me ha marcado como objetivo. Al principio, no me dejaban salir del país. Luego, me encarcelaron durante más de 24 horas en un calabozo. Visitaban a mis parientes y les contaban mentiras sobre mí.

Como si fuera poco, durante mi arresto domiciliario, todos los días, sufro un constante acoso por parte de las fuerzas de seguridad. Manifestantes progubernamentales organizados seguidores del régimen se manifiestan en mi contra. Allí expresan su odio mediante amenazas a mí y a mi familia.

No soy la única que vive así. Otros activistas están pasando por lo mismo. La única fuente de libertad es nuestra conexión a Internet.

Desde mi casa, puedo contarle al mundo mi situación, conectarme con quienes quieren construir un país libre y denunciar los abusos perpetrados por la dictadura.

Los influencers que comparten la realidad en Cuba, empoderan a la gente para salir a la calle. Así es como cambiamos la forma en que vivimos. De esta manera, la gente se da cuenta de que no está sola, sino de que estamos más unidos que nunca.

El gobierno lo sabe y provoca apagones de Internet. Vivimos largas jornadas sin datos móviles y con señal intermitente. Cuando hay manifestaciones, cortan Internet por completo.

Durante esos momentos, todo lo que tenemos son lugares limitados con wi-fi. Sin Internet, estamos aislados del mundo.

La escasez de alimentos y medicamentos provoca protestas en la Habana

El pueblo cubano que vive en dictadura ya no puede tolerar esta forma de vida. He sido disidente durante mucho tiempo y ni siquiera yo esperaba que tanta gente se manifestara.

El pueblo cubano está saliendo a las calles a decir basta. Mientras protestan, el gobierno continúa reprimiéndolos.

Internet ayudó a las personas a abrir los ojos. Le permitió al pueblo ver cómo viven los líderes comunistas, mientras el pueblo cubano sufre de escasez. El pueblo vive con el comunismo, sumido en la esclavitud y la pobreza, mientras que la dictadura vive en el capitalismo salvaje.

Durante años, no hemos tenido acceso a los medicamentos que necesitamos en farmacias u hospitales. La dictadura cubana no gasta suficiente dinero en educación o salud, sin embargo, se jacta de eso ante el mundo.

Protestas en La Habana, Cuba, en julio de 2021 como resultado de la escasez de alimentos y medicamentos, cortes de electricidad y deterioro de las condiciones de vida. (Créditos: Wikipedia Commons)

En cambio, el dinero se gasta en patrullas y uniformes de policías. El salario promedio de un policía sin educación es de 12.600 pesos cubanos al mes ($ 524 USD).

Según Trading Economics, el salario mensual promedio en Cuba ronda los 1.050 pesos al mes o $ 43,75 USD. En 2020, el gobierno aumentó el salario mínimo de Cuba en 2,100 pesos o $ 87.50 USD por mes. Esto revela disparidades.

A través de Internet, podemos ver las mansiones del dictador, sus autos y sus fiestas. Se burlan del pueblo cubano, disfrutan del comunismo mientras los ciudadanos vivimos en la pobreza más absoluta. No podemos ni siquiera cubrir nuestras necesidades mínimas.

¿Cuánto tiempo tendremos que resistir mientras ellos vivan como millonarios? La gente también quiere vivir bien.

Algunos cubanos sueñan con la democracia y el fin del comunismo

Gente como yo queremos ayuda de instituciones internacionales y países vecinos para democratizar Cuba y librarnos de esta pesadilla que hemos soportado durante 62 años.

Ya no lo queremos. Lo que queremos es competir en igualdad frente a las urnas, hablar sin temor a represalias y ser libres. Queremos decidir nuestro futuro y participar libremente en la política de nuestro país.

No se trata de una cuestión ideología, es una cuestión de humanidad. Deseamos vivir en un país libre con dignidad. Es absurdo para nosotros que vivamos como lo hacemos como esclavos del sistema.

La solución más fácil para mí sería pedir asilo en otro lugar y tomar un avión para salir de Cuba, pero quiero quedarme y luchar. Quiero ser parte del cambio. Los cubanos merecemos vivir en democracia.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Natalia Medina is a journalist and producer who works in graphics and radio who is always looking for stories to tell.