fbpx
Cecilia Torres Mana sufrió abuso psicológico y sexual por parte de su expareja, el golfista Ángel "Pato" Cabrera.

Fui abusada por un golfista del PGA Tour y todavía tengo miedo

Cecilia Torres Mana era novia de Ángel Cabrera. Aunque él está en la cárcel, ella todavía vive con miedo.

Protagonista
Cecilia Torres Mana, de 36 años, era la novia de Ángel “Pato” Cabrera, famoso golfista de la PGA que ganó el Abierto de Estados Unidos y los Torneos Master. Mana sufrió abuso psicológico, físico y sexual a manos de Cabrera, lo que fue probado en un tribunal de justicia en Argentina.

Cabrera fue arrestado en Brasil y extraditado a Argentina donde fue juzgado, declarado culpable y sentenciado a dos años de prisión. Mana fue la primera en denunciar su abuso. Más tarde, se presentaron más víctimas.

Sentencia de 2 años de cárcel al golfista Cabrera por cargos de agresión | Servicio de noticias del juzgado
Contexto
Según un informe de 2020 de la Corte Suprema de Argentina, siete de las 24 provincias tenían una tasa de feminicidio directo por cada 100.000 mujeres en 2020 superior al promedio nacional, 1,09. La zona con cifras más alarmantes es Jujuy (2,82), seguida de Tucumán (2,10), Chaco (1,97); Salta (1,53), Misiones (1,43), Santa Fe (1,38) y Corrientes (1,23).

Del total de víctimas directas de feminicidio durante 2020, 5 tenían alguna discapacidad; 6 estaban embarazadas en el momento del evento; 20 eran migrantes internacionales; 10 eran migrantes interprovinciales; 13 se encontraban en situación de prostitución; 1 era lesbiana o bisexual; 2 eran indígenas o descendientes de pueblos indígenas o nativos; y 5 no tenían hogar.

Asimismo, al menos siete víctimas presentaron más de una condición de interseccionalidad: 1 víctima embarazada y en la calle; 4 víctimas migrantes internacionales y en situación de prostitución; 1 migrante internacional y sin hogar, y 1 víctima migrante interprovincial y lesbiana o bisexual.

“Cabe señalar que puede haber un subregistro en esta variable”, dice OM-CSJN en el informe.

En Argentina, la línea 144, una línea directa de 24 horas, brinda atención, contención y asesoría en situaciones de violencia de género.

El equipo es interdisciplinario y está integrado por profesionales del Derecho, Psicología, Trabajo Social y otras áreas afines, con formación y / o especialización en perspectiva de género.

Contemplan todos los tipos y modalidades de violencia descritas en la ley: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica, política, doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática y del espacio público.

Esta línea directa fue creada en 2013 para cumplir con los objetivos establecidos por la Ley 26.485, artículo 9.


Vías de comunicación:

Puedes comunicarte gratis las 24 horas los 365 días, llamando al 144, WhatsApp al 1127716463, mail a linea144@mingeneros.gob.ar, y descargando la aplicación.

CORDOBA, Argentina Mi ex novio Ángel Cabrera, ex golfista del PGA Tour que ganó el Abierto de Estados Unidos y los Torneos de Maestros, está tras las rejas hoy.

Mi nombre es Cecilia Torres Mana. Tengo 36 años y era novia de Cabrera.

Durante nuestra relación, abusó física, psicológica y sexualmente de mí.

En ese momento, me costaba hablar de lo que me estaba pasando. Al principio, evité denunciarlo porque él era famoso y a mi no me conocía nadie.

Lo que comenzó como una relación normal se convirtió rápidamente en sumisión física y psicológica.

[En julio de 2021, Ángel Cabrera fue condenado a dos años de prisión por agredir a Cecilia Torres Mana.]

Ángel Cabrera abusó y controló a su novia, incluso mientras él estaba de gira

Desde el inicio de nuestra relación, Ángel me llamaba constantemente preguntándome dónde estaba y qué estaba haciendo. A los meses de comenzar la relación, comenzaron los ataques, insultos y amenazas.

No podía ir ni al supermercado ni al gimnasio. Ángel siempre creía que estaba con otro hombre. Me seguía y sacaba mi celular. Cuando él viajaba, yo me quedaba en mi casa, y cuando él regresaba, yo debía ir a la suya. Rara vez estábamos separados al comienzo de la relación.

Ángel me prohibió ver a mi hermano, Cristian, porque le preocupaba que él me presentara a un amigo. Desde el momento en que conoció a mi familia, no me dejó volver a verlos. No podía visitar a mi mamá, que se estaba muriendo de cáncer, porque podría conocer a otra persona.

A veces, Ángel me hacía videollamadas cuando estaba de gira y yo tenía que mostrarle dónde estaba y con quién estaba. Comencé a sentirme muy ansiosa y asfixiada.

Me obligaba a hacer cosas muy pervertidas y me pegaba si me negaba. Si Ángel estaba con sus amigos en una reunión, tenía que estar en el dormitorio sin conexión a Internet. Era muy humillante.

Ángel llevaba una vida incompleta gracias a su entorno y sus gustos. Me obligaba a aceptar sus otras relaciones. Yo no tenía derecho a decir nada.

Cuando en la televisión mostraban casos de violencia familiar, él insultaba a las mujeres y decía que era culpa nuestra. Repetía que nuestro cuerpo les pertenecía a ellos. Cada vez estaba más asustada.

Ángel solía decir que nadie podía detenerlo y que si intentaban detenerlo, no volvería a Argentina. [Ángel Cabrera fue finalmente extraditado de Brasil a Argentina para ser juzgado].

Con el paso del tiempo, ponía mi celular en modo avión para que no entraran llamadas y mensajes. La gota que colmó el vaso fue cuando Ángel me golpeó justo antes de irme a trabajar.

Encerrada en un armario mientras acompañaba la gira de Ángel Cabrera.

Me dije a mí misma que no podía llegar al trabajo golpeada y que tenía que denunciarlo. Fue entonces cuando realmente comenzó el problema.

Acompañé a Ángel en una de sus giras. Después del partido, fuimos a Houston, TX, para un viaje. De regreso al hotel, Ángel me encerró en la habitación, tomó mis documentos y me hizo dormir en el armario.

Cuando se durmió, pude recuperar mi teléfono y mis papeles. Me fui y regresé a casa sola. Finalmente, me dije que ya era suficiente. Estaba decidida a poner fin a esta pesadilla.

Saqué mis cosas del hotel y escapé de regreso a Argentina en el primer vuelo internacional. Cuando Ángel se enteró de mi desaparición, amenazó a mi hermano para que le informara dónde estaba.

Todo este tiempo, estuve tomando vuelos privados para llegar a casa y estaba aterrorizada de que regresara. Mi hermano se negó a darle información y unos días después, le robaron a mi hermano en su casa. Mi familia y mi hijo también han sido víctimas.

Ángel siempre decía que si yo lo denunciaba, perjudicaría su carrera y me hablaba de todos los contactos políticos que tenía. Pero una tarde, tuve el valor de denunciarlo de todos modos.

Desde ese momento, vi una luz al final del túnel.

Los tribunales argentinos se pronunciaron; Ángel Cabrera, detenido en Brasil.

Durante los interrogatorios, un juez de instrucción en Argentina me preguntó por qué no me distanciaba de Ángel. Le expliqué que nos amenazó a mí y a mi familia.

Ángel Cabrera compitiendo en un torneo de golf en 2007| KweeSong Lim

Cuando nos separamos, me aterrorizó, así que no pude dejarlo. Temí por mi vida y la de mis familiares. Ángel dijo que yo le pertenecía a él o a nadie. No pensé que hubiera ninguna forma de deshacerme de su control.

En noviembre de 2020, la Justicia de Córdoba ratificó su orden de aprehensión tras rechazar el recurso interpuesto por los abogados defensores de Ángel. Finalmente, pensé, que lo iban a atrapar.

La tarde del 7 de julio de 2020, me llamó mi abogado. Me dijo que Ángel fue arrestado en Río de Janeiro, Brasil, mientras caminaba cerca de Leblon. La alegría que sentí fue indescriptible.

Por un tiempo, pareció que nunca lo detendrían. Por mucho que la gente denunciara a Ángel, seguía estando libre, viviendo su vida.

La sentencia fue increíble. No pensé que ese momento llegaría jamás; que el abuso se detendría y que el miedo que estaba experimentando llegaría a su fin.

Viví días difíciles en los que no podía descansar en paz; Días en los que mis nervios se me disparaban y constantemente estaba reviviendo el abuso, pero tenía que contar mi historia para que la pesadilla terminara.

Hoy siento paz y alivio, pero todavía tengo miedo. No puedo estar completamente libre o tranquila, sabiendo qué tipo de persona es y las amenazas que hizo.

Creo que mi familia y yo seguimos en riesgo.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.