fbpx
La primera foto que Florencia subió a su Instagram mostrándose tal cual es. Lo tituló 'Yo fuera del armario'. | Florencia Risso

Modelar la autoestima a través de diseños de ropa

En lugar de esconderme, me siento empoderada cada vez que presento una nueva colección.

Protagonista
Florencia Risso tiene 25 años y nació con una malformación congénita, por lo que le falta el antebrazo izquierdo. Durante mucho tiempo fue difícil aceptarse a sí misma. Estudió diseño de ropa y hoy tiene su propia marca.
Contexto
En Argentina, la historia de la moda contemporánea estuvo marcada por las oleadas migratorias del siglo XX y, más tarde, por los medios de comunicación.
Junto con Sao Paulo y la Ciudad de México, Buenos Aires es considerada una de las ciudades más de moda de América Latina.
En la actualidad, nace un nuevo movimiento; Las tendencias ahora guían la moda en Argentina para continuar la búsqueda cada vez más intensa de la originalidad. Después de una fuerte crisis y una economía globalizada, el salario no es suficiente; es necesario encontrar nuevas formas de progreso.
Así comienza el diseño independiente, por lo que pide pequeñas prendas únicas confeccionadas por profesionales de la moda o artistas al precio de cualquier marca reconocida.
Asimismo, marcas pioneras como El Poeta Celoso invaden el mercado con diseños de impresión bajo demanda de forma masiva, a través de catálogos para revendedores, y llegando a todo el país gracias a los nuevos medios de envío, comunicaciones y venta online, y las últimas novedades. tecnologías en impresión digital.
De esta forma, se convierten en los reyes de las vanguardias de la confección, colaborando con la evolución de la moda nacional.

Nací con una malformación congénita que me dejó sin el antebrazo izquierdo.

Crecí rodeada de estigmas, sintiéndome diferente a los demás, excluida de la sociedad.

Comprar ropa siempre fue un desafío. Quería hacer algo por personas como yo, para ayudarlos a sentirse más aceptados.

Mi amor y mi pasión por el diseño me llevaron al lanzamiento de mi negocio.

En lugar de esconderme, me siento empoderada cada vez que presento una nueva colección.

Durante mucho tiempo, oculté mi discapacidad.

Cuando me miraba al espejo, sólo podía ver la mitad de mi cuerpo. Ocultaba permanentemente mi brazo izquierdo.

En las redes sociales, no me animaba a publicar una foto mostrando mi discapacidad.

Si pudiera retroceder en el tiempo, todo sería diferente.

Mi autoestima estaba por el suelo

Comprar ropa siempre me resultaba difícil. No podía encontrar nada que se adaptara a mí, me incomodaba.

Quería hacer algo por personas como yo y ayudarlos a sentirse más aceptados en la sociedad.

Ropa como respuesta

Fue entonces cuando decidí empezar a estudiar diseño de indumentaria. Sentía que podía ayudar a las personas a través de la integración. A partir de ese momento, todo cambió.

Me costó hacer las prendas por falta de movilidad. Sin embargo, logré entregarlas.

Puede que me llevaran un poco más de tiempo que el resto, pero nada me impedirá seguir adelante.

Durante esos cinco años, nunca me sentí diferente al resto de mis compañeros.

En 2018, comencé a trabajar como vestuarista. Disfrutaba haciéndolo, pero era intermitente. Siempre fui una persona muy activa y mi sueño era ayudar a otros como yo.

Con la llegada de Covid-19, esta situación se agravó. Mis ingresos se habían desplomado. No llegaba a fin de mes.

Vi como mi único sueño en la vida iba muriendo poco a poco, y comencé a sentirme ansiosa.

Pandemia y nuevas oportunidades

Afortunadamente, mi amor y mi pasión por el diseño fueron más fuertes que la ansiedad.

Tomé la difícil decisión de comenzar mi negocio. Dediqué todo mi tiempo a crear una colección otoño-invierno.

Mis amigas fueron las primeras modelos en probar mi ropa.

Quería crear ropa similar a la que uso, con mi estilo.

Amigos y familiares me ayudaron mucho con la difusión de mi proyecto.

Empecé a producir algo diferente, algo único. Puse mucha pasión en mi sueño.

Afortunadamente, pude vender todas las prendas y eso me llevó a diseñar aún más opciones para la línea primavera-verano.

Momento de introspección

Pasé por un profundo proceso de introspección durante el aislamiento.

Me preguntaba por qué me castigaba tanto por ser físicamente diferente.

Una de las razones es que el mundo no reacciona bien ante las personas que no cumplen con los estándares de normalidad.

Me surgió una pregunta fundamental para entenderlo todo: ¿Qué significa ser aceptado? ¿Quién es ordinario?

Esas preguntas me ayudaron a dejar de castigarme.

Así nací

Nací de esa manera. Es algo que no pude elegir. ¿Cuál es el punto de castigarme por algo que no pude y no puedo controlar?

Lo que PUEDO hacer es desafiarme constantemente y mostrarle al mundo que las limitaciones no me condicionan.

Ahora me veo y me gusta lo que me devuelve el espejo.

Soy una mujer que se destaca por sortear cada una de las piedras que se interponen en su camino. No me importa tener una foto como todos los demás.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Tengo 30 años y soy de Argentina. Soy estudiante de Periodismo Deportivo en la UNLP. He sido árbitro de baloncesto durante 11 años. Periodista de De Taco.