fbpx

Después de empezar a obtener ingresos en Twitch lanzó una organización sin ánimo de lucro, entrega consolas de videojuegos a niños en hospitales

Los niños nos esperaban ansiosos en la puerta. Mi cuerpo temblaba al entrar en la habitación. Vi sus caritas mirarme con ojos muy expresivos mientras abría las cajas. Llevaban barbijos debido a los tratamientos de quimioterapia que estaban recibiendo. Los miré y les pregunté: «Entonces, ¿vamos a jugar?». Levantaron sus bracitos y respondieron tímidamente: «¡Sí!».

  • 8 meses ago
  • agosto 15, 2023
5 min read
After plunging back into video games during the Covid-19 lockdown, Miguel started generating income from his twitch streams. He decided to use the money to help others, and quickly began building consoles for sick children after getting involved with a children's hospital. The consoles go to children undergoing chemo so they can play during their treatments. After plunging back into video games during the Covid-19 lockdown, Miguel started generating income from his twitch streams. He decided to use the money to help others, and quickly began building consoles for sick children after getting involved with a children's hospital. The consoles go to children undergoing chemo so they can play during their treatments. | Photo courtesy of La Guardia's team
PROTAGONISTA
Miguel Martín Blanco nació en Argentina en 1985. Creció amando los videojuegos. Asistió a una escuela técnica donde estudió Ingeniería de Sistemas, Periodismo y, finalmente, se graduó como Técnico en Recreación y Tiempo Libre. Actualmente dirige una organización sin ánimo de lucro llamada La Guarida, en la que fabrica consolas portátiles que se donan a hospitales públicos para que jueguen los niños.
CONTEXTO
Durante los primeros años de vida, el juego es esencial para que los niños desarrollen sus habilidades motoras y de orientación espacial. Los juegos funcionales o de ejercicio facilitan el equilibrio y la fuerza, consolidando hitos motores como andar, saltar y correr. Los juegos manipulativos, por su parte, mejoran la coordinación mano-ojo y la motricidad fina, base para que los niños aprendan a escribir más adelante. También fomentan las habilidades sociales, estimulan las funciones cognitivas y facilitan el desarrollo emocional y la educación temprana.

BUENOS AIRES, Argentina – Cuando entregué la primera consola de videojuegos portátil que creé al hospital infantil local, quise visitarlo y entregársela yo mismo. Cuando entré en el sector de hemodiálisis pediátrica, el personal me hizo ponerme un traje completo. Me sentía como un astronauta. Cuando vi a los niños, me invadió una profunda tristeza. Mantuve la compostura, a pesar de las ganas de llorar. Me sentía como un astronauta.

Sin embargo, al mismo tiempo, parecían estar llenos de felicidad. Quería ayudarles en todo lo que pudiera. Nos acercamos a uno de los sillones de diálisis mientras el médico realiza un tratamiento a un joven. Le entregué la caja. Al principio no entendía lo que era, pero en cuanto se encendió la pantalla, se le iluminó la cara de alegría. Dejó escapar un grito de emoción mientras inspeccionaba el aparato. La consola tiene dos joysticks para que puedas jugar en pareja. Ver a los niños sumergirse en los juegos me pareció increíble, y mi organización sin ánimo de lucro La Guarida tomó vuelo.

Lee más historias sobre visionarios como Miguel en Orato World Media.

Solo y aislado durante la pandemia, volví a mi afición infantil por los videojuegos.

Cuando se produjo la pandemia de COVID-19 y el mundo entró en cuarentena, el aislamiento se hizo insoportable. Para distraerme, me sumergí en los videojuegos. Cada noche, me sentaba en mi escritorio, inmerso en un mundo de color y emoción. Siempre me apasionaron los videojuegos y soñaba con trabajar en el sector. Así que abrí un canal en la popular plataforma Twitch y emitía en directo mientras jugaba a mis juegos.

Al principio no tenía espectadores, pero poco a poco se fue formando una pequeña comunidad. Empecé a invertir más horas en el streaming y trabajé para mejorar la calidad. Resultaba reconfortante tener gente con la que relacionarse durante el encierro. Con el tiempo, empecé a generar ingresos a través de mis contenidos. Nunca tuve la intención de ganar dinero haciendo esto y traté de pensar en maneras de gastarlo sabiamente.

Ver a familias de mi zona durmiendo a la intemperie con niños pequeños en refugios empobrecidos me rompió el corazón. Así que compré muchos alimentos y cociné comidas para entregárselas. Cuando llegué allí, miré a los ojos de los niños y sentí su inocencia y su tristeza. Mientras estrechaba las manos de sus padres, una pesadez se instaló en mi pecho. Me dieron las gracias por la comida, pero yo sabía que mi pequeño gesto no cambiaba la realidad en la que vivían. Cuando me alejé, la imagen de las familias se quedó conmigo, y la desesperación se apoderó de mí. Necesitaba hacer más.

Empecé a trabajar con hospitales infantiles

Un día conocí a gente de El Otro me Importa, una ONG que trabaja con niños enfermos de cáncer. Gestionaron un proyecto en el que donaron consolas de videojuegos a niños hospitalizados. Sin embargo, muchas veces el proceso de conectar el monitor a la televisión del hospital resultaba difícil. Quería encontrar una forma de que tuvieran acceso a los videojuegos sin necesidad de todo este equipo adicional.

Inmediatamente me puse a trabajar en algunos prototipos y creé la primera consola portátil de La Guarida. Tardé dos meses y medio en crear el prototipo final. Una vez que la tuve, encontramos un hospital infantil y les dimos la consola. Les gustó tanto que rápidamente decidieron que podría ser útil en el sector de la hemodiálisis.

Las consolas se instalan en secciones del hospital donde los niños reciben tratamiento. | Foto cortesía del equipo de La Guardia

Durante los tratamientos de hemodiálisis, el paciente permanece conectado a una máquina entre cinco y seis horas, permaneciendo sedentario. Los juegos les permitieron mantenerse ocupados y disfrutar del proceso. Los niños pueden sentarse y jugar solos o con la persona que esté en la silla de al lado. Crea un vínculo increíblemente fuerte a través del juego que parece renovarlos. Es como si entraran en otro mundo.

Descubrir la magia del juego mientras afrontan los retos más difíciles de sus vidas.

Poco después de entregar la primera consola, mi equipo y yo volvimos al hospital. Esta vez trajimos más consolas y las entregamos en la sección de oncología pediátrica. Los niños nos esperaban ansiosos en la puerta.

Mi cuerpo se estremeció al entrar en la habitación. Vi sus caritas mirarme con ojos muy expresivos mientras abría las cajas. Llevaban barbijos debido a los tratamientos de quimioterapia a los que se estaban sometiendo. Les miré y les pregunté: «Entonces, ¿vamos a jugar?».

Levantaron sus bracitos y respondieron tímidamente: «¡Sí!». Les di un joystick a cada uno y encendí las consolas. En cuanto oyeron la música de introducción del videojuego, empezaron a reírse. Sus ojos se llenaron de asombro.

Miguel instala él mismo las consolas para que los niños jueguen con ellas. | Foto cortesía del equipo de La Guardia

Todo parecía mágico y, por un momento, todos nos olvidamos de dónde estábamos. Los videojuegos me ayudaron a superar momentos muy duros de mi vida. Significan mucho para mí. Poder dárselo a un niño es increíble.

Me siento inmensamente agradecida cuando conozco a los niños en los hospitales y veo cómo se relacionan entre sí. Para mí, el simple hecho de jugar cura muchas cosas. El juego es a menudo la primera forma en que nos relacionamos realmente con la sociedad. Jugar es ser libre.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado