fbpx

¿El mayor contaminante plástico del mundo? No, botellas de agua no. Colillas de cigarrillos.

Durante un estudio nocturno en voz baja, surgió una revelación. En una placa de Petri, los hongos se daban un festín de acetato de celulosa, el tenaz corazón plástico de las colillas, con un hambre casi palpable. La visión me produjo escalofríos, como una danza microscópica de la naturaleza reclamando su espacio.

  • 5 meses ago
  • octubre 12, 2023
7 min read
Cigarette butts represent the largest plastic pollutant in the world and seep tons of toxic chemicals into the earth. | Photo courtesy of Pawel Czerwinski on Unsplash Cigarette butts represent the largest plastic pollutant in the world and seep tons of toxic chemicals into the earth. | Photo courtesy of Pawel Czerwinski on Unsplash
Interview subject
Julia Inés Fariña, hailing from the vibrant province of Tucumán in Argentina, serves as the esteemed leader of the Mycodiversity and Micoprospecting group at Proimi, CONICET. Holding a Ph.D. in Biochemistry, Dr. Fariña’s expertise and passion position her at the forefront of her field, shedding light on the untapped potential of fungi and their diverse applications.
background information

Cigarette butts, the world’s most discarded waste, contribute to a staggering 766.6 million kilograms of toxic microplastic pollution annually, as highlighted in a recent study. In response, the United Nations and the World Health Organization’s Framework Convention on Tobacco Control are launching a social media campaign, backed by the 63-country-strong Clean Seas coalition, to address the environmental and health threats posed by these pollutants. The plastic filters alone can take more than a decade to fully decompose. According to the Truth Initiative, in the U.S. alone, butts make up more than three quarters of a million metric tons of litter annually.

TUCUMÁN, Argentina – Desde playas arenosas hasta bulliciosos parques y serenos senderos de montaña, escenas inquietantes llamaron mi atención allá donde miré. Las colillas desechadas manchaban todos los paisajes. Estos invasores silenciosos merodeaban con su larga vida y me estremecí al pensar en la cantidad de toxinas que se infiltraban en el suelo.

En medio de la belleza de la naturaleza, la dura luz del sol revelaba una fea verdad. El tiempo y la humedad descompondrían las colillas, pero su descomposición tiene un coste. Las colillas liberarían un popurrí de sustancias químicas nocivas, amenazando así los ecosistemas que amo.

Ante este reto, sentí una oleada de determinación. Como investigadora, sabía que tenía que encontrar una solución natural, así que recurrí al potencial de los hongos, guerreros de la naturaleza, para hacer frente a la omnipresente contaminación de las colillas.

Lea más artículos sobre medio ambiente en Orato World Media

Se enciende la chispa: ¿pueden los hongos ayudarnos a combatir la contaminación por cigarrillos?

Durante la celebración del Día del Medio Ambiente en Tucumán, la emoción llenó el aire. Los puestos mostraban innovaciones ecológicas y todo el mundo hablaba de la naturaleza. Caminando con mi hija, una licenciada en química que ganó un premio del CONICET, sentimos un amor compartido por nuestro planeta.

Nos encontramos con un grupo de personas que se quedaron mirando los montones de colillas. “¿Qué se puede hacer al respecto?”, preguntaron. Su pregunta dio en el clavo. La diversidad del paisaje argentino -desde densos bosques hasta colinas abiertas- ofrecía pistas para encontrar una solución.

Después de ver lo que pueden hacer los hongos, me quedé asombrada por su poder y se me ocurrió una idea. Esta idea encajaba perfectamente con mi deseo de marcar la diferencia en favor del medio ambiente y, sin duda, conllevaba la apasionante posibilidad de innovar.

Retirándonos a nuestro laboratorio, santuario de la ciencia, mi entregado equipo y yo nos embarcamos en un viaje exploratorio por el intrincado mundo de los hongos.

La región de Yungas, con su exuberante selva subtropical de montaña, prometía ser un reservorio de candidatos a hongos. Mientras aislábamos cada espécimen de hongo, me imaginaba a estos hongos bajo los árboles de los Yungas, neutralizando incansablemente los contaminantes. En este sueño, actuaban como eco-guerreros, reclamando la tierra y tejiendo un futuro mejor. Con cada prueba, aumentaba la esperanza.

Los hongos ofrecen un avance revolucionario contra la contaminación por colillas de cigarrillos

En nuestro luminoso laboratorio, nos embarcamos en un proceso de selección en el que colocamos los hongos bajo el microscopio. Conteniendo la respiración, buscamos respuestas. ¿Podría alguno de estos hongos producir la molécula mágica capaz de degradar las colillas? El aire, cargado de expectativas, parecía contener el tiempo.

Nuestros resultados destacaron un grupo selecto de hongos. Demostraron no sólo su habilidad para descomponer complejos compuestos de cigarrillos, sino también una asombrosa resistencia a los metales. Cada descubrimiento parecía un triunfo personal, como si estuviéramos descifrando un lenguaje misterioso escrito por la naturaleza.

Las semanas se convirtieron en un borrón de intensa concentración y dedicación. Entonces, durante un estudio nocturno en voz baja, surgió una revelación. En una placa de Petri, los hongos se dieron un festín de acetato de celulosa, el tenaz corazón plástico de las colillas, con un hambre casi palpable.

Sentí escalofríos al contemplar la microscópica danza de la naturaleza reclamando su espacio. Una ovación colectiva estalló en el laboratorio cuando nuestro equipo olvidó por un momento su agotamiento colectivo. Después de todo, nos enfrentábamos a un avance monumental. Aun así, sabíamos que trasladar este milagro del laboratorio al vasto mundo exterior sería todo un reto.

La contaminación por cigarrillos exige actuar, la pasión sigue siendo nuestro motor

Abordar el problema de la contaminación por cigarrillos exige una actuación estratégica. Las colillas de cigarrillos deben separarse del medio ambiente en su lugar de origen, no arrancarse una a una de los basureros en expansión. Por ello, se necesitan lugares de eliminación específicos que garanticen el aislamiento de los residuos del medio ambiente. Mientras están almacenados, su potencial para dañar los ecosistemas disminuye, pero también debemos decidir su destino final.

Reflexionando sobre estos retos, mi fuerza motriz sigue estando siempre clara. Me aferro a mi pasión por hacer que nuestro medio ambiente sea más limpio y seguro frente a este tipo de contaminación. Mi amor constante por este proyecto marca el rumbo y, posteriormente, cada obstáculo se convierte en un valioso punto de aprendizaje.

Las colillas de cigarrillos -de las que no se suele hablar- representan un asesino silencioso en el medio ambiente que tarda hasta una década o más en degradarse completamente mientras libera sustancias químicas tóxicas. | Foto cortesía de Julia Inés Fariña

Recuerdo vívidamente a mi yo más joven, con los ojos encendidos de ambición, queriendo hacer contribuciones impactantes al mundo; no enterradas en jerga técnica o confinadas en papeles. Quiero mostrar al mundo que la ciencia puede entrelazarse con nuestra vida cotidiana, dejando una huella indeleble.

En el laboratorio, cada día parece una aventura, que amplía mi perspectiva científica del mundo que me rodea y profundiza mi comprensión de la intrincada naturaleza de la Tierra. Cuando entro en el laboratorio siento la misma emoción que un niño al entrar en un parque de diversiones lleno de posibilidades de descubrimientos interminables. Cada interacción con los compañeros y la naturaleza amplifica mi convicción de que estoy exactamente donde tengo que estar.

Actualización en el momento de la publicación del artículo

Desde el inicio del proyecto en 2019, hemos logrado una biorremediación a escala de laboratorio capaz de tratar hasta seis litros de colillas. Identificamos dos hongos autóctonos prometedores y otros tres que podrían mejorar futuras fases del proyecto.

Actualmente, estamos produciendo inóculos para los hongos seleccionados en biorreactores. Como parte del proceso, estos inóculos se enfrentan a las colillas para su descontaminación. El resultado previsto es la mineralización del carbono orgánico del cigarrillo en dióxido de carbono y la bioacumulación de metales pesados en la biomasa fúngica. Esta estrategia tiene por objeto confinar los contaminantes para reducir la contaminación ulterior.

Todas estas etapas se han llevado a cabo en PROIMI-CONICET en Tucumán, Argentina; y se están realizando esfuerzos de colaboración con el equipo de CINDEFI-CONICET y la UNLP en La Plata para probar y escalar el proceso para mayores volúmenes. Esta ampliación pretende analizar su potencial de aplicación en el mundo real y explorar la viabilidad química, biológica, toxicológica, medioambiental y operativa del proyecto.

La difusión de nuestros resultados en plataformas académicas, sanitarias y medioambientales ha suscitado la atención de diversas partes interesadas, como organizaciones no gubernamentales, universidades y el sector privado. Ante el creciente interés mundial por estrategias de biorremediación ecológicas como la nuestra, hemos recibido numerosas consultas y ofertas de apoyo.

Si se incrementa con financiación gubernamental y del sector privado, creemos que nuestro proyecto podría acercarse a una aplicación exitosa a gran escala. El gran volumen de este contaminante supone un reto. Sin embargo, nuestro planteamiento promete una solución eficaz y respetuosa con el medio ambiente.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado