fbpx

Se encuentra entre los pingüinos y rompe barreras para los autistas: National Geographic se fijó en él

Lo primero que vi fue un pingüino sentado sobre un hermoso huevo en su nido. Me sentí desbordado de felicidad y asombro mientras entablaba conversación con los pingüinos, imitando sus sonidos y recibiendo respuestas. Al poco tiempo, toda la colonia de 600.000 pingüinos de Magallanes me rodeó. Estaba en el centro de todo: un sueño hecho realidad.

  • 10 meses ago
  • mayo 3, 2023
7 min read
INTERVIEW SUBJECT
Antonio Ripoll, 23, was born in Montevideo, Uruguay, where he currently lives. He is a Natural Resources Conservation Technician and a Park Ranger. He is currently dedicated to the dissemination of nature-related content on social networks and audiovisual platforms. His project Bichero was picked up by National Geographic. Antonio is an autistic person and his work reflects his desire to break down barriers and create a more inclusive world.
BACKGROUND INFORMATION
The Autism Self-Advocacy Network is a 501(c)(3) nonprofit organization run by and for autistic people. Organizations like this are critical because they present work from autistic people, rather than neurotypical people speaking on their behalf. According to ASAN, “Autism is a developmental disability that affects how we experience the world around us. Autistic people are an important part of the world. Autism is a normal part of life, and makes us who we are.” ASAN continues, “There is no one way to be autistic. Some autistic people can speak, and some autistic people need to communicate in other ways. Some autistic people also have intellectual disabilities, and some autistic people don’t. Some autistic people need a lot of help in their day-to-day lives, and some autistic people only need a little help. All of these people are autistic, because there is no right or wrong way to be autistic. All of us experience autism differently, but we all contribute to the world in meaningful ways. We all deserve understanding and acceptance.” 

MONTEVIDEO, Uruguay – Mi pasión por los animales significa todo para mí. Estas criaturas me salvaron la vida y me dieron un sentido de propósito. Durante la pandemia, perseguí un proyecto centrado en la vida salvaje y la diversidad humana. Puse en marcha la serie documental Bichero, recogida por National Geographic y emitida para familias, especialmente las que tienen seres queridos en el espectro autista. Es como un sueño hecho realidad.

Siempre he tenido un fuerte deseo de compartir mis conocimientos y educar a los demás en lo que se refiere al universo animal. Mi fascinación por las diversas especies y sus hábitats me convirtió en un experto en la materia.

Lee más historias de Uruguay en Orato World Media

Crecí rodeado de acosadores y los animales eran mi refugio

De chico, la gente se burlaba a menudo de mí, pero yo me sentía reconfortado con los animales. Rápidamente se convirtieron en una vía de escape para mí. Sabía que quería seguir una carrera en biología o zoología, pero debido al trauma que sufrí por el acoso escolar, no seguí mi educación a través de los sistemas de aprendizaje tradicionales. En su lugar, me centré en mi segundo sueño, ser narrador y presentar documentales sobre animales.

Desde muy joven me sentí atraído por el reino animal, intrigado por La marcha de los pingüinos, narrada por Morgan Freeman. Me enamoré de la diversidad de especies, como aves, reptiles, anfibios, peces y vertebrados en general. Mi pasión por los animales me ayudó a encontrar mi voz.

Aunque pertenezco al espectro autista, no me defino únicamente por esa etiqueta. Aunque sigue formando parte de mí, creo que todos somos víctimas de un sistema que sigue siendo monocultural, diseñado para un solo tipo de ser humano. Persiguiendo mi pasión por los animales y compartiendo mis conocimientos con los demás, espero derribar estas barreras y crear un mundo más inclusivo y diverso.

Para los capítulos del proyecto en los que participé, filmamos en Argentina, Uruguay y Costa Rica. Por el camino, exploré la belleza de la naturaleza y sus fascinantes criaturas. La experiencia fue increíble. Me despertaba cada mañana y descubría nuevos sonidos y colores. Todo lo que vi quedó grabado en mi cerebro para siempre, y me siento muy afortunado.

Al levantar la vista, me di cuenta de que estaba en el corazón de una colonia de pingüinos de Magallanes.

Uno de los momentos más inolvidables de mi vida ocurrió el día que filmamos pingüinos. Llevaba casi dos décadas soñando con ver una colonia de pingüinos en su hábitat natural. El equipo planeó una estrategia sorpresa para captar ante la cámara mi reacción sin escenificar. Me vendaron los ojos y me guiaron 100 metros hasta llegar al lugar. Oí sonidos desconocidos y el olor del entorno cambió. Cuando me quitaron la venda, me encontré en un claro y, mientras caminaba, las cámaras empezaron a rodar. Lo primero que vi fue un pingüino sentado sobre un hermoso huevo en su nido.

Me sentí desbordado de felicidad y asombro al entablar conversación con los pingüinos, imitando sus sonidos y recibiendo respuestas. Al poco tiempo, toda la colonia de 600.000 pingüinos de Magallanes me rodeó. Estaba en el centro de todo: un sueño hecho realidad.

En otra ocasión, estudiamos los elefantes marinos de la península de Valdez. Nuestro equipo estaba en la playa, observando a las focas mientras tomaban el sol y jugaban en el agua. De repente, de la nada, una enorme orca se lanzó hacia delante y atacó a una foca, mordiéndola y golpeándola con una fuerza increíble. Oímos el sonido de sus cuerpos chocando entre sí y el agua agitándose con sus movimientos. El olor a sal y algas llenaba el aire mientras observábamos, completamente hipnotizados por la violenta pero impresionante escena. Nuestra bióloga principal, Soledad Leonardi, llevaba 15 años estudiando estas criaturas, pero nunca habíamos visto nada igual. Fue algo realmente inolvidable.

Romper las barreras para las personas con autismo

Sea cual sea el proyecto, me dedico por completo y me esfuerzo por alcanzar la excelencia. Hace poco emprendí un trabajo desafiante que se prolongó durante tres años. Quería proponer una interpretación diferente de la realidad, que resaltara la importancia de la diversidad. No quería limitarme a presentar datos enciclopédicos. Por el contrario, quería mostrar cómo todas las especies de la Tierra, incluida la humana, comparten un hilo conductor que enriquece la vida.

Revelar que soy autista fue una decisión muy personal. Me pareció importante utilizar mi voz y mi experiencia para desmontar mitos y estereotipos asociados al autismo. Como todo el mundo, tenemos diferentes puntos fuertes y débiles y podemos necesitar ayuda en determinadas situaciones. Eso es un reflejo de la diversidad. Los autistas siguen siendo más propensos al acoso. Callarse puede ser la peor respuesta para nosotros, porque almacenar y guardar tantas cosas dentro te destroza. Decidí ser abierto, sin miedo y sin vergüenza. Necesitaba una vía de escape, un nuevo lugar donde aprender, y lo encontré.

A lo largo del proyecto, trabajé en estrecha colaboración con un equipo de producción que prestó atención a cada detalle. Juntos, nos aseguramos de que la música, las expresiones, las palabras, los colores y los pictogramas utilizados crearan una experiencia segura y atractiva para las personas autistas. Trabajando junto a profesionales especializados, superamos todos los obstáculos. No siempre fue fácil, pero me sentí afortunado de contar con un equipo de ingenieros de sonido, cámaras y otros expertos que nos apoyaron tanto.

Encontrar la felicidad tras años de incertidumbre

Aunque mi rutina varía cada día, algunas actividades comunes se mantienen. Cuando viajamos y grabamos, llegamos al lugar y nos ponemos la ropa que no es de trabajo. Nos levantamos muy temprano y desayunamos a las 6.00. Mientras el equipo se prepara, yo me pongo mi equipo de grabación. Luego, salimos a grabar hasta el mediodía. Después de comer, reanudamos el trabajo hasta el atardecer o la noche, según la especie. Se convierte en un proceso largo, pero me hace feliz.

Llevo conmigo tantos recuerdos inolvidables, como la vez que presenciamos la caza de una familia de orcas con el método del varamiento. Estábamos en el mirador y por fin lo vimos. No podíamos creer lo que veían nuestros ojos. Dos familias de orcas esperaban en el agua, vigilando de cerca una colonia cercana de elefantes marinos. De repente, una cría de foca empezó a nadar en el agua y las orcas entraron en acción. Una de ellas agarró a la cría con sus mandíbulas y volvió rápidamente al agua. Podíamos sentir la emoción y la adrenalina recorriendo nuestros cuerpos mientras presenciábamos esta increíble escena. El sol brillaba sobre nosotros y el agua resplandecía de luz.

Es increíble pensar en todas las experiencias que he vivido mientras estudiaba animales increíbles. Me enseñan tanto sobre el mundo natural, y me siento afortunado de presenciar estos momentos de primera mano. Cuando vimos cazar a las orcas, nos quedamos boquiabiertos y descubrimos que otros equipos de investigación presencian muy poco en comparación con el nuestro. Nos sentimos afortunados. Ese día, para celebrarlo, saltamos en la playa y nos abrazamos entre lágrimas de alegría.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado