fbpx

Su fascinación infantil por los trenes hizo nacer el proyecto de modernización del ferrocarril Mitre

Vi cómo la estación, antaño hermosa y vibrante, se convertía en un basurero. Por todas partes crecían plantas silvestres y había trozos de cristal y metal rotos. Mientras estaba ahí, asimilando la situación, empezó a formarse una idea. Quería devolver la vida al ferrocarril.

  • 9 meses ago
  • mayo 26, 2023
3 min read
PROTAGONISTA
Alejandro Mio tiene 34 años. Es productor agropecuario, nacido en Gálvez, provincia de Santa Fe. Actualmente vive en San Eugenio, Santa Fe, Argentina.
CONTEXTO
El doloroso proceso de desmantelamiento ferroviario surgió como consecuencia de las políticas neoliberales y de privatización aplicadas por el gobierno militar en Argentina. Entre 1976 y 1980 se abandonaron aproximadamente 560 estaciones, se redujeron significativamente los trenes de pasajeros interurbanos y locales y se cerraron 5.500 kilómetros de líneas secundarias. Además, la plantilla de los talleres experimentó una drástica reducción, pasando de 155.000 empleados en 1976 a 97.000 en 1980. Estas medidas de desconexión y exclusión empezaron a marcar el destino de numerosas ciudades que antes habían prosperado bajo una política ferroviaria nacional, sumiéndolas en la pobreza.

SANTA FE, Argentina – Cuando era chico y crecía en San Eugenio, Santa Fe, sentía fascinación por los trenes y su funcionamiento. En nuestra pequeña ciudad de 250 habitantes, me quedé hipnotizado viendo pasar los trenes. Cuando las autoridades cerraron la estación de ferrocarril, la ciudad perdió su magia.

Con el paso del tiempo, vi cómo la estación, antaño hermosa y vibrante, se convertía en un basurero. Por todas partes crecían plantas silvestres y había trozos de cristal y metal rotos. Mientras estaba ahí, asimilando la situación, empezó a formarse una idea. Quería devolver la vida al ferrocarril.

Lee más historias de Argentina en Orato World Media.

El comienzo de un viaje lleno de desafíos

Decidí reacondicionar las vías del antiguo ferrocarril Mitre. Esta vía desempeñó un papel esencial, conectando Santa Fe con Rosario y Buenos Aires. Verlo cerrado me entristeció. Sabía que el trabajo que tenía por delante podía ser peligroso, pero mi motivación me impulsó a seguir adelante.

Antes del amanecer de una madrugada de julio, subí a mi camión cargado de herramientas y una cortadora de maleza. Conduje hasta las vías y empecé a retirar los escombros y la vegetación crecida. Sin dudarlo, empecé a retirar la espesa maleza que obstruía la vía férrea. Cuando el cansancio se apoderó de mí, miré al frente. Ochenta kilómetros de vía férrea seguían necesitando atención.

De vuelta a casa esa noche, abrí las redes sociales para compartir mis progresos, subí fotos y llamé la atención de dos primos, Román Dodorico y Gustavo Correa. Tenían una “zorrita”, un vehículo propulsado por un motor de motocicleta diseñado para circular por las vías del tren. Buscaban una oportunidad para probarlo, así que se unieron a mi proyecto.

Como ya no estaba solo en mi proyecto, parecía más alcanzable. Juntos, trabajamos incansablemente todos los días. Con palas, picos y motosierras, dependíamos únicamente de nuestras fuerzas, sin ayuda externa. El proceso de limpieza comenzó a pie en la estación de la ciudad. Mientras caminaba, mi mente se inundó de recuerdos de mi infancia, cuando observaba el paso de los vagones de tren. Imaginé el lejano estruendo de la locomotora que se acercaba.

Otros nos llamaban “los locos del tren”.

Hasta la fecha, hemos despejado 16 kilómetros de 80, desde San Eugenio hasta Larrechea. Quitar maleza gigante, despejar montones de tierra y eliminar árboles resulta un trabajo extremadamente exigente. A veces, nos encontramos con serpientes venenosas, por lo que debemos mantener una distancia de seguridad y movernos con extrema precaución. Nos pasamos el tiempo hablando de viejos recuerdos, compartiendo ideas y haciendo planes para el futuro.

Pronto, Martín Marinuchi, Presidente de Trenes Argentinos, solicitó una reunión con nosotros. Cuando los medios de comunicación se enteraron de nuestros esfuerzos, llegaron periodistas de todas partes para documentar nuestro trabajo en esta ciudad olvidada. Durante la reunión, Martin fue testigo directo de nuestro trabajo y se ofreció a proporcionarnos herramientas para ayudarnos. Decidimos formar una asociación para formalizar nuestros esfuerzos y Marinuchi prometió una subvención y la posibilidad de futuras ayudas.

Mientras continúo con este satisfactorio trabajo -ahora denominado Proyecto de Modernización de la Línea Ferroviaria de Pasajeros Mitre-, anhelo que llegue el día en que pueda volver a sentir la vibración del ferrocarril y el resonante sonido de las locomotoras.

Todas las fotos son cortesía de Alejandro Mio.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado