fbpx

Para mí, Barbie siempre ha sido más que un juguete: Una coleccionista asiste al estreno de Barbie y reflexiona sobre los 64 años de la emblemática marca

Como a tantas niñas, las historias de estas muñecas nos inspiran a perseguir nuestros sueños. A los cinco años, mientras jugaba con mi primera Barbie, soñaba con convertirme en la periodista que soy hoy.

  • 10 meses ago
  • agosto 16, 2023
8 min read
Barbies from Barbies from María's collection appear at Expos and in museums. She owns over 300 Barbies across six decades. | Photo courtesy of
María de los Ángeles Rojas, Barbie collector
PROTAGONISTA
María de los Ángeles Rojas, de 42 años, trabaja como traductora y vive en Salta (Argentina). Es una ávida coleccionista y actualmente tiene unas 300 Barbies en su casa. En 2019 reunió a coleccionistas de todo el país y organizó la Expo Barbie 60 Años en el Centro Cultural América de Salta, el primer evento de este tipo en esa ciudad. Allí mostró la evolución de las Barbies a lo largo de seis décadas. Su colección figura en museos y este año, asistir al estreno de la movida Barbie con su hija de tres años, resultó una experiencia única en la vida para esta súper fanática.
Background Information
La primera muñeca Barbie salió al mercado en marzo de 1959, representando la primera muñeca de juguete producida en serie con rasgos adultos jamás creada en Estados Unidos. La creadora de Barbie, una mujer llamada Ruth Handler, cofundó la empresa de juguetes Mattel, Inc. con su marido Elliot. Creyó que había una oportunidad en el mercado para crear muñecas de aspecto adulto para niñas que les ayudaran a imaginar su futuro. Las muñecas Barbie vienen con una historia y han tenido más de 250 profesiones, como médico, paleontóloga, estrella del rock, astronauta o ingeniera informática.

SALTA, Argentina ꟷ Durante tres años, seguí con impaciencia las noticias sobre la próxima película de Barbie [que se estrenará el 21 de julio de 2023]. Esperé el estreno y seguí cada decisión de reparto, cada actualización de la película y cada debate sobre las muñecas protagonistas. Cuando se acercó el estreno, compré entradas anticipadas.

Esta proyección sugería un código de vestimenta: fucsia o negro. Elegí un traje negro y traje a mi muñeca superheroína Dana Scully de Expediente X. Mi hija vino conmigo, lo que aumentó mi emoción. Esta sería su primera experiencia cinematográfica. Llevaba un vestido de Barbie Mariposa. A los tres años, me emocionaba que fuera testigo de mi pasión.

Inspírate con las historias de otras visionarias como María de los Ángeles Rojas en Orato World Media.

Cuando la sala se oscureció y empezó la película, nos agarramos de la mano, sintiendo juntas el encanto. Se me llenaron los ojos de lágrimas, reflejo de la emoción desbordante que sentía. En ese momento, mi hija y yo intercambiamos sonrisas y una energía maravillosa recorrió mis venas. El rímel manchó mis cachetes cuando por fin salimos del cine, testimonio del profundo impacto que la experiencia tuvo en mí.

A través de mi colección de 300 Barbies, también ofrezco un mensaje de empoderamiento femenino

Para mí, Barbie encarna el empoderamiento femenino, y la marca siempre me ha cautivado. Como coleccionista y entusiasta de Barbie, sabía que la película era una oportunidad única en la vida y planeaba verla varias veces, saboreando cada momento.

Tengo más de 300 Barbies de distintas épocas, países y profesiones. La base de mi colección incluye lo que yo llamo » Las 26 «. Estas son las 26 Barbies que sobrevivieron a mi infancia, y sus sets. Cada una es única y refleja mi historia. Otras, de la colección, las compré por Internet, en viajes o las recibí como regalo.

Cuando miras mi colección ves Barbies clásicas, vintage, modernas, étnicas, temáticas y especiales. Algunas permanecen en sus cajas originales, sin abrir, mientras que otras están fuera de la caja para ser admiradas. Cada Barbie tiene una historia y una personalidad.

Es increíble compartir mi colección con el público. Organizo y participo en exposiciones en mi provincia en las que doy a conocer la evolución de la muñeca desde sus inicios. Al difundir la cultura y el arte que hay detrás de Barbie, ofrezco un mensaje de empoderamiento femenino. Barbie sigue siendo un icono, una idea de que las mujeres pueden ser lo que quieran. Pensar en eso me produce mucha conexión y emoción.

Mi primera Barbie inspiró mi carrera de periodista

Para mí, Barbie siempre fue más que un juguete. Admiro su versatilidad, belleza e influencia. Mientras crecía, veía a Barbie como una amiga y una inspiración. Mi primera Barbie llegó a mis cinco años. Me la entregaron y la saqué lentamente de la caja. Sentí una gran sorpresa cuando clavé mis ojos en su vestido morado, su abrigo plateado y sus ojos verdes. Miré el dorso de la caja y, aunque estaba empezando a aprender a leer, seguí las letras impresas.

Cuando la miraba, veía a una periodista o a una personalidad de la televisión. Puede que no fuera su profesión, pero es lo que vi. Como a tantas niñas, las historias de estas muñecas nos inspiran a perseguir nuestros sueños. A los cinco años, mientras jugaba con mi primera Barbie, soñaba con convertirme en la periodista que soy hoy.

Esa primera Barbie sigue expuesta en mi exposición en un estuche especial porque significa mucho para mí. Mi afición a coleccionar estas muñecas ha abierto un mundo de expresión en mi vida. El proceso me aporta felicidad y me permite crear y aprender. El dinero y la cantidad significan poco para mí. Me centro en la calidad y el significado de cada una de mis muñecas. De una cosa estoy segura: seguiré coleccionando mientras pueda, porque Barbie sigue siendo parte integrante de mi identidad.

Los pormenores de coleccionar y organizar la primera gran Exposición de Barbie de mi país

En 2015 empecé a conectar con otros coleccionistas. Juntos, materializamos un sueño que todos compartíamos desde pequeños. En abril de 2019, tras un año de planificación, hicimos realidad ese sueño. Fuimos anfitriones de la Expo Barbie 60 Años en el Centro Cultural América de Salta, Argentina.

Este se convirtió en el primer evento en Argentina que mostraba la evolución de la muñeca a lo largo de seis décadas. Recorrer esos pasillos viendo las colecciones y las caras de los espectadores significaba todo para mí. Me identifiqué con todas y cada una de las personas y fui testigo de cómo se reencontraban con su infancia.

El Toy Dream Show, como lo llamamos, me brindó la oportunidad de mostrar a los demás los objetos más queridos de mis años de formación. Barbie me demuestra que, en todos los ámbitos de la vida, debemos tratar de renacer y volver al asombro infantil. Barbie cuenta con líneas de colección para adultos, que nunca saco de las cajas al comprar. El propio empaque cuenta la historia de la figura en su interior y le proporciona un entorno único.

Por otro lado, las Barbies más antiguas de los años 80 y 90 destinadas a los niños, a veces salen de las cajas para ser inspeccionadas antes de que las incorpore a mi colección. Reviso si hay manchas, daños por calor, zapatos agrietados u hongos. Inspecciono las piernas, las manos y los pies en busca de golpes de eje rotos o gomas elásticas derretidas que sujeten los peinados.

Barbie me recuerda a mi abuela y representa un futuro diverso e integrador.

Volver a conectar con un juguete querido a menudo nos remite a los momentos más mágicos de nuestra infancia. Cuando hago este viaje en el tiempo, recuerdo a mis abuelos mimándome. Cuando vuelvo a comprar una Barbie que tuve y me encantó de niña, abro la caja, siento la muñeca y la asimilo con todos mis sentidos. Me transporta a aquel día de Navidad en que mi abuela me tendió la mano y me dio un paquete envuelto en papel cubierto de corazones.

Puedo oír cómo me dice: «¡Cuando arranques ese papel, serás feliz!». Cuando los trozos de papel cayeron al suelo, revelando esta reluciente Barbie nueva, me derretí en el abrazo de mi abuela. Sólo de pensarlo hoy se me caen las lágrimas. Es como un pequeño parche en un trozo de mi alma.

María de los Ángeles Rojas asiste al estreno de la película de Barbie con su hija y con amigos y familiares.
María de los Ángeles Rojas asiste al estreno de la película de Barbie con su hija y con amigos y familiares. | Foto cortesía de Dream Team of Toys

Mirando mi colección, cada caja capta el espíritu de la época. It stirs up feelings from childhood where all I wanted to do was play. Hoy, mis estanterías se han quedado sin espacio, pero siguen llenas de amor e historia; y coleccionar ha llenado mi vida de amistad.

Barbie apareció en escena hace 64 años. Empezó siendo una muñeca, pero hoy es mucho más que un juguete. Representa una idea y un movimiento, y podemos ver cómo la sociedad evolucionó con ella. Mattel ha hecho de Barbie una de las marcas más diversas e inclusivas del mundo.

Como coleccionista y aficionada, para mí Barbie representa a mujeres reales: sus sueños, sus retos y sus logros. Sinónimo de historia, ha pasado de generación en generación, y creo que siempre permanecerá con nosotros.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado