Primera carretilla eléctrica, Cambio climático, Kenia, Negocio de carretillas eléctricas, Kenneth Guantai, sector de Mkokoteni. | Photo Supplied by Auto Truck East Africa

La primera carreta eléctrica de Kenia crea potencial para una transformación verde

Decidí crear la primera carreta eléctrica de Kenia para promover el crecimiento del negocio, que a su vez, mejoraría la eficiencia del transporte de carga, el movimiento y la lucha contra el cambio climático.

Kenneth Guantai
Protagonista
 Kenneth Guantai nació en las laderas montañosas del pueblo de Kiraa del condado de Meru.
Hoy en día es el Director Ejecutivo de Auto Track East Africa, responsable de la fabricación de carros y tuk-tuks eléctricos y otra maquinaria eléctrica.
Contexto
En Kenia, los empujadores de carretas, comúnmente conocidos como empujadores de Mkokoteni, son operadores que transportan mercancías a través de la ciudad utilizando carros de mano manuales. Son comunes en las calles de Nairobi con una concentración en el Distrito Central de Negocios, donde los bienes se compran y redistribuyen principalmente.
Aunque es reconocido por las ganancias potenciales que aporta a los trabajadores informales, el sector empresarial de Mkokoteni tiene la reputación de destruir la capital de Kenia, Nairobi.
La disfuncionalidad en el flujo de tráfico en la ciudad de Nairobi se atribuye a los empujadores de carretas que ocupan la mayoría de los espacios abiertos, callejones y calles. Bajo el liderazgo del exgobernador Dr. Evans Kidero, Nairobi estaba congestionada, mal administrada y gobernada por vendedores ambulantes, tripulantes de matatu, operadores de taxis, pasajeros de Boda Boda, artesanos de Jua kali y vendedores de carros de mano, afirma The Standard.
Según el Comité de Descongestión Urbana y Transporte (TUDC) de 2014, los atascos de tráfico le cuestan a la ciudad aproximadamente 50 millones de chelines (aproximadamente $ 463 382) diarios en consumo de combustible, pérdida de productividad y contaminación. La contaminación del aire ha despertado una grave preocupación ambiental, vinculada a haber contribuido a algunas enfermedades en Kenia.
El Dr. Evans Kidero respondió a las quejas sobre el estado de Nairobi, pero luego fue destituido de su cargo por acosar presuntamente a los trabajadores del sector informal y utilizar un enfoque aletargado para administrar la ciudad.
Desde entonces, se han hecho muchas sugerencias para controlar a los empujadores de carretas como por ejemplo que ellos sólo deben poder operar fuera de las horas pico.
El negocio de Kenneth Guantai son algunas de las fuerzas privadas que han tratado de lidiar con los atascos y el caos exacerbado por los operadores de carretas mientras abordan el cambio climático.
Guantai desarrolló la primera cerreta motorizada en Kenia y en África. La carreta eléctrica fue patentada de 2016 está construida con un motor de CC de eje transversal y un sistema de controlador. Sus carretas tienen como objetivo reducir las emisiones de carbono a través de bloqueos de tráfico inducidos. Kenneth Guantai afirma que la innovación ayudará a mejorar el estado de salud de los empujadores ya no tendrán que usar una inmensa energía para empujar las carretas manualmente.
A través del proyecto, la adopción de tecnología de movilidad eléctrica verde ayudará a promover el crecimiento de los niveles de vida de los más vulnerables de la sociedad.

NAIROBI, Kenia – Fue alrededor de mayo de 2015 cuando compré algunos artículos para mi tienda en Nairobi. Estaba buscando un empujador de carretas para transportar los artículos desde la otra punta de la ciudad hasta mi tienda.

Desafortunadamente, no había ningún empujador de carretas para transportar mis mercancías. Todos los operadores estaban ocupados manifestándose en el ayuntamiento.

Las manifestaciones tuvieron lugar porque el entonces gobernador del condado de Nairobi, Dr. Evans Kidero, había impuesto restricciones. Alegó que las carretas estaban causando una obstrucción en la carretera e impactando la congestión del tráfico.

Inmediatamente, me pregunté cómo se las arreglarían estos jóvenes que empujan carros de mano para sobrevivir en Nairobi sin sus negocios. También era consciente de que potencialmente estaban perdiendo negocios debido a la ineficiencia.

Estaba perturbado.

Innovación encendida

Se me ocurrió la idea de desarrollar carretas motorizadas que fueran más rápidas, redujeran el ruido y fueran ecológicas.

Decidí crear la primera carreta eléctrica de Kenia para promover el crecimiento del negocio al mismo tiempo que ofrecía eficiencia en el transporte de carga, el movimiento y la lucha contra el cambio climático.

Comencé una investigación rigurosa para descubrir cómo podía conceptualizar la idea en un producto viable.

Algunas cosas se interpusieron en mi camino.

Los profesores se burlaban de mí y de mi idea, mientras que yo no tenía dinero ni apoyo.

Sabía que este invento cambiaría positivamente a Kenia. Ese era mi incentivo.

Primer paso de abastecimiento

Primero, recorrí diferentes firmas de ingeniería en Kenia para preguntar si la tecnología que necesitaba para ensamblar mis carretas eléctricas estaba disponible localmente.

Sin embargo, ninguno de estos profesionales parecía tener idea sobre la tecnología de abastecimiento.

Aunque sabía que estaba comprometido con la fabricación de las carretas, no tenía dinero para financiar este proyecto. Me enfrenté al dilema de dónde conseguir capital para importar los componentes.

Debido a la falta de financiación, mi concepto permaneció estancado durante unos seis meses.

Luego, mientras abordaba un matatu (minibús) para trabajar, vi a un hombre leyendo un periódico del Daily Nation.

Subvenciones disponibles

En una página había un anuncio del Programa de Emprendimiento Tony Elumelu (TEEP) que buscaba ideas de personas que pudieran transformar África a cambio de una subvención.

Cuando llegué a mi destino, compré ese periódico y lo revisé para obtener más información.

Armé mi concepto y apliqué. Más de 20.000 participantes de África solicitaron esta subvención, pero yo confiaba en mi idea.

Los resultados llegaron en febrero de 2016 y yo estaba entre los ganadores de África.

Más tarde, viajé a Nigeria para un entrenamiento y me otorgaron $ 5.000 (USD), que usé para conceptualizar la idea en un prototipo.

Escollos

Cuando pensé que había superado todos los obstáculos que se me presentaban, regresé a casa y encontré más problemas.

Tenía el dinero que necesitaba, pero no tenía expertos que me ayudaran a crear el producto.

Fui a los fabricantes de vehículos de Kenia (KVM), en Thika, para solicitar ayuda a sus ingenieros, pero el director me dijo que lo habían intentado antes sin éxito.

Me dijo que lo creara yo mismo y les trajera el negocio para producirlo en masa.

Recurrí a la subcontratación de sus ingenieros y alquilé un espacio junto a su fábrica para comenzar a trabajar en el prototipo.

Prototipo funcional

Hicimos nuestro mejor esfuerzo, trabajando incansablemente, y produjimos un prototipo funcional.

La creación de un prototipo funcional fue un gran avance y un sueño hecho realidad.

Este modelo fue una validación de mis muchos días de trabajo de investigación.

Todos los que estaban trabajando en él estaban orgullosos de que hubiéramos decidido continuar con el sueño.

La carreta eléctrica recibió luz verde para un lanzamiento después de todos los controles necesarios.

Cuando finalmente llegó el día del lanzamiento, todo fue alegría, no sólo para mí, sino para todo el equipo técnico.

Emocionante lanzamiento

Los carros fueron lanzados públicamente por el Gobierno en el Servicio Nacional de la Juventud. Nuestro producto fue el zumbido de toda la semana en los medios de comunicación y en las redes sociales.

El hecho de que dos secretarios de gabinete, Joe Mucheru y Margarate Kobia, participaran en su lanzamiento fue todo lo que necesitábamos para tener una gran ventaja inicial.

Noté que había muchos otros funcionarios gubernamentales presentes, incluidos el Secretario Principal, los directores ejecutivos, el personal superior de la ONU y otros dignatarios. El estado de ánimo estaba extasiado.

El lanzamiento les dio la esperanza y la fuerza suficientes para seguir sosteniendo mi mano mientras seguíamos adelante.

Toneladas de comentarios

Desde entonces, han ido llegando muchas consultas. He recibido comentarios de kenianos que elogian el invento como la mejor opción a sus carretas convencionales.

Han declarado que será un alivio no sólo para los operadores de Mkokoteni (carretas), sino también para todos los sectores de la economía, donde está involucrado el transporte ligero de mercancías de un punto a otro.

Cuando se me ocurrió la idea de inventar la primera carreta eléctrica de Kenia, mi investigación me llevó a las universidades locales.

Al compartir mi concepto con los profesores de ingeniería, algunos me llamaron loco, me decían que necesitaba dejar de pensar más allá de lo práctico.

Hoy, la supuesta idea “poco práctica” se hizo realidad.

Éxito para inspirar

Comparto esta historia con jóvenes y futuros inventores.

A pesar de la condena, nunca deben renunciar a sus ideas. Además de la charla motivacional, también he estado vinculando a varios inventores con oficinas gubernamentales relevantes para acceder a cualquier apoyo que necesiten en sus áreas particulares.

He tenido la suerte de convertir mi idea en un producto funcional.

Tengo la intención de ayudar a que eso sea una realidad para otros inventores, creando ideas que instiguen un cambio positivo.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

+ posts

Soy un periodista autónomo con base en Sudáfrica. Estudié Ciencias Ambientales y Periodismo en la Universidad de Monash.