fbpx

Astrónoma forense ayuda a resolver crímenes: «Determiné cómo y en qué medida el asesino vio a su víctima»

En el asesinato del fotógrafo argentino José Luis Cabezas… determinamos que la luna llena iluminó la trágica escena en casi un 99 por ciento esa noche.

  • 5 meses ago
  • febrero 27, 2024
8 min read
Represented image courtesy of Shalaka Gamage on Unsplash Represented image courtesy of Shalaka Gamage on Unsplash
MARIA SILVINA DE BIASI
Journalist’s notes
Interview subject
Maria Silvina de Biasi holds a doctorate in Astronomy and graduated from the Faculty of Astronomical and Geophysical Sciences of the National University of La Plata. She is a teacher, researcher, professor of astronomy, and a member of a research group at the Institute of Astrophysics of La Plata. She dedicates her hours to astrometry, the branch of astronomy that studies the position of objects in space. The work includes drawing astrometric catalogs, cartographies of space to advise on the deployment of satellites. It analyses all the stars in the galaxy to understand their position, movement, and distance. She also works as a forensic astronomer, helping solves crimes and judiciary cases.
background information
Astronomy is a science that is dedicated to studying the celestial bodies found in the universe. From the planets of the Solar System to the most distant stars and galaxies, every object found in space is the subject of astronomy. Astronomers use a wide variety of instruments and techniques to analyze and understand the phenomena that occur in the universe. From telescopes to space satellites, each tool has a specific purpose to help astronomers gain valuable information about the cosmos. Astronomy is a science that has evolved over the years. Since ancient times, civilizations have observed the night sky and attempted to understand the mysteries found within it. Today, astronomy is an increasingly specialized and complex discipline that allows us to learn more about our place in the universe.

BUENOS AIRES, Argentina ꟷ Antes de graduarme de la universidad, trabajé en el Departamento de Astronomía de la Universidad de La Plata. Estudié física, análisis matemático y astronomía estelar durante mi programa, pero nunca imaginé que parte de mi trabajo incluiría resolver crímenes.

En 1987, un mes después de asumir el cargo, llegó una carta del Departamento de Justicia. Contenía una solicitud de información para ayudar a resolver un caso. Por unos momentos, me quedé mirando esa carpeta, sintiéndome paralizada. Entonces, un rayo de energía recorrió mi cuerpo y sonreí. Miré a mi jefe y me dijo que respondiera afirmativamente. Sostuve la carpeta como si fuera un regalo especial. Ese momento inició mi viaje hacia la resolución de crímenes utilizando la astronomía.

Lea más historias sobre ciencia e innovación en Orato World.

Las tres Marías en el cinturón de Orión desencadenaron años de fascinación por la astronomía

Si bien amo mi trabajo, ser detective no fue mi primera elección profesional. De niña soñaba con ser astronauta. Mientras mi madre estaba embarazada de mí, Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en orbitar la Tierra. Creo que de alguna manera mágica, al nacer en esa época especial, mi madre me transmitió su amor por el cosmos.

Cuando era niño, pasaba horas mirando las estrellas por la ventana de mi habitación, especialmente en verano. Señalando al cielo, mi madre me mostró las estrellas llamadas las tres Marías [on Orion’s belt]. Todas las noches, al acostarme, pensaba en esos momentos extraordinarios. Como mi nombre es María, me imaginé habitando en el cielo junto a las tres Marías. Se sintió como una forma de conexión.

Mientras caminaba por la playa durante las vacaciones, miré las estrellas y me perdí en el cielo. Luego, en julio de 1969, en la misión Apolo 11 de la NASA, llevaron a dos humanos a la Luna por primera vez. Poco después, el Día del Niño de 1970, mi madre nos pidió a mi hermana y a mí elegir un regalo de la juguetería.

Mientras me detenía, vislumbré un libro. En la portada, un astronauta estaba de pie en primer plano. Representaba una nave espacial en vuelo y la Tierra al fondo, mientras otro objeto cósmico brillaba a través de ella. El libro Hombres en la Luna me cautivó. Pasé noches enteras devorándolo, inmerso en sus páginas mientras soñaba con viajar por el espacio. Varias décadas después, todavía conservo ese tesoro especial en mi estantería.

Tras estudiar el sistema de referencia celeste extragaláctico, la justicia llama

Después de la secundaria, me di cuenta de que existían muchas barreras para alcanzar mi sueño. Los astronautas eran hombres, provenían del ejército y tenían ciudadanía rusa o estadounidense. A pesar de estas limitaciones, no me dejé intimidar y luché duro por tener la oportunidad de ver el universo por mí mismo. Permanecí magnetizada cada vez que miraba hacia el cielo.

Un día abrí uno de los libros de mi padre y descubrí una foto fascinante de un cometa. El pie de foto decía: «Foto tomada por el Observatorio Astronómico de La Plata». Al mirar la imagen, surgió un nuevo sueño. Si no podía ser astronauta, me convertiría en astrónoma.

Estudié durante todo mi doctorado, incluido el Sistema de Referencia Celestial extragaláctico y cómo posicionaba los objetos en el cielo. Actúa como un mapa, que se utiliza para comprender cómo se mueven y evolucionan los objetos celestes. Nos permite calcular la posición pasada, presente y futura del sol en un determinado punto del planeta. Este viaje a través del tiempo fue alucinante.

Cuando comencé a trabajar en la resolución de crímenes utilizando la astronomía, a menudo recibíamos una carta del poder judicial. Querían saber la posición del Sol en el cielo en un día, hora y lugar determinados. Detallé la información, incluido cómo se veía en términos de luminosidad en el momento del evento.

Utilizando los aniversarios diarios del Sol y la Luna, y las coordenadas geográficas del lugar donde ocurrió el evento, proporcioné la información requerida. También utilicé programas especiales de simulación para calcular la ubicación de las estrellas desde un punto determinado. Las preguntas a menudo seguían siendo las mismas: ¿A qué hora salió el Sol? ¿Cuándo se volvió brillante? ¿A qué hora se puso el sol? ¿Cuál era la posición del Sol en ese momento?

La vida de una persona puede estar en juego según la astronomía forense

Además de calcular la posición del Sol o de la Luna en momentos clave, los astrónomos analizan otros datos. Por ejemplo, ¿el evento ocurrió durante un crepúsculo civil? [when the geometric center of the Sun’s disk is at most six degrees below the horizon]. ¿Qué tan claro fue? ¿Cuál era el nivel de iluminación de la Luna?

Estos parámetros pueden ayudar a resolver casos. Si bien puede parecer extraño, estos detalles pueden servir como evidencia fundamental cuando una persona dice: «La luz del sol me cegó y provocó el accidente» o «Estaba completamente oscuro y no sabía dónde disparé». Intervengo para brindar certeza y mis respuestas pueden cambiar el destino de una persona. Siento que pinto la escena con luces y sombras.

La Dra. María Silvina De Biasi utiliza las estrellas para ayudar a resolver casos como astrónoma forense. | Foto cortesía de María Silvina De Biasi

Para ayudarme en esta tarea, utilizo el satélite astrométrico GAIA-DR3 de la Agencia Espacial Europea. Una vez que recopilo los datos, realizo una variedad de cálculos matemáticos, ingresando los datos en una computadora. Los valores, normalmente números, se transforman en la información precisa que necesito para mi trabajo. A medida que avanzo en el proceso, armo en mi mente un rompecabezas sobre la escena del crimen. Poco a poco, con cada dato, se van formando imágenes. Veo lo que pasó en ese momento crucial.

Al final de mi proceso, si cierro los ojos, puedo imaginar una estrella, a millones de años luz de distancia, proporcionándome detalles. Cuando tuve que calcular la posición del sol en un caso de homicidio, recuerdo haber sentido una presión intensa. Sentí que el veredicto dependía de mí. Un cálculo erróneo puede llevar a la condena de una persona inocente. Nerviosa, abrí la carpeta y comencé a leer.

En lugar de un traje espacial, el astrónomo se pone una bata blanca de laboratorio

Cuando ocurrió el hecho era de noche, por lo que hubo que determinar qué luz iluminaba la escena, así como cómo afectaba la visión del acusado. Mientras calculaba los números, pronto comenzaron a transformarse en imágenes en mi mente. Pude ver la escena descrita con total claridad, determinando que había habido un crepúsculo.

Revisé las cuentas varias veces porque quería tener la máxima seguridad de que tenía el resultado correcto. En algún momento, incluso le pedí a mi jefe que confirmara mis cálculos. Al final determiné cómo y en qué medida el asesino vio a su víctima.

En el asesinato del fotógrafo argentino José Luis Cabezas, un caso que recibió importante atención de los medios, determinamos que la luna llena iluminó la trágica escena en casi un 99 por ciento esa noche. Los datos que compartimos ayudaron al caso. No todos los casos son delitos. Algunos incluyen accidentes automovilísticos que ocurren al amanecer o al atardecer. Alguien podría argumentar que la luz los cegó. Otros casos incluyen lesiones por negligencia o problemas entre vecinos debido a las sombras producidas durante la construcción.

Al final, mi trabajo en astronomía forense me trae alegría. Me conecta con la gente y al mismo tiempo me permite pasar horas investigando estrellas lejanas. También sigue siendo una tarea fundamental para la sociedad, ya que ayuda a determinar qué es verdadero o falso.

Durante mis viajes de una hora temprano en la mañana o tarde en la tarde entre mi casa en Buenos Aires y La Plata, miro al cielo y observo la Luna y las estrellas. Los observo obsesivamente decir «Buenos días» o «Adiós». Cada vez me enamoro más de la astronomía. Hipnotizado por su esplendor y magia, sigo el camino que elegí, un hermoso día a la vez.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado