fbpx

La desgarradora historia detrás de la foto ganadora del Premio Pulitzer: El dolor silencioso de Ucrania

El rostro bañado en lágrimas y los ojos angustiados de Nadiya lo dicen todo, dejándonos entrever el dolor que lleva en el corazón. Su lucha por reconocer a su hijo y darle un entierro digno nos llegó al alma. Estábamos allí, un equipo unido, profundamente afectados por su fortaleza ante una pérdida tan indescriptible.

  • 10 meses ago
  • julio 20, 2023
7 min read
Nadiya Trubchaninova, 70, weeps as she kneels next to the coffin containing the remains of her 48-year-old son, during his funeral at the Mykulychi cemetery, on the outskirts of Kiev, Ukraine, on April 16, 2022. Nadiya Trubchaninova, 70, cries while holding the coffin of her son Vadym, 48, who was killed by Russian soldiers last March 30 in Bucha, during his funeral in the cemetery of Mykulychi, in the outskirts of Kyiv, Ukraine, Saturday, April 16, 2022. After nine days since the discovery of Vadym’s corpse, finally Nadiya could have a proper funeral for him. This is not where Nadiya Trubchaninova thought she would find herself at 70 years of age, hitchhiking daily from her village to the shattered town of Bucha trying to bring her son's body home for burial. (AP Photo/Rodrigo Abd)
INTERVIEW SUBJECT
Rodrigo Abd is an Argentine photographer who has worked for the Associated Press since 2003. He was part of the Pulitzer Prize-winning team in 2013 for his coverage of the Syrian Civil War, winning the same award for the second time in 2023 for his coverage of the unprovoked Russian invasion of Ukraine.
BACKGROUND INFORMATION
The Pulitzer Prize is a series of awards for achievements in print and online journalism, literature, and music composition in the United States of America. It was established in 1917 under the provisions of the will of Jewish-Hungarian American publisher Joseph Pulitzer, and is administered by Columbia University in New York City.

BUCHA, Ucrania – Conocí a Nadiya Trubchaninova, una resiliente ucraniana de 70 años, en un inquietante cementerio de la ciudad de Bucha, a 86 kilómetros de Kiev. En cuanto la miré a los ojos, supe que su historia quedaría grabada en mi memoria para siempre. Se quedó allí, en medio de un mar de cuerpos sin vida, buscando fervientemente los restos de su hijo.

La fotografía que tomé en aquella escena desgarradora representaba días de trabajo con un equipo dedicado de siete personas. El rostro bañado en lágrimas y los ojos angustiados de Nadiya lo dicen todo, dejándonos entrever el dolor que lleva en el corazón. Su lucha por reconocer a su hijo y darle un entierro digno nos llegó al alma. Estábamos allí, un equipo unido, profundamente afectados por su fortaleza ante una pérdida tan indescriptible.

La importancia de esta poderosa imagen fue reconocida en todo el mundo cuando gané el prestigioso Premio Pulitzer por mi exhaustiva cobertura de la guerra de Ucrania en 2022. Fue esta fotografía en particular, en la que se ve a Nadiya de rodillas, con lágrimas cayendo en cántaros por sus mejillas, la que caló en el público y dejó una huella indeleble en el mundo.

Lee más noticias en primera persona de Orato sobre la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia.

Presenciar el dolor de Nadiya nos cambió para siempre

Durante varios días, mi equipo y yo caminamos junto a Nadiya, ofreciéndole apoyo mientras nos esforzábamos por captar su historia con la máxima sensibilidad. La conexión que forjamos y la empatía que compartimos nos permitieron inmortalizar para siempre su desgarrador momento.

La imagen es un testimonio del espíritu humano que perdura en medio de la tragedia. Como periodista que cubre lugares intrínsecamente peligrosos, confío en mi equipo de profesionales cualificados para navegar por terrenos peligrosos. Nos apoyamos mutuamente, intercambiando información crucial y apoyo inquebrantable.

Una mujer camina entre tanques rusos destruidos el 3 de abril de 2022, en Bucha, a las afueras de Kiev, Ucrania. | Foto cortesía de Rodrigo Abd

A través de estas colaboraciones, arrojamos luz sobre historias no contadas. Cuando encontramos a Nadiya por primera vez, estaba buscando el cuerpo de su hijo entre los cadáveres. Nos contó que su hijo salió de casa en busca de comida, pero que lo encontraron trágicamente muerto al borde de la ruta. Su cuerpo yacía en medio de muchos otros. Los fallecidos fueron trasladados a una morgue improvisada.

El abrumador número de cadáveres hizo que el proceso del equipo forense fuera largo. Tenían que contarlos e identificarlos. Finalmente, fueron entregando los restos a las familias para su entierro. Guiados por mi traductor Sergei, nos acercamos a Nadiya con sensibilidad y respeto. Fuimos conscientes de su dolor y de sus dudas a la hora de ser fotografiada.

Con el paso de los días, la resiliente mujer de 70 años me permitió poco a poco captar su conmovedor viaje a través de mi objetivo. Cada día que pasaba, hacía dedo sola hasta el cementerio. Tras varios días interactuando con nosotros, Nadiya nos confió que había encontrado el cadáver de su hijo. Mostró tanto dolor como alivio. Nos quedamos inmóviles, con el corazón hundido en el pecho, mientras ella nos invitaba a asistir a su funeral.

Ganar el premio Pulitzer y el efecto duradero de mi trabajo

Este es mi segundo reconocimiento internacional de la Universidad de Columbia. El primer reconocimiento elogiaba mi labor en Siria. Mi serie fotográfica sobre la invasión rusa de Ucrania, titulada «El dolor silencioso de Ucrania», también obtuvo el Premio Gabo de periodismo 2022 en la categoría de Fotografía.

Encuentro profundas conexiones emocionales con los dramas humanos que documento a través del lente de mi cámara. Comprendo la importancia de asimilar estas experiencias para seguir contando las historias, pero lo hago sin perder la sensibilidad.

Una fotografía de Rodrigo Abd en acción. | Foto cortesía de Rodrigo Abd

Para el PremioPulitzer de hace diez años, en 2013, entre las fotos premiadas que capturé, algunas retrataban la transformación en la vida cotidiana de los niños en Siria. Una foto muestra a un niño jugando con un lanzagranadas, aparentemente ajeno al ambiente de combate, con un familiar a su lado. Sirvió como cruda representación del impacto de la guerra en la inocencia de la juventud.

Otro momento conmovedor que capté fue el de un niño sirio llorando en el funeral de su padre. La ceremonia en Idlib tuvo lugar en el lugar donde solía haber un parque, antes de que estallara el conflicto. Debido a la presencia militar en los alrededores, el cementerio principal quedó inaccesible. La comunidad transformó el que fuera un animado parque en un cementerio. Ese parque, antes un lugar donde jugaban los niños, se convirtió en un mar de cadáveres enterrados.

Cada fotografía que tomo se queda conmigo. Recibir el premio me llena de inmensa alegría porque valida años de esfuerzo y dedicación volcados en mi carrera. Espero que este reconocimiento me dé aún más confianza y libertad para continuar mi trabajo, centrándome en temas importantes que deben compartirse con el mundo.

El miedo sigue siendo un elemento recurrente en mi línea de trabajo

Siempre me sentí atraído por cubrir problemas políticos, guerras y catástrofes naturales. Cubrí activamente el período de posguerra en Guatemala El golpe de Estado en Honduras en 2009Los disturbios en Bolivia, el conflicto político en Venezuela en tiempos de Chávez y Maduro, la muerte de Fidel Castro, las guerras en Libia y Siria, el terremoto y los problemas políticos en Haití, la guerra contra las drogas en México y los conflictos en Perú por la minería en el Amazonas.

Rodrigo paseando por las calles de Ucrania en medio de la guerra. | Foto cortesía de Rodrigo Abd

En medio de la intensidad de mi trabajo, también cubrí hermosos acontecimientos, como el regreso de la selección argentina tras su triunfo en el Mundial de Qatar y el animado carnaval de Río de Janeiro. Me parece importante incluir historias más livianas entre las más pesadas, buscando un equilibrio en mi cobertura.

Compartir experiencias vitales me produce una inmensa alegría. Me permite conectar con personas de distintos orígenes y culturas, algo que sería casi imposible en cualquier otra profesión. Entablar amistades en todo el mundo, poder ofrecer ayuda y recibir apoyo en lugares remotos siguen siendo aspectos inestimables de mi carrera.

Sin duda, con frecuencia me encuentro en situaciones que me aterrorizan. Uno de los momentos más significativos que viví fue durante mi estancia en Siria. Mientras cubría el conflicto junto a mi camarógrafo Ahmed, nos vimos atrapados en el fuego cruzado. Ese momento puso a prueba mi valor y mi resistencia. Aún recuerdo la sangre helándose en mis venas mientras intentaba evaluar la situación. Afortunadamente, logramos salir, pero cada segundo permanece grabado en mi mente.

La importancia de contar las historias adecuadas

En mayo de 2023, mientras preparaba a mi hija para ir al colegio, el teléfono sonó bruscamente. El interlocutor era mi editor en Barcelona. Al principio esperaba malas noticias. En cambio, me dijo que nuestro grupo había ganado el Premio Pulitzer por nuestro trabajo en Ucrania. Mi corazón se aceleró. Una oleada de felicidad se apoderó de mí. Incapaz de contenerlo, solté un grito de alegría que resonó en las paredes de mi casa.

En ese mismo momento, el ambiente en nuestra casa se transformó en una celebración instantánea. Mi mujer corrió a mi lado, con los ojos brillantes de orgullo. Nos abrazamos con fuerza en un sincero intercambio de amor y apoyo. El reconocimiento de mi trabajo tiene un profundo significado para mí. He sacrificado mucho tiempo con mis seres queridos para poder viajar por trabajo. Esta victoria es un testimonio perdurable de su apoyo y de nuestro viaje común.

Despite the challenges that come with being away from home for extended periods of time, their belief in my passion fuels my determination. Este premio es algo más que un galardón; es una reafirmación de que nuestros esfuerzos colectivos marcan la diferencia. Las historias de la gente siempre serán importantes, y seguiré compartiéndolas.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado