fbpx
Samanta Musante, a veteran trucker in Argentina, pictured with her tractor trailer, advocates for equity in the industry
Samanta Musante, a veteran trucker in Argentina, pictured with her tractor trailer, advocates for equity in the industry | Photo courtesy of

Chofer de camiones en Argentina se vuelve viral en TikTok, promueve la equidad

A medida que las mujeres continúan uniéndose a las filas de los camioneros en Argentina, quiero ver que las empresas evolucionen y eliminen la discriminación en el lugar de trabajo. Las mujeres necesitan protección durante el embarazo. Se deben crear instalaciones para mujeres conductoras, y necesitamos ver una reducción en las disparidades salariales. También debemos generar mejores vías para que las mujeres se unan al campo.

Samanta Musante
PROTAGONISTA
Samanta Musante, de 41 años, lleva 18 años en el sector del transporte como camionera profesional. Cuando empezó a salir con su marido, él tenía un camión. Las exigencias del trabajo aumentaron, así que compraron un segundo camión y Samanta empezó a conducir.
Actualmente está estudiando y podría convertirse en la primera mujer de Argentina en conducir un bi-tren, un tractor que tira de dos remolques.

El trabajo de Samanta como conductora de camiones conlleva riesgos de violencia y discriminación. En Argentina, sólo el uno por ciento de las mujeres tiene licencia para el transporte de mercancías.

Samanta se hizo viral en TikTok cuando empezó a compartir su profesión con el mundo. Muchos de sus vídeos han conseguido cientos de miles de visitas, y uno de ellos alcanzó casi un millón. Además de ser esposa y camionera, tiene dos hijos de 19 y 16 años.
CONTEXTO
Según datos del Observatorio de Seguridad Vial y Movilidad de la Ciudad de Buenos Aires, en un relevamiento realizado en 2018, la tasa de conductores varones en general fue de 22.567 sobre 100.000, mientras que la tasa de mujeres conductoras fue de 8.236. si se observa la cantidad de mujeres conductoras de camiones, el número se reduce a una cantidad insignificante (uno por ciento).

Las empresas están empezando a ofrecer programas de formación para mujeres, y veteranas como Samanta luchan por la igualdad en este campo.

BUENOS AIRES, Argentina ꟷ Como choferes de camiones en Argentina, a menudo enfrentamos discriminación y violencia verbal. En un momento, quise dejar esta carrera.

Comencé a trabajar como Técnica en Radióloga Forense, creando constelaciones familiares sistémicas [un proceso que revela la pérdida no curada y el trauma experimentado por nuestros antepasados], pero dejé el trabajo cuando llegó la pandemia de COVID-19.

En ese momento, los choferes de camiones tenían acceso a una carga de trabajo tres veces superior a la normal, así que me volví a concentrar en conducir.

Hoy, como chofer de camiones, vivo en la ruta y me quedo fuera de casa toda la semana. Manejo un semirremolque que transporta hasta 35.000 kg o 77.000 libras y recorro la región sur de Argentina. Cuando no estoy conduciendo, descanso en una cucheta en la cabina para dormir del camión.

Nunca imaginé que mi trabajo como chofer de camiones me daría popularidad, pero lo ha hecho. En TikTok, cientos de miles de personas han visto mis videos. Hago conciencia y abogo por las mujeres choferes de camiones.

Un día en la vida de una chofer de camiones

Me subo a mi camión el lunes por la mañana y me bajo el sábado. A lo largo de la semana, conduzco hasta 300 kilómetros o 186 millas por día. La empresa de logística Facundo programa nuestro flete y llevo suministros para Quilmes, una cervecería y maltería. Las plantas a las que servimos operan las 24 horas. Los suministramos continuamente.

Según el día, conduzco en silencio o pongo música. La música ayuda a que mi mente se disperse, pero la apago cuando llueve. Algunos días, no escucho nada en absoluto, excepto el ruido del motor retumbando. Esos son mis días favoritos.

Aunque me siento feliz y sin miedo, a menudo me viene a la mente la misma pregunta. “Algún día, ¿dejaré el camino atrás?” Después de todo, conducir es arriesgado. Con cada nuevo turno, envío una bendición a mi familia.

Mi esposo, también chofer de camiones, y mis dos hijos adolescentes me motivan. Quiero mostrarles que los sueños pueden hacerse realidad.

A lo largo de mi ruta, me encuentro en su mayoría con colegas hombres, algunos que piensan que las mujeres deberían estar en casa criando hijos. A veces, cuando hablo con estos hombres, les digo: “Más allá de extrañar a mi familia, mi trabajo nunca perjudicó a mi esposo ni a mis hijos”. De hecho, crié hijos excelentes mientras conducía un camión.

A través de conversaciones como estas, he visto a mis colegas masculinos repensar su posición y sus prejuicios. A veces comienzan a preguntarse si sus propias esposas tienen sueños.

De vuelta a casa los sábados y domingos, paso tiempo con mi familia. Me río con mi esposo y le digo: “¡Si yo tengo dos brazos y dos piernas para manejar un camión, vos tenés dos manos y dos piernas para limpiar un piso!”. Compartimos las tareas del hogar y eso también genera conciencia entre mis pares varones.

Desafíos que enfrentan las mujeres choferes de camiones en Argentina

Aún así, la vida como chofer de camiones no siempre parece fácil o esclarecedora. Al igual que la vida en las calles, las mujeres experimentan agresión en la ruta. En Argentina, las mujeres carecen de los baños y comodidades a los que tienen acceso los hombres. Si quiero bañarme, debo compartir las instalaciones con los hombres. La mayoría de los lugares no tienen duchas para mujeres. [Esto puede ser peligroso en un país que experimentó más de 250 feminicidios solo en 2020].

Como una mujer de 41 años con un carácter fuerte que tiende a dejar a los hombres inhibidos, personalmente no he experimentado abuso físico en el camino. Sin embargo, las mujeres más jóvenes a menudo no son tan afortunadas. También existen conceptos erróneos. La gente piensa que si soy chofer de camión, no debo ser femenina. Algunos incluso asumen que no somos mujeres en absoluto.

Seguir siendo una chofer de camiones en Argentina forja tu carácter. Como mujer, aprendí a hacer cumplir mis horarios, rutas y pago. Este sigue siendo un espacio de lucha constante para las mujeres. Luchar por la igualdad puede llevar a situaciones incómodas, pero les recuerdo a mis colegas, no estoy acá por su trabajo.

Algunos lugares resultan peores que otros. Por ejemplo, mi colega Araceli trabaja en Comodoro Rivadavia, en la costa sureste del país, pero las mujeres del interior de Argentina carecen de la oportunidad de manejar. Estas provincias siguen estando severamente dominadas por una mano de obra masculina.

Los programas educativos para mujeres ayudan a cerrar la brecha de género en el transporte por carretera

Me gradué de la tercera ola de capacitación para mujeres conductoras profesionales a través de una empresa internacional llamada Scania. El programa busca específicamente cerrar la brecha en las mujeres camioneras. Con el número de mujeres con licencia para conducir camiones por debajo del uno por ciento, he sido una minoría como chofer de camiones durante 18 años.

La licencia inicial y el curso de recertificación anual limitan que muchas mujeres ingresen al campo, por lo que Scania trabaja arduamente para cerrar esa brecha. Aún así, mi cohorte incluía solo doce graduadas, dos de nosotros que ya trabajábamos como camioneras. La accesibilidad sigue siendo un problema.

Samanta Musante lanzó un TikTok para concienciar a las mujeres choferes en Argentina. Un video alcanzó casi el millón de reproducciones y muchos otros se mantienen en los miles y cientos de miles | Captura de pantalla de la foto recibida con permiso de la cuenta de TikTok de Samanta

Para mi próximo objetivo, me inscribí en un entrenamiento para conducir un bi-tren [una unidad de última generación en la que un tractor tira de dos remolques a través de un acoplamiento de quinta rueda]. Esto significa que podría ser la primera mujer en hacerlo en mi país.

A medida que las mujeres continúan uniéndose a las filas de los choferes de camiones en Argentina, quiero ver que las empresas evolucionen y eliminen la discriminación en el lugar de trabajo. Las mujeres necesitan protección durante el embarazo. Se deben crear instalaciones para mujeres conductoras, y necesitamos ver una reducción en las disparidades salariales. También debemos generar mejores vías para que las mujeres se unan al campo.

A mi manera, sigo influenciando a mis colegas mostrándoles que el tema de la crianza de los hijos, las tareas domésticas y demás no son exclusivas de ningún género es. De hecho, mis hijos son más independientes porque mi esposo y yo trabajamos como choferes de camiones.

Tomando las redes sociales para difundir apoyo y conciencia.

Más recientemente, lancé una presencia en las redes sociales y las redes que administro brindan conexión y apoyo a mujeres choferes y mujeres de otras provincias de Argentina y del mundo.

Mis colegas y yo nos comunicamos a través de TikTok y nos brindamos amistad y compañía. Mis redes sociales también ayudan a los colegas masculinos a cambiar sus puntos de vista. A menudo escucho: “¡Mi novia te conoce de TikTok y te manda saludos.” Eso me hace feliz.

Nunca creí que ser chofer de camión me otorgaría popularidad, pero lo ha hecho. Mi plataforma me permite comunicar mensajes de fortaleza desde mi pequeño rincón del mundo a mujeres de todo el mundo; para animarlas a creer en sí mismas. También trabajo para que las empresas sean más conscientes de las desigualdades y los problemas de género que enfrentamos en el lugar de trabajo.

Hoy puedo decir que este trabajo cambió mi vida porque me di cuenta de que todo es posible. Tener hijos cumplió mi primer sueño en la vida. Obtuve un título universitario, compré mi propia casa, obtuve vehículos y crié a mis hijos mientras trabajaba en la carretera. Mis hijos incluso pasaron mucho tiempo conmigo en el camión, donde los ayudé con la escuela y su educación.

Tengo un buen equipo de colegas, respaldado por una empresa sólida, por lo que cuando nos aventuramos en el camino, nunca nos encontramos solos. Quiero que las mujeres sepan que elegir su carrera y hacer lo que quiere hacer conduce al empoderamiento.

Para mí, me encanta conducir.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

I am Rita Piris, an Argentine journalist and audiovisual communicator. I'm interested in technology and data visualization and convinced that access to information technologies is a means of democratizing information and culture.