fbpx
image of a bed on fire
Image of a Bed on Fire | Photo courtesy of Amy Dav

En un acto de violencia doméstica, el marido empuja a su mujer a la cama en llamas en Zimbabue

Llegó la noche. Sin electricidad, una vela iluminaba la habitación. Cayó sobre la cama, que se incendió, mientras seguíamos peleando. Mientras la cama entera ardía, me empujó violentamente hacia ella. Mi ropa se incendió instantáneamente.

Milca Chereni from Zimbabwe thrown into fire
PROTAGONISTA
Milca Chereni, de 28 años, vive en Beitbridge, Zimbabue, con su esposo Obert Matibiri y sus dos hijos, de 9 y 4 años. Milca estaba visitando a su familia en su pueblo natal. Cuando regresó, se desató una disputa doméstica con su esposo, lo que la llevó a ser arrojada al fuego. Actualmente está hospitalizada y en recuperación.

Orato obtuvo verificación testimonial del periodista de la cuenta.
CONTEXTO
De acuerdo con UNICEF, El 43 por ciento de las adolescentes en Zimbabue informan que su primera experiencia sexual no fue deseada ni planificada. La línea directa nacional de violencia de género experimentó un aumento del 40 por ciento en las llamadas a la línea directa durante COVID-19. Alrededor del 94 por ciento de esas llamadas son de mujeres. De las niñas menores de 18 años, el 33,7 por ciento están en matrimonio infantil en comparación con el dos por ciento de los niños menores de 18 años.

Se están logrando algunos avances con el lanzamiento del Pacto Político de Alto Nivel (HLPC) sobre la Eliminación de la Violencia de Género y las Prácticas Dañinas por parte del Gobierno de Zimbabue (2021). Poco después, se erigió un nuevo laboratorio forense de última generación en la Policía de la República de Zimbabue. Queda mucho trabajo por hacer.

*Advertencia: la historia puede incluir contenido escrito o visual que puede ser de naturaleza gráfica o delicada.

BEITBRIDGE, Zimbabue ꟷ Hace un mes, mi esposo me quemó viva.

Mientras yazco en esta cama de hospital y mi cuerpo intenta sanar, el dolor me consume. El frío del invierno empeora aún más el dolor.

Todo comenzó cuando escuché un rumor de que mi esposo me engañó. El dolor emocional de su aventura sigue conmigo, pero no se puede comparar con el dolor físico de ser arrojada al fuego.

Esposa le pregunta a su marido sobre una posible aventura

El 24 de mayo de 2022 llegué a Beitbridge donde vivo. Beitbridge es una ciudad en la provincia de Matabeleland Sur.

Había estado fuera, visitando mi pueblo natal en Zimbabue. A los dos días de regresar, alguien del barrio se me acercó y me dijo que circulaba un rumor. Mi marido tuvo una aventura secreta con mi vecina durante mi ausencia.

Parecía injusto acusar a mi esposo de haberme engañado en base a rumores. Fui a la vecina para preguntarle si era cierto y si estaba enamorada de mi esposo. Ella rechazó las acusaciones, así que le pedí que viniera a mi casa. Quería entender por parte de ella y de mi esposo lo que pasó.

En ese momento, los rumores se habían intensificado. Una persona en Beitbridge me dijo que alguien vio a mi esposo dándole paquetes de comida.

Me sentí escéptica acerca de toda la historia, así que la insté a que viniera conmigo a mi casa. Quería obtener una imagen clara basada en lo que diría cada uno de ellos con todos nosotros juntos.

Marido empuja a su mujer a la cama, envuelta en llamas

De regreso en la casa, con mi esposo allí, les pregunté a ambos por la verdad. Negaron tener citas, pero confirmaron que se compraban comida. Me hizo enojar.

Pregunté qué circunstancias llevaron a mi esposo a comprar comida para ella. Sus respuestas no me convencieron. Empecé a pelear con ella. Parecía claro que me mintieron y no podían admitir su aventura por vergüenza.

Unos minutos después de la pelea, mi esposo intervino y la mujer se fue. Le dije a mi esposo que ya no tenía interés en él y comencé a hacer las maletas para regresar a mi pueblo natal. Le dije: “Ya me voy”.

Se negó a dejarme ir y me arrebató el teléfono. Se desató una pelea entre él y yo. Quería que mi teléfono y mi libertad se fueran. Repetidamente dijo que no podía ir a ninguna parte sin su permiso.

Milca Chereni empujada a un incendio
Milca Chereni permanece internada tras ser arrojada al fuego por su esposo | Foto cortesía de Milca Chereni

Llegó la noche. Sin electricidad, una vela iluminaba la habitación. Cayó sobre la cama, envolviéndola en llamas, mientras seguíamos peleando. Mientras toda la cama ardía, me empujó violentamente al fuego. Mi ropa se incendió instantáneamente.

Sobreviviente, mujer permanece hospitalizada

Cuando mi esposo vio que todo mi cuerpo ardía, se escapó y me dejó morir sola. Empecé a rodar por el suelo y verter tierra sobre mi cuerpo en llamas hasta que el fuego se extinguió.

Sentí el dolor insoportable de ser quemada vivo. A medida que las llamas me consumían, comencé a perder la esperanza, incluso mientras vertía la tierra sobre mi cuerpo.

Cuando el fuego se extinguió, corrí a la casa de mi amigo, quien contrató un taxi para llevarme al Hospital Provincial de Beitbridge.

Ahora, un mes después, sigo en el hospital mientras mi cuerpo y mi mente intentan recuperarse de esta terrible experiencia.

La violencia de género sigue siendo un problema grave en Zimbabue.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Takudzwa Changadeya es un periodista de Zimbabwe.