fbpx
María Eva Juncos drives a taxi and launched the SheTaxi app in Argentina to keep women safe
María Eva Juncos drives a taxi and launched the SheTaxi app in Argentina to keep women safe

La aplicación SheTaxi ayuda a las mujeres de Argentina a escapar del acoso o de cosas peores

Ofrecer la paz a un segmento de la sociedad es el mejor pago que podríamos recibir. En el sistema tradicional, las mujeres temen ser secuestradas, acosadas e incluso violadas. SheTaxi ayuda a reducir nuestra indefensión.

Maria Eva Juncos SheTaxi
Interview Subject
María Eva Juncos, 45, has worked for 10 years as a passenger transport driver. After experiencing harassment and hearing stories from female passengers, she created the SheTaxi app. Juncos lives and works in Rosario, Argentina where the app has garnered great success.
Background Information
Juncos does not charge users or drivers for the use of SheTaxi nor does she earn more money from it. She considers it a public service. On May 25, 2021, the application became enabled for the entire national territory. However, it is primarily working in Rosario, Córdoba, Santa Fé, and to a lesser extent in the cities of Nauquen, Catamarca, San Juan, and Venado Tuerto.

Of all the taxi drivers in the country, women comprise about five percent. Rosario estimates there are 200 female drivers compared to 6,000 male drivers in her area. According to data from the National Commission for Transport Regulation (CNRT), of almost 40,000 taxi drivers in the country’s capital, only 1,125 are women.

The SheTaxi app adds five minutes onto each transport so that the passenger has continued access to the driver briefly. This gives a safety net in case the female passenger finds herself in danger, forgets something, or needs to return to the cab. This aspect receives the most praise.

SheTaxi has 1,200 registered service providers and 600 active to work at any given time. The app boasts 260,000 registered users. Ninety percent are women and the age range is from 14 to 65 years old.

ROSARIO, Argentina – Manejar el taxi de noche siempre es complicado, me refiero a que una nunca sabe con quién se encontrará, qué tipo de cliente estará en el asiento trasero. De noche podría pararme un individuo, yo al disminuir la velocidad tendría ese brevísimo lapso de tiempo entre parar y que él entre al vehículo, intentar hacerle un perfil.

Ya son más de 10 años manejando y una se vuelve experta en encasillar a las personas. ¿Me detengo o no me detengo, me detengo o no me detengo?, puede estar bien vestido, no ser una zona conflictiva y el instinto que suele mandar, me diría que no habría problemas. Entraría y me diría: “A Corrientes y Catamarca, ¡a! Sos mujer, si querés te podés desviar… hermosa”, como éste, ejemplos hay muchos, el instinto suele equivocarse y desgraciadamente el acoso casi siempre puede aparecer.

He aprendido que el instinto puede equivocarse y que casi siempre surge el acoso.

Tras escuchar las historias de las mujeres, una conductora crea la aplicación SheTaxi para dar seguridad a las pasajeras

De esas situaciones incómodas he vivido muchas y me han contado muchas, algunos (sobre todo los hombres), dirían que es un simple piropo, que sobre exagero. Creo indistintamente de ser un comentario suave o uno directamente ordinario o de carácter sexual, no se deberían hacer.

El interior de un vehículo es un lugar reducido, sumado a que una debe estar pendiente de manejar y de la locura de las calles, preocuparse del pasajero es una tarea extra, pero necesaria. Distinto cuando entra una mujer, es una especie de alegría o tranquilidad y la verdad ese sentimiento es mutuo.

Me cuentan sus experiencias, como la pasajera que me contó, como al usar un servicio de transporte, le asignaron en varias ocasiones al mismo conductor varón y este comenzó a insinuársele y acosarla. Pueden ser ese tipo de experiencias directas con el chofer, o cómo la vez que una mujer que llevaba de pasajera se tira al suelo y se esconde, al preguntarle si estaba bien, me dice que se dio cuenta la estaba siguiendo su pareja, ahí decidí tratar de perderlo, pero luego decidí conducir a la estación de policía y al detenerme el otro vehículo siguió de largo.

Una taxista, parte del equipo de shetaxi | Foto cortesía de Juncos

Al conocer estas y otras muchísimas historias y al darme cuenta de que yo también me sentía más cómoda con pasajeras mujeres, sería ideal que esta especie de complicidad positiva que se generaba entre nosotras se pudiese convertir en una constante. Se me ocurrió la idea de crear SheTaxi, una aplicación que conecta a las mujeres con los conductores. Cuando la mera posibilidad surgió en mi imaginación, sentí una enorme alegría.

La aplicación podría beneficiar a las mujeres y a los conductores de todo el mundo. Muchas mujeres me pidieron mi número de teléfono para ponerse en contacto conmigo directamente cuando necesitaran un taxi. Sabía que existía un mercado más amplio y quería difundir su tranquilidad. La aplicación también podía dar a las conductoras la oportunidad de trabajar por la noche recogiendo exclusivamente a mujeres, algo que a menudo evitaban por miedo.

La aplicación se vuelve viral, patrocinada por padres, abuelas y mujeres de todo tipo

Comencé a investigar sobre las aplicaciones y determinar qué características debería tener, para que fuese cómoda y útil para ambas partes. Invertí tiempo y dinero para embarcarme en esta nueva experiencia, los inconvenientes no fueron significativos, pero existieron, sobre todo en la configuración y luego, los aspectos legales para su implementación. Dado que somos un proyecto social y no una empresa, ni asociación civil, ni cooperativa, solo hizo falta registrar la marcha “SheTaxi”

Con la app ya funcionando, pasaron dos meses para que recién por primera vez se concretara un viaje concertado por la aplicación, éste momento fue supe emocionante. Al fin se materializó el momento que tanto había esperado, la conexión entre partes que ciertamente se beneficiarían de esta nueva experiencia.

Sin mucha publicidad el comienzo fue lento, luego una usuaria del servicio tradicional de taxi, al contarle de la aplicación, quedó super emocionada y escribió en su twitter y ahí se viralizó el emprendimiento. Principalmente, fue el “boca a boca” nuestra mejor forma de hacernos conocidas.

Las clientas se pasan el dato y nos recomiendan. Hay clientela fija que nos usa con mucha frecuencia. También hay casos que la nieta le enseña a su abuela el sistema de la app, para que ellas también nos puedan contactar. Muchos padres y madres nos usan para ir a dejar a sus hijas menores de edad al colegio u otros lugares, les damos confianza y realmente para eso fue todo este proceso.

Ofrecer sosiego a una parte de la sociedad es el mejor pago que pudimos recibir, saber que contribuimos en algo a tranquilizar y democratizar el uso del transporte. El miedo al usar el sistema tradicional, el miedo a ser raptadas, violentadas, acosadas y hasta violadas, aún este presente, pero sin duda SheTaxi está ayudando a que esta indefensión sea menor.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

In Chile (his native country), he obtained a degree in Socio-Economic Sciences. He currently lives in Buenos Aires (Argentina), where he specializes in photojournalism. As a freelance, he publishes in different national media and collaborates for some international press agencies.