fbpx

Un empresario autodidacta convierte los residuos electrónicos en ingresos y lanza un colectivo nacional

Los negocios empezaron a volver, pero el periodo de conflicto y la transición de poder me devastaron. Con un nuevo gobierno, perdí toda mi red y me enfrenté a un tribalismo extremo. Mi mujer y mis hijos dependían de mí, y no me quedaban fondos a mi nombre. ¿Cómo iba a emprender un nuevo negocio?

  • 3 meses ago
  • noviembre 3, 2022
5 min read
Through the Electronic Waste Initiative Kenya entrepreneurs college, refurbish, and dispose of electronic waste while making an excellent income Through the Electronic Waste Initiative Kenya entrepreneurs college, refurbish, and dispose of electronic waste while making an excellent income | Photo courtesy of E-WIK
Interview Subject
Lawrence Thuo is the founder of the Electronic Waste Initiative Kenya or E-WIK and serves as a consultant and trainer in electronic waste management. He mainly focuses on the refurbishment of electronic devices for both households and offices and sells refurbished equipment as well as parts for environmental conservation. He is a vibrant champion of the circular economy through the reuse of electronic devices which promotes sustainable entrepreneurship and offers sustainable solutions in managing electronic waste.
Background Information
Kenya generates an average of 3,000 tons of e-waste each year from devices such as computers, monitors, printers, mobile phones, fridges, and batteries. Statistics show that Africa recycles less than 0.1 percent of its e-waste yearly. China ranks first in e-waste recycling followed by the United States. In 2020, the e-waste recycling market was valued at only 50 million dollars, indicating major room for growth in this career field.

NAIROBI, Kenia ꟷ Tras la tristemente célebre violencia postelectoral de 2007 en Kenia, perdí mi trabajo como proveedor de dispositivos electrónicos en el gobierno keniano. Sin ingresos ni medios para mantener a mi familia, necesitaba pivotar rápidamente.

Empecé a coleccionar aparatos electrónicos rotos, a reacondicionarlos y a venderlos. Se abrieron mercados en Europa y China, donde vendí placas base y placas base para móviles. Mi negocio floreció y, con el tiempo, fundé la Electronic Waste Initiative Kenya (E-WIK), una ONG nacional que educa al público y ofrece una eliminación segura de los residuos electrónicos.

Un hombre se hunde en pérdidas económicas tras la violencia electoral en Kenia

Antes de que las elecciones cambiaran drásticamente todo en Kenia, mi día típico incluía acampar en las oficinas del gobierno donde trabajaba como proveedor de dispositivos electrónicos. Este trabajo me proporcionaba un medio de vida y de mantener a mi familia.

Lea más artículos sobre Ciencia y Tecnología de todo el mundo en Orato World Media.

Me dirigí pacíficamente al colegio electoral y voté en las elecciones de 2007. Cuando el organismo electoral anunció al Presidente Mwai Kibaki como ganador, las cosas se volvieron violentas rápidamente. En mi trabajo, me acostumbré al ritmo del gobierno, pero al estallar el caos y las escaramuzas en todo el país, todo se paralizó.

Ninguno de nosotros se sintió preparado para las consecuencias de los resultados de las elecciones, a pesar de ser una votación muy disputada. Más de 1.100 personas fueron asesinadas y 650.000 desplazadas. Se tardó meses, pero el conflicto acabó con la formación de un gobierno de gran coalición.

Los negocios empezaron a volver, pero el periodo de conflicto y la transición de poder me devastaron. Con un nuevo gobierno, perdí toda mi red y me enfrenté a un tribalismo extremo. Mi mujer y mis hijos dependían de mí, y no me quedaban fondos a mi nombre. ¿Cómo iba a emprender un nuevo negocio?

Como se dice, la necesidad es la madre de la invención.

La recogida de residuos electrónicos da lugar a un negocio internacional

Me dirigí a algunos de mis clientes anteriores y les hice una petición: donadme vuestros dispositivos informáticos e impresoras viejos y estropeados. Los que aceptaron se sentían molestos por tener que deshacerse de dispositivos viejos, así que vieron mi acto como un favor para ellos.

Tradicionalmente en Kenia, cuando un aparato se rompe, la gente simplemente compra uno nuevo. Rara vez optaban por reparar sus equipos, lo que provocaba una acumulación de aparatos electrónicos desechados. Con estas donaciones, empecé a recoger y renovar los equipos viejos. Poco después, los clientes expresaron su interés en comprar los aparatos reparados a un precio más asequible que los del mercado.

Un miembro de E-Wik trabaja en un dispositivo electrónico | Foto cortesía de la Electronic Waste Initiative Kenya

Experimenté una gran sorpresa cuando el negocio se volvió lucrativo. Se corrió la voz rápidamente en cuestión de meses: Yo era el hombre que recogía los residuos electrónicos. Las empresas me llamaban para que fuera a recoger sus productos viejos.

Poco a poco me fui formando para convertirme en un maestro del oficio, recogiendo y desmontando aparatos electrónicos. Descarté las piezas que estaban usadas sin posibilidad de reparación, mientras archivaba las piezas más nuevas que podía vender a un precio justo. Los mercados empezaron a abrirse y las empresas chinas y europeas compraron las placas base y las placas base móviles de nuestro almacén. Tras vender mi primer lote, supe que este negocio era el adecuado para mí.

Mientras el negocio florece, el fundador lanza la Iniciativa de Residuos Electrónicos de Kenia y presenta soluciones para todo el país

Gané suficiente dinero con los residuos electrónicos como para cubrir toda una vida de sueldos en mi anterior carrera. Aunque la violencia postelectoral se sintió como una nube oscura que se cernía sobre mi familia, todo se resolvió para nuestro bien. No sólo encontré un nicho, sino que ayudé a la gente de la base de la pirámide económica a obtener productos electrónicos a un precio asequible.

Sin embargo, no se quedó ahí. Tras varios meses en el negocio, me diversifiqué. Mientras me centraba en los portátiles y los ordenadores, los clientes querían deshacerse de televisores, frigoríficos y hervidores electrónicos. El negocio crecía día a día y llegó un punto de inflexión: ya no podía gestionarlo yo solo.

En 2012 formé una ONG con personas afines llamada Electronic Waste Initiative Kenya o E-WIK. Cada uno de nosotros estaba especializado en determinados tipos de residuos electrónicos, ya fueran domésticos o de oficina. Decidimos trabajar juntos para reacondicionar los equipos no deseados y almacenar las piezas para su venta. Hicimos un esfuerzo concertado y pronto pasamos de recoger unos pocos aparatos a la semana a cien al día. Hoy recogemos entre dos y cinco toneladas de residuos electrónicos al día.

Con el tiempo añadimos a nuestro programa campañas de concienciación y promoción, enseñando a manejar y eliminar los residuos peligrosos y a garantizar que los dispositivos no se rompan y sigan siendo reparables para su reutilización. Nunca perdemos la esperanza porque sabemos que nuestro trabajo ofrece una solución innovadora para los residuos electrónicos en Kenia. 

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡nunca Te Pierdas Una Historia!

tu semanario, primera persona Noticias.

Piense en ello como periodismo literario con un toque de no ficción creativa.

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES
ÚNETENOS

Relacionado