fbpx
Tribal farmers in the Koraput region in India cultivate traditional rice types
Tribal of Koraput busy farming traditional rice corp. | Photo courtesy of Dr. Panda

Un científico indio aborda el cambio climático y la inseguridad alimentaria con antiguos tipos de arroz

En mi laboratorio de la Universidad Central de Odisha, a lo largo de tres años, he recogido y estudiado más de 130 recursos genéticos esenciales para el arroz procedentes de bolsas tribales. Sigo descubriendo nuevos tipos con alta tolerancia a la sequía. Ahora que mis investigaciones han salido a la luz, debemos actuar para proteger estos recursos de valor incalculable en su entorno natural.

Dr. Debabrata Panda
Inerview Subject
Dr. Debabrata Panda, an assistant professor in the Department of Biodiversity and Conservation of Natural Resources at the Central University of Odisha, conducted research on the agro-biodiversity and underutilized crops of Koraput. His studies over three years include 130 essential genetic resources for rice from tribal pockets. These rice types exhibit higher levels of resilience to a variety of stressors including drought, salt, and flooding. These rice resources, which are the main crops in the Koraput area of Odisha, have the potential to significantly contribute to global food and nutrition security in the face of a changing climate.
Background Information
Agriculture is the primary occupation of more than 65 percent of the people in the region. These native rice types exhibit a number of archaic traits and are a transitional species between wild rice and contemporary variants. It has traditionally been cultivated and preserved by the Koraput tribal community, which is located in the Eastern Ghats of India and is a part of the state of Odisha. Asian rice cultivation is said to have its origins in the Koraput area. Nearly 100 to 130 types of traditional rice are farmed in various tribal pockets on more than 40 percent of the country’s land, which is now used for paddy farming. 

KOLKATA, India – En una mañana de niebla de septiembre de 2021, viajé a una comunidad aislada en la región tribal de Koraput, en Odisha. Hacia el mediodía, la temperatura oscilaba entre los 24 y los 26 grados centígrados. Vi a algunos agricultores locales ocupados en el cultivo del arroz en sus campos. Decidí iniciar una conversación con ellos en oriya. Tras intercambiar saludos, me gané su confianza y continué hablando.

Me presenté y les pedí permiso para ver los tipos de arroz que cultivaban. Según mi experiencia, la mayoría de los indígenas son sencillos por naturaleza. Identificaron rápida y correctamente los tipos de arroz y eso me llamó la atención.

Cada uno de los datos que compartían parecía crucial. Escribía continuamente en un bloc mientras ellos hablaban. Cuando les pregunté si el arroz podía resistir los cambios climáticos, respondieron: “Sí”. Sentí curiosidad por saber cómo estas variedades autóctonas de arroz podían sobrevivir al clima. Además, me pregunté qué mecanismo podría estar detrás de esa supervivencia.

Antes de despedirme de ellos, recogí muestras para examinarlas. Quería saber cómo estos tipos de arroz podían sobrevivir al estrés, fisiológica y bioquímicamente. Para comprender mejor, hice examinar las muestras en el laboratorio para determinar su genética molecular. Establecimos que esos cultivares tenían uno o más genes de tolerancia a la sequía y a las inundaciones.

Desde la comunidad tribal hasta el laboratorio, los tipos de arroz se muestran prometedores para ayudar con el cambio climático

Los resultados del laboratorio me entusiasmaron. Estos cultivos de arroz muestran una mayor resistencia a las circunstancias climáticas, para mi asombro. Son capaces de proteger a estas poblaciones tribales empobrecidas del impacto dañino de las inundaciones y la sequía. El arroz también garantiza la seguridad alimentaria.

Las variedades autóctonas de arroz Kalajeera, Machhakanta y Haldichudi presentan mayores niveles de resistencia a una serie de tensiones. Entre ellos están la sequía, la sal y las inundaciones. Son los principales cultivos de la zona de Koraput, en Odisha. Ante el cambio climático, tienen el potencial de contribuir significativamente a la seguridad alimentaria mundial.

Las semillas presentan rasgos arcaicos y siguen siendo una especie de transición entre el arroz salvaje y las variantes contemporáneas. La comunidad tribal de Koraput, situada en los Ghats orientales de la India [parte del estado de Odisha] las cultiva y conserva.

La mayoría de las tribus primitivas residen en Koraput y el 65% de los habitantes, la agricultura es su principal ocupación. Estas tribus producen tipos de arroz tradicionales basados en sus tradiciones culturales.

El cultivo de arroz asiático tiene sus orígenes en la zona de Koraput. Se cultivan entre 100 y 130 tipos de arroz tradicional en varias bolsas tribales. Estos focos abarcan más del 40% de la tierra del país, que ahora se utiliza para el cultivo de arroz.

Aunque estas variedades tradicionales rinden menos, son más resistentes a las condiciones climáticas. Esto significa que pueden combatir los efectos adversos del cambio climático y garantizar la seguridad alimentaria. Ofrecen un medio de vida a las comunidades tribales pobres.

Un agricultor tribal produce un arroz tradicional resistente a las condiciones ambientales

En las tierras de secano, que representan el 80% de la agricultura mundial, la incidencia de los factores de estrés aumenta con el cambio climático. Existen múltiples factores de estrés como la sequía, las inundaciones y la sal. A menudo se suceden durante un mismo ciclo de cultivo. Los tipos de arroz que descubrí sobreviven en regiones de secano sometidas a diversos factores de estrés.

En el laboratorio descubrimos que los tipos de arroz Kalajeera, Machhakanta y Haldichudi superaban al conocido Nagina 22, tolerante a la sequía. Revelaron una mejor tasa fotosintética, eficiencia fotoquímica y conservación de un mayor contenido de agua relativa en las hojas.

El tipo aromático más común, el Kalajeera, tiene una cáscara negra, granos cortos y robustos, un potente aroma y cualidades culinarias superiores. El Haladichudi es uno de los tipos más antiguos que crecen en la zona. Mientras que el Machakanta sigue siendo muy conocido por su grano fino y su calidad culinaria. Produce un excelente sabor. 

Aunque el rendimiento de grano de estos tipos resultó ser inferior al de la variedad contemporánea de alto rendimiento IR 42, mostraron rasgos estomáticos y de fotosíntesis superiores. 

Netrananda Lenka, un agricultor tribal del bloque Jaypur de Patraput, nunca intentó plantar variedades híbridas por su alto rendimiento. En su lugar, plantó variedades autóctonas en su parcela de cuatro acres. El crecimiento tarda entre 120 y 130 días en la estación húmeda.

Lenka dice: “Un acre de tierra produce unos 40 quintales de arroz [un quintal equivale a 220 libras]. Estos tipos de arroz se cultivan de forma orgánica, ya que nunca añadí urea ni potasa a la tierra donde los cultivé”. Según él, el precio al por mayor del Kalajeera en el mercado local es de 700 rupias por quintal (8,66 dólares). En cambio, el precio de Machhakanta y Haldichudi es de 400 rupias por quintal [4,95 USD].  

Un científico sueña con ayudar a los agricultores tribales y ofrecer al mundo un arroz de mayor calidad

En mi visita, me encontré con Raimati Ghiyaria. Ghiyaria reside en la aldea de Nayaguda, en el bloque de Kundura. Cultiva estos tipos de arroz tradicionales. Ghiyaria me dijo que el arroz proporciona beneficios nutricionales. El agricultor también afirmó que la promoción comercial de este arroz único podría beneficiar económicamente a los indígenas. Cuando las empresas den un paso adelante para envasar este arroz fuera de Koraput, los agricultores como él cultivarán más.

Creo que hemos descubierto una oportunidad impactante. Los responsables políticos, los criadores y los académicos descuidan principalmente esta oportunidad. Sin embargo, la creación de oportunidades comerciales para estos cultivos puede beneficiar a los agricultores pobres y fortalecer las economías locales.

En mi laboratorio de la Universidad Central de Odisha, pasé tres años estudiando más de 130 recursos genéticos esenciales de los bolsillos tribales. Sigo descubriendo nuevos tipos con alta tolerancia a la sequía. Ahora que mis investigaciones han salido a la luz, debemos actuar para proteger estos recursos de valor incalculable en su entorno natural.

Imagino que surgen programas de cultivo para hacer frente a la inseguridad alimentaria. Los programas pueden hacer que el arroz resistente al clima esté más disponible en todo el mundo. Al mismo tiempo, crearán una economía para los agricultores tribales. Esto se aparta de los procesos actuales de las técnicas agrícolas contemporáneas que utilizan variantes de arroz de alta producción y menor tolerancia.

En la era del cambio climático, la popularización de estos valiosos recursos podría allanar el camino hacia la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Partho Burman is an award-winning independent journalist based in Kolkata, India. He writes inspirational, motivational, and environmental stories.