fbpx
Youth activists in Colombia paint and protest fracking project
Youth activists in Colombia paint and protest fracking projectPhoto courtesy of

Jóvenes en Colombia enfrentan amenazas luchando contra el fracking

PUERTO WILCHES, Colombia ꟷ El 18 de diciembre de 2020, estaba en mi casa en mi ciudad natal de Puerto Wilches cuando escuché el anuncio. Las empresas petroleras seleccionaron nuestro municipio para un proyecto de fracking. Un grupo de amigos, conocidos y yo nos preocupamos.

Woman in shadow
PROTAGONISTA
Joan Rojas es estudiante de Economía y Arte en Colombia. Ha solicitado que no se muestre su rostro para su propia protección. Joan es miembro del Comité Aguawil por la defensa del agua y el territorio en la lucha contra el fracking en el departamento de Santander en Colombia.
CONTEXTO
Puerto Wilches es un municipio ubicado en el departamento de Santander, Colombia. Es la zona donde se encuentra la empresa petrolera más importante del país -Ecopetrol- y en esa zona se concentran una gran cantidad de proyectos de hidrocarburos. A su vez, Santander es el departamento con más líderes ambientales asesinados en lo que va del año en el país, según el primer informe de la Fundación Núcleo.

Además, la región es un área de profunda importancia ambiental para el país. El municipio de Puerto Wilches, en particular, es el segundo complejo pantanoso más importante del departamento; de las 56 ciénagas del departamento, 44 están ubicadas en Puerto Wilches. Además, es una de las zonas por donde pasa la fuente de agua más importante del país: el río Magdalena, que recorre de Sur a Norte todo el país y provee de agua al 85% de la población de Colombia..

PUERTO WILCHES, Colombia ꟷ El 18 de diciembre de 2020, estaba en mi casa en mi ciudad natal de Puerto Wilches cuando escuché el anuncio. Las empresas petroleras seleccionaron nuestro municipio para un proyecto de fracking. Un grupo de amigos, conocidos y yo nos preocupamos.

Recordamos proyectos similares en nuestro país. Cada uno vino con riesgos ambientales y daños a los territorios. Conociendo estas sensibilidades, decidimos realizar una reunión para determinar cómo organizarnos.

Poco sabíamos que pronto enfrentaríamos amenazas y actos de intimidación. Como grupo de jóvenes, no teníamos títulos de líderes ambientales. Simplemente habitábamos el pueblo y queríamos defendernos.

Grupo gana impulso luchando contra el fracking en Puerto Wilches

A los pocos días del anuncio, tuvimos nuestro primer encuentro en un restaurante que nos ofreció un amigo. Lo promocionamos a través de las redes sociales y asistieron unas 20 personas. Estudié economía y arte con interés en el muralismo y el graffiti. Me preguntaba cómo podría contribuir en función de mis intereses. Todos queríamos añadir algo único.

Un amigo que tiene un programa de noticias humorísticas en las redes sociales transmitió nuestro encuentro en vivo. Desde el primer día, la Alianza Colombia Libre de Fracking supo de nosotros y ofreció su apoyo. Nos acompañaron expertos y líderes sociales de la alianza, ya organizados para luchar ellos mismos contra el fracking.

Nuestro objetivo fue crear conciencia sobre los riesgos para el municipio y el país en materia de agua y abastecimiento de agua. También buscamos protestar pacíficamente para defender el territorio. Queríamos exigirle al alcalde una audiencia con las empresas a cargo del proyecto – ExxonMobil y Ecopetrol.

La Alianza nos ayudó brindándonos abogados, ya que no sabíamos cómo defendernos más allá de las tácticas de visibilidad.

Se forma el Comité Aguawil, liderado en su mayoría por mujeres

Pronto supimos que las empresas deben realizar un proyecto piloto de fracking [que estudian si el daño ambiental será grave o no]. Esto requiere grandes cantidades de herramientas y financiación. El estudio abre dos pozos de prueba. Esto no podría compararse con los 100 pozos que abrirían si se aprobara el proyecto.

El estudio obliga a las empresas a consultar con la comunidad afrocolombiana [indígenas y campesinos directamente afectados, que viven en la región]. Estas empresas no realizaron adecuadamente la consulta ni el estudio de socialización. De hecho, se realizaron a puerta cerrada sin la participación de la comunidad.

De ahí surgió el Comité Aguawil, creado por los jóvenes de Puerto Wilches y liderado principalmente por mujeres. Nos convertimos en el primer grupo que asumió el tema ambiental en nuestro territorio, históricamente muy combativo.

Las mujeres se convierten en el objetivo principal de la intimidación, los estancamientos del proyecto

Nuestras primeras acciones incluyeron pintar un mural y hacer un plantón frente a la alcaldía. A lo largo de 2021 hicimos ollas comunitarias y organizamos cacerolazos, una forma popular de protesta en la que se hace ruido golpeando las ollas. Si bien nuestras actividades se sintieron alegres y organizadas, también enfrentamos amenazas.

Cada vez que terminaba una reunión, alguien en el grupo compartía experiencias de persecución. Personas armadas entraban a sus casas para intimidarlos. Dos de nuestras compañeras tuvieron que salir del país por motivos de seguridad.

Se instaló un mural contra el fracking en la plaza de Puerto Wilches, Sanatnder, Colombia | Foto cortesía de Joan Rojas

La mayoría de las amenazas y actos de intimidación ocurrieron con mujeres. La trascendencia de las amenazas nos hizo temer salir. Nos preocupaba que denunciar públicamente el proyecto pudiera generar violencia contra nosotros, pero lo hicimos de todos modos. Más organizaciones se unieron a nosotros y nuestra visibilidad creció.

El 13 de diciembre de 2021, casi un año después de organizarnos, volvimos recargados y realizamos la primera Marcha Carnaval en el municipio. Presentamos una demanda por falta de consulta popular y el proyecto se detuvo.

Lamentablemente, se reactivó en junio de 2022. Una vez más, nos encontramos marchando y pintando en las calles.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Lina Cortez is a journalist who writes about environmental, literary, cultural, political, and social activism issues in Latin America.