fbpx

Un arquitecto indio viaja por el mundo y comparte su amor por las plumas estilográficas

La clave para abrir algunas de las puertas más difíciles de la vida puede venir en forma de un bonito estilo de escritura. En la era de los superordenadores y los teléfonos inteligentes, esta habilidad fundamental ha disminuido. Cuando me pongo delante de un público para dar una charla pública o imparto un taller a los estudiantes de una escuela de arquitectura, la gente está deseando retomar el uso de las plumas estilográficas.

  • 3 meses ago
  • noviembre 13, 2022
9 min read
One of One of Professor Yashwant Dattatreya Pitkar's students sketches a fountain pen they designed | Photo courtesy of Professor Pitkar
Yashwant D Pitkar
Interview Subject
Professor Yashwant Dattatreya Pitkar collects fountain pens, inks, and inkpots. Born in the Alopibagh neighborhood of Allahabad, Uttar Pradesh in 1953, he lived in many places including Kota, Bombay, and Bondra. In 1977, he graduated from the Bandra School of Art with a bachelor’s degree in Architecture. He joined the faculty at Sr JJ. College of Architecture in 1987 and worked there for 28 years.

After retiring in 2015, he has spent the last seven years teaching at the Academy of Architecture.  Prof. Pitkar is a multifaceted individual who enjoys photography and has authored 14 books. He most recently received the Lifetime Achievement Award from Inked Happiness in Kolkata for his love of fountain pens. Prof. Pitkar married his wife Nileema in 1986 and the couple has a son and a daughter.
Background Information
According to Pitkar’s friend and colleague Dr. Gautham N, who is also a pen aficionado, the modern fountain pen has an inbuilt «fountain» or reservoir to hold liquid ink. The earliest example of such a pen dates back to 973 AD, when the Caliph of an African nation requested a pen with an ink reservoir, he could carry upside without leaking.


The particular specifications, design, or mechanism of this pen are now unknown, said Dr. Gautham. On May 25, 1827, the French government granted a Romanian inventor named Petrache Poenaru (1799–1875) the first patent for a fountain pen. It became characterized as a portable pen that never runs out of ink. In 1870, Duncan Mackinnon and Alonzo T. Cross created the stylographic pen, a variation on the fountain pen that employed a wire in a tube as an ink valve. An eye dropper was used to fill each of these pens.


The fountain pen we all know and use today was first introduced to us by Lewis Edson Waterman. Waterman saw that all the pens to that point had blobbed and left a mess of ink everywhere. In essence, he transformed the fountain pen from a messy affair to a «controlled leak» by creating a capillary system that sucked back the extra ink. Waterman changed the course of history by founding the Ideal Pen Company and the Waterman Pen Company.

MUMBAI, India ꟷ Llevo 53 años disfrutando de una historia de amor con las plumas estilográficas. A mis 69 años, sigo haciendo viajes a ciudades lejanas para ofrecer seminarios y charlas sobre las plumas y su historia. Disfrutar de una pluma estilográfica se asemeja a disfrutar de una buena comida o una copa de vino. Toda la experiencia se convierte en algo significativo y gratificante.

Nada puede sustituir la calidez de una nota escrita a mano

Mi historia de amor con las plumas estilográficas comenzó en octavo grado, cuando llegó mi primera pluma en 1969. Aunque no recuerdo la marca, sí su color tostado. La pasión que sentía estuvo latente hasta la edad adulta, cuando acepté mi primer trabajo en 1977 en un estudio de arquitectura.

Con mi primer sueldo, compré una pluma estilográfica Pilot Birdy por 200 rupias. El plumín ancho me atraía, y me recordaba a mi primera pluma, que se había ensanchado por el uso repetido. El plumín de una estilográfica es su corazón y su sangre, respectivamente. 

Lea sobre más visionarios que hacen cosas únicas e increíbles en todo el mundo en Orato World media.

Mis amigos y otras personas bromeaban diciendo que no debería haberme gastado la mitad de mi sueldo en un solo bolígrafo. Hoy todavía la tengo en mi poder y funciona. Una pluma estilográfica representa un símbolo de estatus. Llevar una pluma Montblanc es como llevar una estrella en el bolsillo. La flecha representa una pluma Parker, y un punto en el clip señala una Sheaffer.

En mi opinión, la pluma estilográfica sigue siendo el mejor instrumento de escritura que se utiliza hoy en día. Incluso en la despiadada era digital, una bonita nota escrita a mano ofrece a la gente un toque personal. La calidez y el sentimiento que transmite no pueden ser duplicados por la palabra impresa.  

Bolígrafos de la colección del profesor Pitkar | Foto cortesía de Yashwant Dattatreya Pitkar

Como arquitecto, también aprecio las cualidades estéticas de las piezas. Por ejemplo, selecciono los frascos de tinta que compro basándome en el diseño. La percepción de la belleza de una persona puede diferir de la de otra, pero en general, solemos encontrar atractiva la estética común. 

Desde la búsqueda de piezas únicas hasta el descubrimiento de la tinta dorada

Cuando viajo, visito tiendas de chatarra y de plumas. Los vendedores de chatarra suelen ser el mejor lugar para encontrar piezas antiguas. En mis viajes, he regateado botellas de tintero raras de Sheaffer, Parker y Cross.

Mi colección actual consta de 350 plumas estilográficas, incluidas las mencionadas, así como Montblanc, Montegrappa, Delta y Japanese Pen. Mi colección también cuenta con 300 portaminas y 313 frascos de tintero de diversas marcas, colores, formas y tamaños.

En los primeros tiempos de la escritura, los únicos colores de tinta que teníamos eran el azul, el negro, el rojo y el verde. De hecho, todo empezó con la tinta azul Camel, la más asequible y básica que se ha utilizado nunca. Aquí, en la India, marcas tan conocidas como Sulekha, de Calcuta, y Bril, de Bangalore, tienen hoy una gran variedad de colores. He disfrutado de la belleza de las tintas violetas, amarillas y doradas.  

 Con el paso de los años, mi interés aumentó y fui añadiendo más marcas y colores a mi colección. Existen historias increíbles detrás de las marcas que producen plumas estilográficas, los colores y las formas de los frascos.  Algunas marcas ofrecen un sinfín de colores, como Robert Oster.

Otros infunden aromas en la tinta. Montblanc ofrece «la tinta del amor» con aroma a rosa, y la «tinta James Purdy» que huele a whisky de malta. Una de sus tintas, llamada «Personal Code Ink», está impregnada de ADN vegetal para firmar documentos de valor incalculable en los que el firmante puede ser verificado mediante pruebas forenses.

De hecho, Montblanc tiene incluso «Elixir Gold Ink», limitado a 100 frascos, cada uno de los cuales contiene auténtico polvo de oro. Otras creaciones interesantes son la tinta brillante, que brilla gracias a las finas partículas metálicas, y la clásica tinta invisible, que debe leerse bajo una luz ultravioleta. 

Detenido en la aduana por llevar tinteros desde Japón

En 2008, fui a Japón para juzgar un concurso de estudiantes de arquitectura. En una tienda local de bolígrafos, me llamaron la atención unos tinteros únicos. Tan cautivado quedé que ese día adquirí entre 20 y 25 frascos de tinta por 25.000 rupias.

Volé a casa y cuando llegué a la India, los funcionarios de aduanas del aeropuerto de Mumbai me pararon y me preguntaron qué había en mi equipaje. En una respuesta cortés, les informé de que llevaba varios frascos de tinta en mi maleta. Los agentes se rieron y dijeron: «Otros llevan botellas de alcohol, ¡y tú llevas botellas de tinta!». Afortunadamente, me dejaron marchar.

Tinteros de la colección del profesor Pitkar | Foto cortesía de Yashwant Dattatreya Pitkar

Los frascos de tinta vienen en una gran variedad de materiales, formas y tamaños. Los típicos botes de tinta son de cristal o plástico, pero yo tengo botes de latón e incluso de cristal con inscripciones en vidrio. Algunos botes no me los puedo permitir, como «El pájaro eterno», un bote de cristal con la escultura de un pájaro de oro o plata.

Algunas personas coleccionan sellos, cajas de cerillas o envoltorios de cigarrillos, pero nunca conocí a nadie que coleccionara plumas estilográficas y tinteros. A mí me gustaba y me sigue gustando.

La pasión por las plumas estilográficas lleva al hombre a las universidades y salas de conferencias de toda la India

La clave para abrir algunas de las puertas más difíciles de la vida puede venir en forma de un bonito estilo de escritura. En la era de los superordenadores y los teléfonos inteligentes, esta habilidad fundamental ha disminuido. Cuando me pongo delante de un público para dar una charla pública o imparto un taller a los estudiantes de una escuela de arquitectura, la gente está deseando retomar el uso de las plumas estilográficas.

Compartir conferencias sobre los orígenes, el desarrollo y el diseño de las plumas estilográficas ayuda a aumentar el interés. Mi pasión me ha llevado a tener muchas oportunidades, como la de dar una charla en la Universidad de Manipal en Dubai en 2007 y la de impartir un programa de 13 días en el Instituto Nacional de Diseño de Ahmedabad en 2010. Incluso me gané una invitación para hablar en el «India Pen Show» en el Nehru Center de Mumbai en 2020. Este mismo año, me he ganado la oportunidad de hablar sobre el proceso de fabricación utilizado por la empresa Montblanc en el «Pune Fountain Pen Show 2022».

Alumnos en uno de los talleres del profesor Pitkar sobre plumas estilográficas | Foto cortesía de Yashwant Dattatreya Pitkar

La alegría de esta afición va más allá de coleccionar y hablar. También puedo compartir mi colección con el mundo. En tres ocasiones, se expuso en Maharashtra, lo que permitió a la población en general participar. Recuerdo haber respondido a muchas preguntas y haber sonreído al hablar con los asistentes, mientras compartía datos como la historia de las plumas con nombre de Agatha Christie y Mahatma Gandhi.

La pluma Christie presenta una cobra con dos ojos de rubí y un plumín con forma de cobra. En el plumín de la pluma Gandhi aparece una postura que camina, mientras que el cuerpo presenta finas líneas que recuerdan a las cuerdas de khadi (cáñamo). Montblanc sólo produjo 241 plumas Gandhi y posteriormente fue prohibida por el Tribunal Superior de Kerala (India) por explotar la imagen de Gandhi con fines comerciales.

Ayudar a la gente a elegir y comprar sus primeras plumas estilográficas

A la hora de comprar plumas, muchas personas acuden a mí en busca de orientación. Les ayudo a entender los tipos de plumines que se adaptan a sus intenciones. Hay plumines de escritura fina, grandes, medianos, anchos, doblemente anchos y de otros tamaños. También les pregunto si van a utilizar la pluma con frecuencia o con moderación, y cuáles son sus objetivos. Algunas personas utilizan los bolígrafos para escribir papeles, tomar notas o hacer trabajos de oficina.

Otros utilizan la pluma como símbolo de estatus, mostrando con orgullo su marca preferida. Así, mientras que la Montblanc y la Lexi-5 producen una escritura idéntica, uno puede elegir puramente por la marca y el precio. Las plumas pueden costar desde 100 rupias (menos de 2 dólares) hasta 15 crores (más de 1,8 millones de dólares).

En la India, el uso de las plumas estilográficas sigue creciendo y una treintena de fabricantes producen aquí con éxito plumas a un precio razonable. Las plumas han empezado a calar en las instituciones educativas. Una organización con sede en Prune premia con estilográficas a los participantes en sus concursos de escritura.

Desde entonces, he propuesto la misma idea a Sulekha, en Calcuta, y he ofrecido a las empresas propuestas para subvencionar el precio de los bolígrafos para proporcionarlos a los alumnos de las escuelas.   

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡nunca Te Pierdas Una Historia!

tu semanario, primera persona Noticias.

Piense en ello como periodismo literario con un toque de no ficción creativa.

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES
ÚNETENOS

Relacionado