fbpx

Como una máquina del tiempo, visitar los sitios arqueológicos de Orce, España, revela los misterios de la historia humana temprana europea

Allí, en el terreno árido, mientras la niebla flotaba y corría por los barrancos y valles, a menudo me encontraba en la contemplación. Parecía una escena de película y la niebla representaba el agua que corría por la región hace millones de años.

  • 3 meses ago
  • enero 11, 2024
7 min read
Archeological teams have been working diligently in Orce, Spain for over 40 years uncovering the secrets of early European human history. | Photo courtesy of Archeological teams have been working diligently in Orce, Spain for over 40 years uncovering the secrets of early European human history. | Photo courtesy of The Orce Project
Archeologist Juan Manuel Jiménez Arenas is the director of the Orce Project in Spain
Journalist’s Notes
personaje
Juan Manuel Jiménez Arenas, nacido en Málaga, ejerció como clarinetista profesional durante 13 años. A los 27 años cedió a su persistente curiosidad por la historia y emprendió estudios en la Universidad de Málaga. Especialmente interesado en la prehistoria y la evolución humana, así como en la biología. En el año 2000 participó en una campaña de excavación en Orce, España, que le abrió las puertas a la mayor aventura de su vida. Después de trabajar como pasante e investigador, finalmente se convirtió en profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada en España. Desde 2017 se desempeña como director del Proyecto Orce.
contexto
ORCEpluSZ es un proyecto de investigación liderado por la Universidad de Granada. Su principal desafío es reconstruir el entorno en el que vivieron los humanos, hace millones de años. Se trata de un equipo multidisciplinar e internacional de centros de investigación formado por investigadores de los campos de la arqueología, la paleontología y la geología. El pueblo andaluz de Orce, en el extremo norte de la provincia de Granada, cuenta con una pequeña población de 1.400 habitantes, pero se ha convertido en un destino turístico sorprendente por su alcance histórico.

ORCE, España ꟷ En un pequeño pueblo de España en la provincia de Granada, se encontraron los restos del género Homo más antiguos del continente, que datan de 1,4 millones de años. [Los restos fosilizados adicionales de grandes mamíferos que se estima tienen entre 1,5 y 1,6 millones de años hacen del sitio una obra maestra arqueológica, según la BBC.] Este increíble sitio sigue siendo un libro abierto, que revela datos e investigaciones sobre los primeros humanos que habitaron el continente europeo. continente.

El mundo secreto de Orce comenzó a revelarse en 1976 cuando un agricultor que trabajaba sus tierras encontró “piedras” que parecían huesos. En medio de su rutina, este paisano supo que poseía algo único: posiblemente los restos fosilizados de una fauna extinta. Cuando llegaron los profesionales del Instituto de Paleontología de la Diputación de Barcelona, ​​encontraron ante sus ojos un auténtico paraíso.

Ahora, casi 50 años después, como profesor de Prehistoria y Arqueología en la Universidad de Granada y director del Proyecto Orce, he sido testigo de todas las etapas del desarrollo de este increíble lugar. Año tras año fui ampliando mis aprendizajes de la prehistoria y enamorándome más de la inigualable riqueza de Orce.

Lea más historias de arqueología en Orato World Media.

Allí, en el árido terreno mientras la niebla flotaba, el arqueólogo se encuentra en profunda contemplación.

Dediqué mis primeros años de vida adulta a la música, pero una curiosidad insaciable por desenterrar el pasado me carcomía. Entonces, a la edad de 27 años, cambié mis estudios y me lancé de cabeza a la prehistoria. Cuando descendió a las encantadoras tierras de la arqueología como voluntario y curioso interno, encontré un lugar lleno de atesorados misterios.

Los responsables de distintas áreas de investigación nos enviaron nuestros encargos y nos describieron las campañas. Brújula en mano estudiamos los detalles y articulamos todo lo necesario para llevar a cabo las investigaciones.

Nos despertamos temprano en la mañana y desayunamos bajo el explosivo amanecer anaranjado. A las 7:30 de la mañana, cuando el cielo se tornó azul, partimos hacia los campos donde cada persona, según su habilidad, se trasladaba a un lugar determinado. Allí, en el terreno árido, mientras la niebla flotaba y corría por los barrancos y valles, a menudo me encontraba en la contemplación.

Parecía una escena de película y la niebla representaba el agua que alguna vez corrió por la región. Esa agua, hace millones de años, sirvió como columna vertebral de un jardín repleto de vida. Seguí la ruta de la niebla con mis ojos imaginando la antigua escena ante mí. En medio de un silencio tranquilo y profundo, trabajamos incansable y pacientemente. Hablamos poco, permitiendo que nuestros descubrimientos ocuparan un lugar central. La pequeña conversación que siguió sonó como pequeñas islas de murmullos.

A las 2:30 p. m., caminamos de regreso al pueblo para comer y descansar antes de comenzar el trabajo de laboratorio de campo. Catalogamos, clasificamos y organizamos materiales para su envío. Si bien mi rol pasó de becario a investigador y luego a actual director del Proyecto Orce, estos años inmersos en el misterio me demostraron que siempre hay investigaciones apasionantes por delante.

Orce presenta un país de maravillas lleno de tesoros para visitantes, estudiantes curiosos y científicos.

Mientras orientábamos nuestros vehículos hacia la carretera, absortos en los mágicos paisajes de Granada, el cielo vibrante se fundía en tonos amarillos, naranjas y rojos a medida que el día se desvanecía en la noche. En este lugar podrás encontrar investigadores compartiendo avances metodológicos con estudiantes entusiastas. Organizamos charlas en bares de la ciudad, compartiendo nuestro trabajo con los visitantes de una forma más coloquial. Ver los hallazgos de cada día me llena de emoción. Aún más emocionante es ver a adultos y niños intercambiar miradas curiosas mientras sus ojos se posan en los artefactos.

Recientemente, encontramos muchos hallazgos únicos concentrando nuestros esfuerzos en tres ubicaciones bien conocidas de la cuenca: Fuente Nueva 3, Barranco León y Venta Micena o corte 4. Sin duda, el yacimiento de Fuente Nueva 3 es el que ofrece los resultados más destacados.

El director del Proyecto Orce, el profesor Juan Manuel Jiménez Arenas, destaca que los resultados de las excavaciones en España aportan nuevos datos para la investigación de los primeros humanos que habitaron el continente europeo. | Foto cortesía de El Proyecto Orce

Un día me sumergí en el área del refugio, rodeado de polvo y rocas. De repente, un suave murmullo rompió el silencio y pronto escuché mi nombre. Me levanté de un salto y corrí. Perplejo al principio, pronto me di cuenta de que habíamos desenterrado evidencia arqueológica excepcional de humanos: un esferoide o un utensilio hecho de piedra caliza.

Extremadamente raro en Europa, este objeto casi perfectamente redondeado se creó originalmente extrayendo pequeños trozos de piedra hasta tallar una bola. Producir un esferoide sigue siendo complejo y denota capacidades cognitivas y psicomotoras muy desarrolladas.

Luego de confirmar el hallazgo en el laboratorio, nos llenamos de emoción, pero no sería nuestra única celebración. En el mismo sitio encontramos la mandíbula juvenil de un rinoceronte extinto en un estado excepcional. Después de incansables horas de trabajo, cuando escuché: “Juanma, tienes que ver esto”, una descarga de adrenalina me emocionó y me hizo sentir torpe. Tratando de no caer, miré a mis compañeros con los ojos llenos de lágrimas y supe que habían descubierto algo importante.

Millones de años de historia humana están enterrados bajo la tierra

La arqueología es como encontrar una llave que abra las puertas a un universo desconocido. Permaneces presente en este universo, escribiendo nuevos capítulos de la historia y descubriendo cosas ocultas durante millones de años.

Nunca olvidaré estar frente a los colmillos del gran mamut conocido como Titán del Pleistoceno. Con cuatro metros o 13 pies de largo, los colmillos parecían enormes e impresionantes. Entre hallazgos como este, también descubrimos pequeños huesos de lagartos, serpientes, ranas y tortugas atrapados en el sedimento.

Allí, en el suelo histórico, encontramos un variado conjunto de herramientas líticas talladas en sílex y piedra caliza por los primeros habitantes del continente europeo. En cada marca, los imagino trabajando; y en cada huella veo una cicatriz que cuenta una historia. Estas postales del pasado añaden piezas importantes al rompecabezas que estamos construyendo.

Con todos estos resultados, y muchos más que no se mencionan, el futuro de la investigación arqueológica sigue siendo vibrante. Con cada nueva interpretación de la historia humana, nuestro equipo en Orce, España, está generando un gran impacto en todo el mundo. Cada día de mi vida tengo el privilegio de hacer preguntas como: “¿Quiénes somos, de dónde venimos y por qué estamos aquí?” Luego, leí las respuestas en la tierra.

Ser Director del Proyecto Orce es como ser director de orquesta. Doy la entrada y aparecen los primeros sonidos. De repente, todos los músicos, cada uno con sus propios instrumentos, empiezan a tocar. Ellos saben lo que deben hacer. Estoy en el centro, absorto en la melodía que me transporta al pasado, a una historia viva con un corazón que late. Como una máquina del tiempo, los recorridos por los sitios estimulan mis sentidos y revelan los misterios del pasado.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado