fbpx

Una doctora filipina aboga por la positividad sexual entre las mujeres con su propio sex shop

Existen muchos desafíos para las mujeres, profundamente arraigados en las expectativas sociales sobre nuestra sexualidad. La gente juzga a las mujeres por no estar casadas, por ser esposas sin hijos, por tener hijos fuera del matrimonio, por no tener experiencia sexual, por ser mayores y por elegir el placer sexual. Estas limitaciones dificultan nuestra capacidad de ser lo mejor de nosotras mismas en el trabajo, en casa y en nuestras relaciones.

  • 8 meses ago
  • octubre 6, 2022
8 min read
Dr. Rica Cruz, founder of Unprude, with the brand's products in the background Dr. Rica Cruz, founder of Unprude, with the brand's products in the background | Photo Courtesy of George Buid
PROTAGONISTA
La Dra. Rica Cruz es terapeuta sexual y de relaciones, y la única diplomada en sexología clínica certificada por el consejo en Filipinas. Es directora general y fundadora de Unprude. La Dra. Cruz está certificada en terapia sexual y de relaciones por la Universidad de Guelph, la Cambridge Alliance-Harvard Medical School y el American College of Sexology. Una de las organizaciones más importantes del mundo en el campo de la investigación sexual, la Sociedad de Estudio Científico de la Sexualidad (SSSS) la premió como investigadora. Publicó varios artículos científicos sobre los comportamientos sexuales de los filipinos, incluida la primera teoría sobre el placer sexual de las mujeres filipinas.

Como profesional, trabaja con individuos y parejas con problemas sexuales y de relación mediante diversas intervenciones terapéuticas. También colabora con ONG y empresas privadas en campañas de salud sexual sobre educación sexual, violencia de género y sensibilización sobre el VIH y la salud reproductiva.

La Dra. Cruz es copresentadora del programa de televisión Feelings, emitido en One PH, donde da consejos sobre el amor y el sexo. También habla en dos podcasts: Conservative Ako y The Sexy Minds.
CONTEXTO
El movimiento de positividad sexual se ha ido abriendo paso lentamente en la sociedad filipina. La cultura filipina tiene una visión conservadora del sexo, del que se habla sobre todo entre amigos cercanos. Además, los temas relacionados con el sexo, como las relaciones abiertas, las aventuras de una noche, las fantasías, la pornografía y la masturbación, se discuten más entre los hombres que entre las mujeres.

Los hombres ven la masturbación como algo normal, mientras que muchas mujeres la consideran extraña. El estudio de la Dra. Rica Cruz muestra que un hombre filipino típico se masturba tres veces a la semana, mientras que una mujer filipina se masturba entre una y dos veces al mes. A las mujeres filipinas les parece vergonzoso, raro e incorrecto masturbarse. Esto se debe a que la cultura religiosa filipina considera que el placer sexual es un tabú que conduce al pecado. La mayoría de las mujeres aprenden muy tarde, o no aprenden, que el placer es importante para la exploración íntima, la autogratificación, el alivio del estrés y la salud sexual. Se dan cuenta de que el cuerpo femenino no es sólo para la maternidad, la menstruación y la lactancia.
Por eso, la generación femenina más joven se está abriendo a la masturbación a través del movimiento de positividad sexual. La Dra. Rica Cruz es una sexóloga que anima a las mujeres a abrirse a los temas sexuales, especialmente si se trata de su cuerpo.

CIUDAD DE PASIG, Filipinas – Durante mis estudios de sexología asistí a una clase que se convirtió en un momento crucial para mí. Toda la clase observaba cómo se masturbaban las mujeres. Teníamos que permanecer en sintonía con lo que sentíamos en nuestros cuerpos mientras observábamos.

Parecía una fiesta sexual en la que podías participar. Teníamos que observar y aprender más sobre los seres sexuales. Puede que me hubiera sentido menos incómoda si mi compañero de asiento no hubiera sido un hombre blanco, alto y guapo.

Tuve que controlar mis sentimientos de excitación todo el tiempo. En un entorno tan tranquilo, escuchamos atentamente la escena que teníamos delante sin dejar de estar atentos a nosotros mismos. Toda la experiencia resultó ser increíblemente única.

Sexóloga lanza Unprude para difundir la positividad sexual

Reconozco que el camino hacia la positividad sexual puede no ser cómodo para la mayoría de las personas. El tema puede parecer demasiado ruidoso, demasiado pronto o demasiado “fuera de juego” para muchas mujeres. Incluso yo me siento así a veces.

Esto puede hacer que nos preguntemos si algo está mal en nosotros. La positividad sexual puede sentirse como un empujón, que nos presiona a ser abiertos y orgullosos sobre el sexo. Podemos sentir que nos insta a ver el sexo de una manera muy específica. Si no lo sentimos así, ¿implica que no somos positivos en materia de sexo o que somos unos mojigatos? Estos son pensamientos normales sobre el sexo.

Decirle a la gente qué tipo de relación debe tener con su cuerpo puede llevarla a avergonzarse si no está de acuerdo. Este enfoque puede ser similar a enseñar a la gente que el sexo es “malo”.

Es más, cuando te encuentras con diferentes mensajes sobre el sexo, sin que te hayan enseñado nada al respecto mientras crecías, puede parecerte demasiado. No sólo te sientes presionado para ser alguien que no eres, sino que también puedes verte inundado de información sobre lo que debería ser el sexo. Puede resultar abrumador.

Esto me llevó a crear Unprude.

Unprude permite a las mujeres abrazar su yo sexual

Unprude redefine el sex shop moderno y te guía a través de una experiencia de compra sensible a las etapas. Te ayuda a identificar tu etapa sexual específica a través de un autodescubrimiento guiado y de productos seleccionados por expertos. La experiencia de Unprude se basa en la investigación sobre la identidad sexual, el placer y las relaciones. Te permite estar en paz con lo que eres y lo que deseas en cada etapa de tu viaje sexual.

Simuladores de clítoris y masajeadores son algunos de los productos de Unprude para ayudar a la sexualidad de las mujeres | Foto cortesía de George Buid

En Unprude, las mujeres pueden explorar libre y abiertamente su yo sexual. Se ha convertido en un lugar en el que las mujeres pueden experimentar con el sexo de una forma única para ellas. Su objetivo es ayudar a las mujeres a descubrir su yo sexual a su propio ritmo. De este modo, se asegura que puedan navegar por el proceso cómodamente, sin sentirse presionadas a ser alguien que no son.

Como siempre digo, todo el sentido de la positividad sexual es evitar los sentimientos de vergüenza al hablar de nuestro yo sexual, independientemente de si una persona se identifica como conservadora o progresista; si tiene experiencia o no tiene ninguna.. Nos permite disfrutar tanto de nuestras exploraciones sexuales como de nuestros límites. Podemos disfrutar de nuestras excentricidades y apoyar a los demás en toda su individualidad. Podemos ser nosotros mismos y respetar a los demás por lo que son. Esto es lo que significa ser “Unprude”.

La necesidad de la educación sexual empieza en casa

Llevo más de 10 años trabajando en el ámbito de la positividad sexual. En los últimos dos años la gente ha empezado a escuchar.

Un momento crucial fue cuando empecé a recibir invitaciones para aparecer en programas de diferentes redes de comunicación, lo que me permitió hablar de sexo. Hoy tengo mi propio programa de televisión en el que puedo decir cualquier cosa. La gente me envía mensajes para decirme lo mucho que aprenden con él. Tener una valla publicitaria sobre salud sexual con mi cara resulta muy poderoso en un país tan conservador y católico. Estoy orgullosa de ello.

Hago hincapié en la importancia de la educación sexual y en que ésta debe empezar en casa. Como padres, debemos abogar por una educación sexual correcta para nuestros hijos en lugar de rehuirla. A los tres o cuatro años, los niños empiezan a hacer preguntas sobre el sexo. Nosotros, como padres, debemos aprender a responderlas correctamente en lugar de inventarnos historias sobre cigüeñas y paquetes.

Debemos estar dispuestos a hablar con nuestros hijos sobre sus cuerpos, incluidos sus penes, vulvas, diferencias con otros niños, enamoramientos, etc. Los jóvenes, independientemente de su sexo, necesitan aprender conceptos como el respeto de los límites, la petición de permiso antes de tocar y saber a quién acudir si se sienten incómodos. Estas lecciones deben enseñarse de forma eficaz y adecuada a la edad y al desarrollo, empezando por casa.

Instar a las mujeres a tomar el control y liberarse de las presiones sociales

Otra causa que me apasiona es ayudar a la sociedad a ver el sexo como algo saludable. De hecho, deberíamos celebrarlo. La capacidad de discutir abiertamente y expresar positivamente nuestra sexualidad sigue siendo la esencia de la salud sexual. Como mujeres, debemos reconocer que la sexualidad de una mujer afecta fundamentalmente a su vida diaria. Debemos tener un control total sobre nuestro cuerpo y expresar nuestra feminidad en nuestros propios términos.

Sin embargo, existen muchos desafíos para las mujeres, profundamente arraigados en las expectativas sociales sobre nuestra sexualidad. La gente juzga a las mujeres por no estar casadas, por ser esposas sin hijos, por tener hijos fuera del matrimonio, por no tener experiencia sexual, por ser mayores y por elegir el placer sexual. Estas limitaciones dificultan nuestra capacidad de ser lo mejor de nosotras mismas en el trabajo, en casa y en nuestras relaciones.

En consecuencia, debemos tomar el control. Creo que esto comienza con la apropiación de nuestro ser sexual y la aceptación de las complejidades de la feminidad. Esto nos permite arrojar nueva luz sobre cuestiones personales y sociales.

Por ejemplo, considerar el empoderamiento de la mujer a través de la sexualidad ofrece una imagen más realista y completa de la mujer. No la retrata simplemente como una víctima ni como una mujer liberada, sino como una mujer con una vida compleja y dinámica. El bienestar de una mujer sigue dependiendo de la toma de decisiones sobre su cuerpo, su placer y su sexualidad. Estas mujeres desafían y salen de los límites de las presiones y expectativas sociales. Ves a una mujer sin una simple etiqueta como virgen, novia, madre, esposa o zorra. Ves a una mujer en su totalidad.

Si empezamos ahora, podemos enseñar a la próxima generación a aceptar la prioridad de su salud y placer sexual. Pueden crecer siendo responsables de su sexualidad. Como resultado, podemos criar generaciones de mujeres que se sientan orgullosas, responsables, educadas y, lo que es más importante, que no se avergüencen de su identidad sexual y de lo que son.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado