fbpx

Viajó a Ucrania por amor, vio los estragos de la guerra

Por las noches, oía la sirena antiaérea y recibía alertas de riesgo de grupos de Telegram y aplicaciones del gobierno ucraniano. El miedo se apoderó de mí. Al cabo de unos minutos, oí un intenso tiroteo procedente de las calles, seguido de una fuerte explosión que más tarde descubrimos que era de un misil.

  • 11 meses ago
  • marzo 30, 2023
5 min read
Lucas Froufé poses in Kyiv, Ukraine. He travelled there to meet the woman he fell in love with in Spain. Lucas Froufé poses in Kyiv, Ukraine. He travelled there to meet the woman he fell in love with in Spain. | Courtesy of Lucas Froufé
PROTAGONISTA
Lucas Froufé creció en Ourense, España, donde trabaja en un club nocturno. Durante un viaje a Sevilla, conoció y se enamoró de una periodista ucraniana. Decidió viajar a Ucrania por ella y se dedicó a documentar lo que veía.
CONTEXTO
La invasión rusa tiene un trasfondo geopolítico de larga data, que tiene que ver con la negativa de Rusia a aceptar el acercamiento de la OTAN y la Unión Europea (UE) a la ex república soviética, que Moscú considera parte de su identidad y de su esfera de influencia. Esta invasión y la resistencia ucraniana determinaron el inicio de la guerra.
El punto álgido de la ocupación rusa en términos territoriales se produjo en marzo de 2022, antes de la retirada de las tropas rusas del norte de Ucrania en abril, para centrarse posteriormente sólo en el sur y el este.

KYIV, Ucrania – El 7 de septiembre, durante un viaje a Sevilla, conocí a una maravillosa mujer de Ucrania. Pasamos todo el viaje juntos y prometimos volver a vernos. Poco después, tomé un vuelo a Kiev para estar con ella. Nunca antes había visitado un país en guerra y no podía estar preparado para la aventura que me esperaba y que cambiaría mi vida.

Desde el momento en que la vi, sentí que había una conexión

Un día recibí una invitación de boda de mi primo. Como la ceremonia se celebraba el 10 de septiembre, decidí volar allí unos días antes para darles una sorpresa. Me pareció una gran oportunidad para pasar tiempo juntos, ya que vivimos tan lejos.

Una vez en Sevilla, fuimos al hotel a dejar mi equipaje. El vuelo me había agotado y quería descansar. Bajé al vestíbulo para registrarme. En ese momento, vi a la mujer más hermosa que jamás había visto. Estaba cerca del mostrador y nuestras miradas se cruzaron al instante. Me resultaba tan familiar, como si nos conociéramos de toda la vida.

Pasamos juntos los días siguientes, hablando durante horas. Inmediatamente nos dimos cuenta de que teníamos mucho en común. Parecía irreal. Después de la boda de mi prima, prolongué mi estancia para estar con ella. Sabía que tenía que volver a casa, pero la idea de dejarla me entristecía. Prometimos seguir en contacto.

Poco después, compré un pasaje para ir a verla a Ucrania. Mis familiares cuestionaron mis acciones y me sugirieron que iba demasiado rápido, pero nunca antes había sentido algo así. Todos a mi alrededor me desalentaron a volar allí. Conocía los riesgos de ir a un país en guerra. Aun así, mi motivación por reencontrarme con ella me empujó a seguir adelante.

Fui testigo del sufrimiento de la gente en Ucrania

Cuando por fin llegó la fecha de mi viaje, me sentí extremadamente nervioso. Los latidos de mi corazón se aceleraron durante todo el día. El viaje se me hizo interminable. En el avión, algunos pasajeros pensaron que era estadounidense y me preguntaron si iba a luchar en el frente. Todos parecían muy preocupados por la situación en Ucrania y la guerra se convirtió en el único tema de conversación durante todo el vuelo. Cuando aterrizamos, cogí un tren a Kiev, donde vivía ella. Al llegar, la vi en el andén. Cuando nuestras miradas se cruzaron, nuestros rostros se iluminaron de inmediato. Corrí a abrazarla y el tiempo se detuvo.

Aún no había asimilado mi situación y todo me resultaba extraño. A medida que pasaban los días, los momentos que compartía con ella quedaban eclipsados por el estrés constante de oír sirenas todos los días. La gente parecía tensa cada vez que sonaba una alarma. Podía ver el sufrimiento en sus rostros. Sólo querían que la guerra terminara.

Sufríamos cortes de electricidad varias veces al día y pasábamos horas a oscuras. El silencio nos pesaba. De vez en cuando, durante el día, cuando volvía la luz, las cosas parecían volver a la normalidad por un momento. Nos daba menos miedo saber que estábamos juntos en esto, ella y yo.

Todavía oigo las sirenas y los disparos en mi cabeza

Durante mi estancia, visité lugares ocupados en su día por las tropas rusas y recuperados posteriormente por Ucrania, como Borodyanka, un asentamiento urbano que quedó en ruinas tras la guerra. También viajé a la ciudad de Bucha, una ciudad importante cuyos habitantes sufrieron una masacre a manos de las tropas rusas durante la guerra. Ver todas las calles y edificios destruidos me cambió. Me partió el corazón y el alma pensar que antes eran ciudades llenas de vida, ahora reducidas a escombros.

Hacia el final de mi estancia, el 15 de noviembre, las tropas rusas lanzaron un ataque contra la ciudad donde residíamos. Por las noches, oía la sirena antiaérea y recibía alertas de riesgo de grupos de Telegram y aplicaciones del gobierno ucraniano. El miedo se apoderó de mí.

Al cabo de unos minutos, oí un intenso tiroteo procedente de las calles, seguido de una fuerte explosión que más tarde descubrimos que era de un misil. Impactó en una zona residencial cercana al centro de la ciudad. Todavía puedo oír los disparos cuando cierro los ojos. Cuando pienso en lo que otros han sufrido, me siento afortunado. No puedo ni imaginar lo que debe ser vivir con el temor constante de que tu hogar o tus seres queridos perezcan. Mi vida cambió después de aquel viaje.

Cuando regresé a España, me involucré más en las noticias y se me ocurrieron iniciativas para concienciar a la gente. También recogí cartas de las escuelas primarias de mi zona destinadas a los niños ucranianos, junto con otros artículos para enviarles. Me hace sentir más cerca de ellos. Muchas personas perdieron a miembros de su familia y sus hogares, y aunque es un pequeño gesto, espero que pueda servirles de consuelo.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado