fbpx
Valeria Salech, president of Mamá Cultiva, promotes Argentina's Law 23.350 in May 2019
Valeria Salech, Presidenta de Mamá Cultiva, Marcha por la legalización de la marihuana, Plaza de Mayo, Ciudad autónoma de Buenos Aires. 04 de Mayo de 2019. Fotos: Leonardo Rendo

Mamá Cultiva promueve beneficios del cannabis medicinal en Argentina

Antes de que naciera Emiliano, usaba cannabis de forma recreativa. Ni mas ni menos. ¿Quién iba a pensar que cambiaría la vida de mi hijo y, por tanto, la mía?

Valeria Salech
PROTAGONISTA
Valeria Salech es la fundadora y presidenta de Mamá Cultiva Argentina.

Inspirada por los cambios positivos que vio en la salud de su hijo cuando comenzó a administrar cannabis medicinal, fundó Mamá Cultiva con el objetivo de informar y promover el autocultivo y la regulación del cannabis para la salud y la calidad de vida.
CONTEXTO
En 2015, Valeria Salech y Mamá Cultiva ayudaron a desatar el debate en Argentina sobre la necesidad de sancionar un marco regulatorio para el uso de canabbis medicinal.

Dos años después, el Congreso promulgó la Ley 27350, que tiene como objetivo “establecer un marco normativo para la investigación médica y científica sobre el uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo la atención integral de la salud”.

Sin embargo, Mamá Cultiva continúa abogando por cambios a la ley, a saber, que incluya disposiciones para “autocultivo, cultivo solidario y cultivo comunitario”.

Siguea Mamá Cultiva en Twitter, Facebook e Instagram.

BUENOS AIRES, Argentina—Mi hijo fue diagnosticado con epilepsia y autismo al nacer. Para lidiar con sus síntomas, tomaba innumerables pastillas todos los días.

Cuando volvimos del médico, acepté pegar un calendario en el refrigerador con todos sus medicamentos recetados. Hasta entonces me olvidaba de las cosas, pero por la salud de Emiliano eso tenía que cambiar.

Ese cronograma, ubicado en el lugar más visible de la casa, se convirtió en mi declaración, mi compromiso de que manejaríamos este obstáculo.

La medicina tradicional, nuestra salvadora y peor enemiga

Hasta los 9 años, Emiliano tomó pastillas religiosamente: tres anticonvulsivos, medicamentos psiquiátricos, otros para ayudarlo a conciliar el sueño y más para proteger su sistema digestivo, dañado por todas las otras pastillas.

Pasaron los días y mi hijo no tenía convulsiones. Aunque parecía estable, también estaba aislado del mundo. su mirada desenfocada. A pesar de todos mis esfuerzos, nuestra conexión era muy débil; el dolor y la tristeza me invadían cada vez que pensaba en ello.

Con el paso de los años, el horario de la píldora cambió de acuerdo con su peso, altura y necesidades, pero no mejoró.

Los médicos me decían que esa era la enfermedad y que no se podía hacer nada. Desde el primer día nos dijeron que no llegaría a la adolescencia. Más allá de la corta esperanza de vida, le pronosticaron una pésima calidad de vida.

Ellos no sabían lo equivocados que estaban.

El cannabis transforma la vida de mi hijo

Antes de que naciera Emiliano, usaba cannabis de forma recreativa. Ni mas ni menos. ¿Quién iba a pensar que cambiaría la vida de mi hijo y, por tanto, la mía?

Una vez, estaba hablando con una amiga que cultivaba cannabis ella misma. Me habló de los beneficios medicinales y me dio aceite de cannabis.

Lo pensé y finalmente decidí probarlo. Por supuesto, primero lo probé en mí misma y no sufrí ningún efecto secundario negativo. El siguiente paso fue probarlo directamente en Emiliano. La primera vez, le dimos una dosis mínima.

A medida que pasaban las horas, su mirada comenzó a brillar y acarició a nuestros dos perros, lo que nunca hizo. Nunca lo había visto así; recordar las emociones que sentí ese día todavía me pone la piel de gallina. Pequeños momentos como ese fueron, para nosotros, parte de un gran cambio.

Desde ese día, a la edad de 9 años, hasta hoy, Emiliano toma solo una pastilla anticonvulsiva por día. No necesita a las demás gracias al cannabis medicinal. Gracias a este tratamiento, ya no depende de somníferos ni de pastillas para aliviar sus dolores gástricos.

Dando vida a Mamá Cultiva

En 2016 creamos la organización no gubernamental Mamá Cultiva. A través de esto, junto con un grupo de especialistas, ayudamos a las personas que están sufriendo.

Algunos de los que vienen tienen la enfermedad de Parkinson, depresión o dolor crónico muy profundo. El cannabis medicinal ofrece a cada uno de ellos un posible tratamiento para sus síntomas, y nosotros estamos para acompañarlos y asesorarlos.

Puedo contar cientos de historias inspiradoras que me conmovieron, pero ninguna se compara con las madres que perdieron a sus hijos y continúan luchando por nuestra causa. Esas almas caminaron hacia la muerte con una sonrisa gracias al cannabis.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Natalia Medina is a journalist and producer who works in graphics and radio who is always looking for stories to tell.