fbpx

Convertirse en la mejor ciclista juvenil de Colombia (Galería de fotos)

Mi objetivo es batir el récord mundial juvenil de los 500 metros este año.

Protagonista
Marianis Salazar Sánchez es la Campeona Panamericana de Ciclismo en Pista Juvenil 2019.

Vive en Barranquilla, Colombia, una ciudad donde el ciclismo es el deporte por excelencia. Los ciclistas, en su mayoría hombres, entrenan en el velódromo. Ella es una de las pocas competidoras exitosas.
Contexto
Marianis Salazar Sánchez pertenece a la generación de ciclistas nacidos en el siglo XXI en Barranquilla, Colombia. Una ciudad con más de 1.2 millones de habitantes, según datos del censo de 2018. Esta ciudad tiene un sólo velódromo, inaugurado en 1992, y una historia reciente de campeones masculinos entrenados en este escenario.

El ciclismo en pista de la región atlántica de Colombia tuvo a los pioneros José Caballero en los años 70 y 80, el primero en competir en eventos de pista sin siquiera tener un velódromo en la ciudad. Luego, con la inauguración del velódromo, entraron en escena campeones nacionales como Rodrigo Barros y Jhonatan Marín. Ayudaron a formar la selección colombiana y medallistas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2006.

La aparición de Marianis Salazar, y sus resultados en los Juegos Panamericanos, la convirtieron en la mujer con mejor representación y podio en esta modalidad de ciclismo.

Desde 2018, cuando debutó en un evento ciclista nacional, y hasta mediados de 2021, ha ganado 17 finales individuales (cuatro en Juegos Panamericanos) y tres finales por equipos en ocho campeonatos. En su debut en un Campeonato Panamericano de Élite y compitiendo por encima de su grupo etario, ganó una medalla de bronce en Perú.

En junio de 2019, un año después de su aparición, Salazar Sánchez estableció un récord colombiano de juveniles en los 500 metros en Medellín con salida detenida: 35 segundos y 186 centésimas. Siendo junior, la ciclista barranquillera batió el récord de Martha Bayona de 2003 y se estableció en los Juegos Panamericanos Junior, según la Federación Colombiana de Ciclismo.

Desde ese día, Marianis Salazar y su entrenador Ricardo Moreno pretenden establecer un récord mundial en los 500 metros juveniles.

Colombia viene desarrollando un programa llamado PAD Pista desde noviembre de 2020. Es un programa para talentos avanzados en el ciclismo en pista, que le ha permitido tener 1.8.500 jóvenes menores de 20 años entrenando y compitiendo.

Sólo cinco mujeres y 22 hombres llegaron a la fase del proyecto que elegirá una selección para el Panamericano de Ciclismo 2021.

Colombia ha tenido tres mujeres con títulos mundiales de pista: María Luisa Calle (2006) en seniors, y las jóvenes Jessica Parra (2013) y Camila Valbuena (2014), pero las tres en semifondos; es decir, deportistas nacidos a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar y para su entrenamiento especializado en pruebas de respiración larga.

Marianis Salazar quiere ser la primera velocista en la cima del mundo con la bandera colombiana. Entrena al nivel del mar, y su talento está dando síntomas que intentará.

Con más de 46 millones de habitantes, Colombia tiene solo 11 departamentos (32 tiene el país) con ligas ciclistas. Este número fue el que participó en el Nacional Juvenil de Cali 2021.
Sólo siete ciudades de las 11 ligas tienen velódromo, y seis de esos lugares están a más de 900 metros sobre el nivel del mar.

Colombia es un país de ciclistas de ruta entrenados para escalar montañas, subidas importantes y eventos de media distancia.

La Atlantic Cycling League con Marianis Salazar es una excepción a esa regla para los ciclistas mayores.

La Atlantic Cycling League tiene 15 clubes afiliados, de los cuales solo dos entrenan en la modalidad de pista y 354 atletas están afiliados. Las modalidades de pista, BMX, carretera y estilo libre son las modalidades que entrenan estos clubes.

BARRANQUILLA, Colombia— No todos pueden ser olimpistas en América Latina.

A los 18 años, soy campeona panamericana de ciclismo en pista junior 2019. Mi próximo objetivo es estar en el próximo podio de un campeonato mundial juvenil.

He superado lesiones, una pandemia y desafíos financieros para perseguir mi sueño.

Fuera de las pistas después de mi victoria en 2019

Después de ser la ciclista más rápido en el Campeonato Panamericano Junior 2019, tenía grandes expectativas. Me gradué de la escuela secundaria en 2020 y esperaba ir a mi primera Copa del Mundo.

Entonces, la pandemia detuvo mis sueños.

Sin competencias y con limitaciones de entrenamiento por cuarentena, subí de peso y mi cuerpo empezó a cambiar.

Al reabrirse las competencias, experimenté mi primera lesión grave. Durante una carrera, estaba mirando mi rueda delantera, viendo quién iba delante.

De repente, mi bicicleta se detuvo y vi todo al revés, como en una película. Cuando desperté, sentí todo de mi cuerpo sobre mi hombro derecho.

Me había fracturado la clavícula derecha.

A medida que pasaban los minutos, el dolor crecía. Las lágrimas caían de mis ojos. Después de varias horas y varios hospitales, los médicos dijeron que podían operar, pero debía esperar 21 días. El dolor era insoportable.

Gracias a un amigo de mi papá, conseguimos una cita dos días después para que me operaran.

Volver a la competencia resultó difícil

Justo cuando estaba listo para volver a la pista, mi papá comenzó a sentir un tremendo dolor en el brazo y en el lado izquierdo del pecho. Cuando llegó a la clínica de emergencia, lo ingresaron por una enfermedad cardíaca.

Él trabajaba como conductor y sus ingresos dependían de su productividad. Mi mamá, que vende productos de belleza, tuvo que reducir su horario de trabajo para cuidarlo.

Mi hermano, de quien heredé mi amor por el ciclismo en pista, trabajaba en el rubro del comercio exterior y se convirtió a la fuerza en nuestra principal fuente de ingresos. Con el paso de los meses, los ahorros de mi familia se gastaron, cubriendo mi accidente y lesiones.

Recibimos algo de apoyo del gobierno, pero mi deporte requiere mucho de mi familia. Tenemos que comprar implementos, ruedas, herramientas, cascos, zapatos, anteojos, cinturones, tubos, comida para mantener mi peso ideal de 70 kilos (154 libras), fisioterapia y un psicólogo, todo para seguir siendo competitivos.

No tengo patrocinador.

Derrotando a deportistas altamente entrenadas en peru

Una vez que se resolvieron mis problemas de salud y financiero, quise quedarme en casa para atender las necesidades de mi familia. Mi hermano me ayudó.

Luego, sin previo aviso, unos días antes del nuevo año, dio positivo por Covid, lo que nos obligó a ponernos en cuarentena. Una vez más, estaba encerrada y no podía entrenar.

Mi entrenador Ricardo Moreno se aseguró de que volviera a entrenar con pesas para que pudiera volver a las competencias.

Tras nuestra racha negativa, todo empezó a mejorar. No había competido en 23 meses, hasta que fui a mi primer Campeonato Panamericano en Perú. Gané una medalla de bronce en los 500 metros.

Estar en un podio Elite cuando era joven fue un gran logro. Vencí a la guatemalteca Johan Rodríguez, ciclista que entrena en el Centro de Alto Rendimiento de la Unión Ciclista Internacional en Suiza.

Aunque pude vencer a una oponente con más experiencia, sabía que tenía que seguir aprendiendo y entrenando duro.

Meses después, mis compañeros y yo logramos ganar siete finales en el Campeonato Nacional Juvenil. Varios colombianos, incluida yo, han demostrado ser los mejores en las pruebas de velocidad.

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

Nilson Romo Mendoza is a journalist with 24 years of experience in the media in Barranquilla, Colombia. His chronicles and reports aim to show the realities of society through a portrait of his characters.