fbpx

Militares libaneses me golpearon cuando intentaba salvar a refugiados sirios

Cuando empezaron a golpearnos, casi me rompen la nariz. Al día siguiente, moreones cubrían mi cuerpo por todos lados y mi ojo se puso negro. Con conocimientos de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar, solo queríamos ayudar.

  • 1 año ago
  • enero 10, 2023
5 min read
Refugees at Syrian camps in Lebanon face harsh living conditions with food, water, and medical supplies hard to come by. | Photo courtesy of Aisha Amella
Interview Subject
Aisha Amella is the Ambassador in Argentina of World Hijab Day. She holds a degree in Islamic Sciences and is a member of the Islamic community in Salta, Argentina. In March 2022, she traveled for three months to a refugee center in Lebanon to conduct research for her master’s thesis. There she chose to provide assistance at Lebanese refugee camps housing Syrians who escaped the war.

She had a particular interest because her husband, whom she met through family friends, is himself a Syrian refugee in Lebanon. Aisha says she witnessed the killing of refugees during what is now a widely publicized event where Lebanese military officials allegedly shot at a ship of refugees, resulting in loss of life. Aisha has repeatedly asked the Argentinian government to provide visas to some of these refugees, to no avail. She started a petition to urge the Argentian government to remove obstacles for Syrian refugees seeking visas and she conducts a campaign called “Save Syrian refugees” in order to give visibility to the harsh reality that they face.
Background Information
The Muslim community located in the province of Salta, Argentina, requested permission from the Argentinian government for the entry of five Syrian refugees into Lebanon. The young women (whose names are withheld for safety) are between 10 and 20 years old. Syrian refugee camps in Lebanon are divided into areas where it is difficult to get resources. The houses are precarious including plastic tents directly on the ground. The fields are divided every 200 people with only one bathroom. They are in different regions and far away from one another. According to Aisha, people often have to walk up to 200 kilometers for water, food, and medical supplies. The weather conditions are extreme. In summer it is too hot and in winter it snows.

According to The New Humanitarian, more than 1.5 million refugees remain displaced in Lebanon. In 2020, Lebanon hosted the second largest population of Syrian refugees around the world, second only to Turkey. At that time over 865,000 Syrian refugees were recorded as being in Lebanon. Stanford’s Immigration Policy Lab said in 2021 that the Syrian refugees wanted to go back, which highlights the story from Aisha wherein Syrian refugees were taking a ship out of Lebanon.

SALTA, Argentina ꟷ Estuve tres meses en un centro de refugiados en Líbano. El 24 de abril de este año, un barco con refugiados sirios trató de escapar de Líbano.

Lee más historias de refugiados de todo el mundo en Orato World Media.

Los militares libaneses estaban cerca de la costa hundieron la embarcación, los atacaron de todos lados. Y murieron personas que en su mayoría eran mujeres y niños, que trataban de salvar sus vidas volviendo a la costa. Y lo que hicieron los militares fue empezar a disparar como si estuvieran jugando a matar pescados.

Voluntaria golpeada al intentar ayudar a refugiados moribundos

Como voluntarios que ayudábamos a los refugiados en Líbano, intentamos traspasar las vallas para ayudar a la gente del barco. Fue entonces cuando las autoridades nos atacaron. Cuando empezaron a golpearnos, casi me rompen la nariz. Al día siguiente, moratones cubrían mi cuerpo por todos lados y mi ojo se puso negro. Con conocimientos de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar, solo queríamos ayudar.

A medida que más gente del Líbano empezaba a llegar al lugar, los militares no podían hacer frente a la situación. Les disparaban para que no lleguen a la costa. Intentamos meternos y nos golpearon de manera terrible. Nos encarcelaron para que no vayamos a socorrer a esas personas.

Como no querían tener problemas con embajadas extranjeras, al final dejaron marchar a los prisioneros. Todavía me desconcierta que la embajada argentina no hiciera nada por mi salida. A mis 33 años, nunca imaginé vivir algo así. El 24 de abril de 2022 se convirtió en el día más terrorífico de mi vida.  

Al otro día, los refugiados, hicieron el sepelio de los cuerpos que pudieron encontrar. Los libaneses extremistas salieron a la calle con armas grandísimas y disparaban.

Eran tantas luces que parecían fuegos artificiales, como si estuvieran celebrando algo, pero con balas. Nosotras nos tuvimos que esconder en un negocio porque tiraban para todos lados. En ese momento, lo único que le pedía a Allah (Dios) era que proteja a mi hijo. -Si me salvé de la terrible golpiza del día anterior, de esta, no salgo-, pensé.

Trabajé en el Líbano para ayudar a las mujeres que quedaron atrás

Cuando llegué al refugio, conocí a las jóvenes y niñas que me contaron su historia. Ellas, eran vecinas y quedaron huérfanas cuando inició el conflicto bélico en Siria. Son integrantes de dos familias, cuando cayó una bomba en sus casas, fueron las únicas que se salvaron.

La mayor tiene 20 años y cuida de las más pequeñas. Ella tiene un título de una universidad muy importante en ciberseguridad. Pero en Líbano no la dejan ejercer su profesión por la discriminación, como a muchos otros refugiados.

Así que esta joven tiene que ir a trabajar limpiando casas, en fábricas, en condiciones inhumanas. Está desde el año 2013 en esta situación. Las niñas corren riesgo de ser captadas por redes de prostitución y tráfico de órganos.

Fui directamente a la embajada Argentina en Líbano donde hablé con el Cónsul que estaba en ese momento y no le interesó. Dijo que solamente hacía visas para las personas de las que ACNUR les enviaba la solicitud. Las niñas están inscritas en esta organización desde el 2013. Estamos en 2022 y siguen abandonadas en esos campos.

Aisha shared a video interview she conducted with residents at the refugee camp in Lebanon (English captions available)

Descargo de responsabilidad de traducción

Las traducciones proporcionadas por Orato World Media tienen como objetivo que el documento final traducido sea comprensible en el idioma final. Aunque hacemos todo lo posible para garantizar que nuestras traducciones sean precisas, no podemos garantizar que la traducción esté libre de errores.

#GlobalCooperationNow

Pledge to be a #ConsciousCitizen today and demand #GlobalCooperationNow! by signing this petition. Sign Our Petition.

¡NUNCA TE PIERDAS UNA HISTORIA!

Recibe cada semana tus noticias en primera persona.

PERIODISMO LITERARIO CON TOQUES ÚNICOS

APLICAN TERMINOS Y CONDICIONES.
ÚNETENOS

Relacionado